Kirby’s Epic Yarn • Página 2

La dificultad no hace la felicidad.

Lo cual nos lleva a la pregunta que hacíamos al principio. Kirby's Epic Yarn es, seguramente, uno de los juegos más fáciles de todo el catálogo de Wii: el protagonista no puede morir y la mecánica (aparentemente) no te penaliza duramente por fallar un salto o recibir el impacto de un enemigo. Pese a ello, un ingenioso diseño de niveles (algo que queda especialmente patente cuando Kirby "descose" nuevas partes de la pantalla) y una desbordante imaginación para crear situaciones variadas y entretenidas hacen que la falta de dificultad pase a un segundo plano convirtiéndose casi en una virtud, por paradójico que parezca.

Para compensar esa ausencia de reto (que no de emoción), Epic Yarn incluye multitud de coleccionables y secretos que fomentan la exploración y alargan el núcleo de la aventura. Hay un total de 168 objetos y más de 180 tipos de tela que podemos utilizar para adornar el apartamento de Kirby (en un minijuego muy al estilo Animal Crossing), así como 52 CD's de música que desbloquean sendas canciones de la banda sonora. Y si nos interesa más un reto con dificultad que simplemente acumular extras, en Epic Yarn también podemos intentar conseguir la medalla de oro en todos sus niveles, recolectando las gemas que hay desperdigadas en ellos. Terminarlos puede ser cosa de niños, sí, pero conseguir todas las medallas es muchísimo más complicado.

2

Good-Feel, además, también parece haber aprendido de los errores pasados de Nintendo con respecto al modo cooperativo para dos jugadores. Su implementación en Super Mario Galaxy 2 era meramente anecdótica (por no decir que estaba metida con calzador) y en Donkey Kong Country Returns habían diversos problemas que provocaban una merma en la jugabilidad, pero Epic Yarn ofrece una experiencia totalmente satisfactoria y carente de defectos, haciendo que el juego sea aún más divertido, si cabe. Uno de los jugadores maneja a Kirby mientras el otro hace lo propio con el Hilván, teniendo ambos la misma libertad de movimiento y acceso a las habilidades. En determinadas ocasiones el juego también obliga a cooperar o incluso compartir el control entre los dos jugadores, exigiendo una correcta coordinación de movimientos. Es una pena, eso sí, que el modo cooperativo no se pueda disfrutar online.

Kirby's Epic Yarn es el paradigma perfecto de videojuego para todos los públicos: es fácil y accesible incluso para gente que no ha tocado una consola en su vida, pero al mismo tiempo sabe ofrecer alicientes y recompensas para que el jugador experimentado no se aburra ante la evidente ausencia de dificultad. Y si a ello le sumamos un exquisito apartado audiovisual, un inteligente diseño de niveles y un derroche de carisma y ternura por los cuatro costados, es imposible no aplaudir el trabajo de Good-Feel y considerar a Epic Yarn como uno de los mejores juegos de plataformas de la actual generación.

9 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Kirby’s Epic Yarn Josep Maria Sempere La dificultad no hace la felicidad. 2011-03-01T08:00:00+01:00 9 10

Comentarios (9)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!