Islands of Wakfu

Selatrops, dragones y cintas de vídeo.

Versión probada: Xbox 360

A los amantes de los MMORPG os sonarán los nombres Dofus, Dofus Arena y Wakfu, unos títulos creados por el estudio francés de Ankama Play con relativo éxito en el género. Ahora, con la expansión de las plataformas online en las consolas de sobremesa, llega Islands of Wakfu en exclusiva para Xbox Live Arcade.

Se trata de un spin-off de Wakfu, aunque excepto en la ambientación y en el nombre, poco tiene que ver con el universo de los juegos online masivos. De hecho, guarda incluso escasas semejanzas con el rol. Podríamos decir que nos encontramos ante un beat'em up a la antigua usanza con un aspecto de lo más bonito.

Islands of Wakfu tiene un argumento simple y poco original, pero cumple con su cometido ofreciendo una nueva batalla entre el bien y el mal. Los protagonistas son Nora, una selatrop, y su hermano Efrim, un dragón (no sabemos nada de quiénes son los padres, afortunadamente). Nora debe someterse a un ritual de iniciación antes de tiempo para salvar a su pueblo de los Lufu, una amenaza exterior que pretende acabar con la naturaleza del universo de Dofus, donde se desarrolla la aventura.

Como decíamos, Islands of Wakfu es un título que se centra principalmente en la acción, quizás en exceso. La principal particularidad del juego es la interacción entre los dos protagonistas. Cada uno tiene sus propias habilidades. Si bien Nora es ideal para los combates cuerpo a cuerpo y además tiene la baza de teletransportarse detrás del enemigo, el dragón Efrim es clave para atacar a distancia con sus salivazos y su rapidez, que le permite moverse a mayor velocidad. Hay que saber cuándo usar cada uno, y te lo ponen fácil porque con sólo tocar un botón podremos cambiar entre uno y otro para afrontar con mayor éxito cada batalla según las capacidades de los antagonistas a los que nos enfrentamos.

A medida que se avanza a través de los catorce capítulos de los que se compone el juego se desbloquean diversas habilidades. Estas mejoras, llamadas "artes dimensionales", inflingen un daño mayor y sólo pueden usarse un número determinado de veces. Como suele suceder, cuanto mejores son más recursos consumen.

La adquisición de nuevas destrezas es la única semejanza que el título guarda con un juego de rol. Los escenarios, a pesar de ser relativamente amplios, no dejan apenas lugar para la exploración y ofrecen un desarrollo excesivamente lineal con incesantes y multitudinarios combates. A pesar de haber algún pequeño puzzle en determinados niveles, la presencia de éstos es meramente testimonial.

Visualmente el título cumple con escenarios muy bonitos y recreados con mucha vida. Nos encontramos ante un mundo colorido que incluso en las recreaciones oscuras es capaz de ofrecer una paleta de colores bastante viva. Sin duda, si algo tiene Islands of Wakfu es que entra por los ojos.

Ankama Play cumple en su primera incursión en las consolas con este título descargable, aunque peca de querer ser un Action-RPG y quedarse en el camino. Aunque no está al nivel de los grandes de Xbox Live Arcade, es una aventura que está bien y no se hace excesivamente pesada en las aproximadamente seis horas que dura. Tal vez un poquito más de variedad en el desarrollo y un sistema de habilidades más elaborado habrían aportado una mayor rotundidad a lo que da la sensación que han querido ofrecer.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Islands of Wakfu José L. Ortega Selatrops, dragones y cintas de vídeo. 2011-04-12T16:00:00+02:00 6 10

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!