Guitar Hero: World Tour

Ahora con batería y micro.

¿Existe mayor humillación para un entusiasta seguidor de Guitar Hero que perder en un duelo contra jugadores novatos? Puedo aseguraros que sí, y yo lo he sufrido en mis propias carnes. Los hechos que voy a relatar siguen intactos en mi memoria.

Sucedió en Leipzig, una pequeña ciudad alemana en donde a la mínima que te despistas te endosan algo relacionado con Bach. Fue durante la Games Convention, el primer gran evento al que el equipo de Eurogamer España pudo viajar en calidad de enviados especiales. Asistíamos a la presentación de la cuarta entrega del citado juego de rock, Guitar Hero World Tour.

Como era de esperar, los nuevos instrumentos acaparaban todas las miradas. Hago un inciso para los más despistados, y os recuerdo que el último Guitar Hero ha copiado la idea de Rock Band de añadir una batería y un micrófono como complementos a la ya clásica guitarra de los juegos anteriores. Ahora podrás tocar con hasta tres compañeros al mismo tiempo y formar una banda con ellos, que a su vez podrá competir con otras bandas a través del juego por Internet.

Volviendo al país donde la cerveza es más barata que el agua. Allí estaban los instrumentos, sobre el escenarios, solitos y tentándome. La guitarra, sin llegar al nivel de preciosismo de la Fender Stratocaster de su competidor Rock Band, había ganado muchos puntos, y eso que la Gibson Les Paul de Guitar Hero III ya era toda una delicia. Parecía un 25% más grande (y en efecto, sí que lo es realmente). Incluía además un barra de vibrato más voluminosa y como principal novedad una nueva “slide bar” en el mástil con la que se podían enlazar notas para los solos y hasta puntear. ¡Groovy!

1

Me sorprendió que el micrófono fuera de cable en lugar de inalámbrico como el de su rival. Sin embargo, en un arrebato de optimismo pensé en todo el partido que podría sacarle como elemento dramático para mis actuaciones estelares. Estirón de orejas -eso sí- para sus diseñadores.

Sin embargo, si con la guitarra y el micrófono simplemente habían conseguido llamarme la atención, fue con la batería con lo que definitivamente me vendieron el juego. ¡Que gozada amigos! Con tres parches, dos platos de altura ajustable y pedal se asemejaba muchísimo a una de verdad. Sabiendo lo que tenían entre manos, nos explicaron con una sonrisa en la boca otras de sus características: totalmente sin cables, con sensor de velocidad y hasta una salida MIDI en la parte posterior para conectarla y así utilizarla como un instrumento electrónico profesional.

Después de la presentación de los nuevos instrumentos y con todo el público deseando ver una demostración en vivo del conjunto llegó uno de los momentos más soporíferos de la presentación. Todavía quedaban dos importantes novedades que mostrar, el editor de personajes y el de canciones.

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!