Guía Dark Souls - Undead Asylum Segunda Parte, Demonio Stray

Prepárate para morir.

Guía Dark Souls - Undead Asylum: Segunda Parte

El mapeado de Dark Souls es un laberinto conectado meticulosamente. En efecto, existe una forma de volver al viejo refugio donde habíamos aprendido las bases para nuestra aventura. Sólo se puede acceder a la zona a través del ascensor del Santuario de los Muertos Vivientes que conecta con el Santuario de Fuego. Tómalo, salta sobre el muro que sobresale un poco y ve hacia la derecha en el poco espacio que hay disponible. Delante de ti hay una columna, salta por encima y sigue el camino hasta la torre.

Cuando llegues a la parte superior encontrarás el Nido del Cuervo. Baja la colina y acaba con los zombis. Ahora son más fuertes que antes pero tampoco es que deban causarte muchas molestias. Tu primer objetivo es dirigirte hasta la antorcha que hay en una habitación. Recuerda tener cuidado al pasar por el lugar donde luchaste contra el Demonio porque el suelo puede derrumbarse. Mantente bien pegado a las esquinas.

Antes de la batalla equípate un escudo y una espada que sean resistentes al fuego.

Undead Asylum: Segunda Parte - Jefe Final - Demonio Stray

Justo después de que el suelo colapse te encontrarás cara a cara con este temible contrincante. Olvida los movimientos lentos y comedidos, ahora esta criatura es una máquina de matar. El demonio tratará de atacarte desde el principio así que mantén en todo momento tu escudo en alto, esquívalo y trata de permanecer a sus espaldas en los ataques.

En un momento determinado el Demonio se alzará y tratará de aplastarte, sal pitando. El patrón de movimientos siempre será el mismo: carga y embiste. La batalla será larga y solorosa, pero no te rindas. Si has llegado hasta aquí, ya no vale la pena dejarlo. Recuerda quedarte detrás suyo todo lo que puedas.

Cuando lo mates se te dará una llave que abre la puerte de la habitación de arriba, custodiada por dos esqueletos con un mal día.

Volver al índice de la Guía de Dark Souls

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!