Guía Dark Souls - Anor Londo

Prepárate para morir.

Guía Dark Souls - Anor Londo

La cosa ya se ha puesto seria, así que si has llegado hasta aquí te damos la enhorabuena. Bienvenido al que es, de lejos, el nivel más difícil al que te has enfrentado. Ve a por él siendo plenamente consciente de las dificultades que encontrarás por el camino. Lo mejor que puedes hacer, y también lo más satisfactorio, es equiparte con las mejores armas y objetos que puedas.

Cuando los demonios te dejen allí, sube por las escaleras que hay delante de ti y encontrarás a un gran enemigo que podrás esquivar sin dificultad; golpearle en la espalda hará que caiga irremediablemente. Entra en la habitación que tienes delante y verás a dos gigantes más custodiando un cofre del tesoro. Elíminalos uno a uno.

Fuera de la habitación hay un gran jardín por el que puedes avanzar de tres maneras: por la izquierda, donde hay un fuego con un NPC dentro, por la habitación que tienes delante parecida a la anterior pero con dos cofres o por la derecha.

Por ese camino encontrarás un ascensor, pero justo cuando te subas a él te atacará una Gárgola que deberás abatir de la misma forma que abatiste a la primera que apareció al principio del juego. Cuando termines baja las escaleras y ve hacia la izquierda. Sube por la cornisa para entrar en el edificio.

Una vez dentro te atacarán dos enemigos de nuevo, redúcelos tranquilamente en combate cuerpo a cuerpo preferiblemente que a distancia. Sigue y cuando llegues al cruce atrae a tus enemigos para deshacerte de ellos inmediatamente. Limpia la zona y baja por las escaleras de la parte inferior de la habitación hasta que llegues a la palanca que activa el ascensor. Te volverá a atacar otra Gárgola así que ándate con ojo.

Examina todas las zonas con el ascensor para encontrar algunos tesoros y cuando termines ve hacia la parte superior. En esta zona hay dos gigantes ante una puerta cerrada, atráelos hacia ti de uno en uno y luego avanza hacia el área con tres demonios para eliminarlos de la misma forma. Aunque estos demonios no son máquinas de matar sus ataques podrían fulminarte si no estás bien equipado.

Ya enviados al otro barrio, ve por la izquierda y acaba con las otros demonios que te esperan pacientes. Sigue por la cornisa de la izquierda, donde te atacarán dos arqueros negros. Embózate con tu escudo y acaba con ellos. Piensa que el espacio que tienes disponible es muy reducido, por lo que la lucha será especialmente encarnizada, y por qué no decirlo, frustrante.

Sigue por la cornisa y tómate tu tiempo para explorar la habitación cercana y matar a algunos caballeros negros que se encuentran por el camino. Sube las escaleras, entra por la puerta de la izquierda y llega hasta la azotea. Mata a los dos últimos caballeros y baja de la torre.

Ahora encontrarás una gran sala donde podrás abrir la enorme puerta custodiada por los gigantes y en la otra podrás acceder al temido jefe final.

Volver al índice de la Guía de Dark Souls

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!