Guía Darksiders II, El Caldero

Tu cita con la Muerte.

2. Guía Darksiders II - El Caldero

Cuando entres en el Caldero, un nombre que ni pintado para el lugar, ve hacia la derecha para desbloquear la puerta que hay al final de la habitación, y luego entra. Acaba con los golems y abre el cofre que hay ahí mismo. Es un buen momento para recordarte que puedes mejorar las armas, así que abre tu inventario y haz algunos apaños.

En la entrada verás que hay una especie de formaciones redondas que escupen una lava amarillenta; esas son las bombas de sombra, unas bombas extremadamente volátiles que pueden usarse para destruir o desplazar determinados objetos. Coge una de estas y lánzala a la otra palanca que hay delante para abrir la siguiente puerta. Fácil, ¿no?

Vuelve a la bomba sombra y lanza una a los cristales que hay en el fondo de la habitación, lo que te garantizará otro cofre y un par de golems más. Sigue avanzando y llegarás a una habitación en la que hay una puerta con un candado para la cual necesitas una llave. Mata a los golems y sigue hacia el norte por la puerta que no está cerrada.

Te encontrarás delante de una gran habitación con un gran foso de lava, así que usa las habilidades de Muerte para subir por la cornisa de madera que hay a la izquierda. En la zona opuesta de la habitación verás otra bomba sombra y una pared por la que puedes subir, y a su derecha un muro abierto. Sitúa a Muerte mirando a la planta y ve hacia la izquierda; en ese muro debería haber otra cornisa de la madera por la que subir.

Sube y alcanza el poste para llegar a otras cornisas que están más arriba. Así podrás sortear el obstáculo y saltar justo delante de la bomba sombra. Cógela y lánzala al nivel que hay en la esquina derecha para desbloquear otra puerta. Cuando la palanca se haya activado baja hacia la izquierda para llegar antes a la puerta.

Ahora se te presentará muy amablemente a otro tipo de enemigo. Son unos tipos verdes que llevan una especie de armadura y que pueden lanzar rocas y fuertes golpes. Digamos que son como una versión neolítica, algo más evolucionada, de los enemigos normales. Cuando le mates a él y a todos los secuaces las puertas se abrirán de nuevo. Sal por la otra puerta, por la que no has entrado, y sigue el pasillo para encontrar un cofre con un mapa de la mazmorra dentro (todo esto recuerda mucho a Zelda, por cierto).

Sigue por el pasillo hasta que empieces a ver algo de acción: parece que unos golems están atacando a un stalker. Mátalos a todos, sube las escaleras que hay en la habitación y abre el cofre para encontrar la llave que necesitabas. Vuelve hacia la puerta cerrada, usa la llave y atraviésala.

Volver al índice de la guía de Darksiders II.

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!