GoldenEye 007

Misión cumplida.

Versión probada: Wii

¿Vendería lo mismo este GoldenEye 007 de no llevar ese mítico nombre en la portada? Probablemente no, y es que ha sido un juego muy esperado durante mucho tiempo. Todavía recuerdo los gritos entusiastas por parte de muchos de sus seguidores cuando esta actualización del clásico de Nintendo 64 fue presentada en la famosa conferencia de Nintendo del pasado E3. No hacía falta estar presente en el Kodak Theater para sentir la euforia que generó entre los fans este anuncio, sus gritos de emoción se expandieron por la red vía streaming. Es lo que tiene llevar ese legendario nombre bañado en letras de oro... ¡Pero ojo! Es una arma de doble filo. Por un lado te asegura unas ventas extra por parte de los nostálgicos, pero por el otro te enfrenta a una comparación minuciosa con un juego –tan mítico como mitificado– que aún a día de hoy es toda una institución en lo que se refiere a shooters para consola.

Afortunadamente, esta puesta al día del clásico de Nintendo 64 se ha saldado con un resultado más que satisfactorio. El veterano estudio británico Eurocom ha conseguido crear un FPS que, aunque no llega al nivel del original, sí que cuenta con motivos suficientes para contentar tanto a los mencionados nostálgicos, como a esas nuevas generaciones a las que hay que explicarles que hace unos años los juegos venían en unas cosas llamadas cartuchos.

La pregunta acerca del nombre del juego no es gratuita, tiene un motivo y es muy simple, y es que aunque este juego para Wii se llama GoldenEye 007 poca cosa tiene que ver con la película y con el juego de Nintendo 64 en los que se basa. Respecto a la película de 1995 siguen estando presentes la base argumental y los personajes, pero el guión del juego nos llevará a nuevas localizaciones y tendrá un desarrollo algo distinto. Por otro lado, veremos desfilar por la pantalla algunas de las localizaciones más recordadas del juego programado por Rare, pero será solamente una sensación pasajera, porque ningún nivel es exactamente igual. Detrás de estas decisiones encontramos una mezcla de temas puramente legales –obviamente sus creadores no podían sacar el papel de calcar– así como otras decisiones más enfocadas a actualizar el juego; el elemento más significativo en este sentido es la sustitución del elegante Pierce Brosnan por ese clon de Steve McQueen llamado Daniel Craig.

Como en todo buen juego de acción en primera persona hay que hacer una clara distinción entre el modo historia para un jugador y el multijugador. Empezando por el primero nos encontramos con 14 niveles divididos en 6 actos que nos llevarán a recorrer medio mundo, desde los ya conocidos niveles ambientados en Rusia (Severnaya, San Petersburgo) hasta otros ubicados en nuevas zonas (Barcelona, Dubai). Algo que agradecerán los seguidores del título original es que aunque los niveles tienen un diseño diferente al del título de 1997 todas las misiones están claramente inspiradas en el juego de Nintendo 64. ¿Qué quiere decir esto? Pues que volveremos a sacar el rifle francotirador en aquel mismo momento, de nuevo rescataremos rehenes en un barco, ese enemigo volverá a estar de espaldas pidiendo a gritos un silencioso tiro con nuestra P99 reglamentaria, etc. En cierto sentido, aquellos que jugaron al título original tendrán cierta ventaja porque el estilo de juego es similar.

Un vistazo rápido al modo historia y al multijugador.

Acerca del control es más que seguro que los jugadores de toda la vida preferirán jugar con un pad de los de siempre en lugar de hacerlo con el WiiMote y el Nunchuk, es por eso que agradecerán que el título permita una gran variedad de configuraciones de control (también está preparado para Wii Zapper y el mando de Gamecube). De todas maneras, después de probarlas todas yo recomiendo encarecidamente jugarlo con el Wii Classic Controller, ya que es el que tiene una mejor disposición de botones, especialmente si queremos afrontar con garantías las modalidades multijugador que veremos más adelante. A todo esto, tal como vimos en The Conduit, además poder optar por varios sistemas de control el juego también nos permite personalizar la práctica totalidad de la configuración del mando para adaptarla a nuestro gusto y estilo de juego.

Una vez asimilados estos controles es el momento de pasar a la acción y darnos cuenta de que el juego es un cúmulo de dos tipos de escenas: unas de acción trepidante y otras más enfocadas al sigilo. El diseño de niveles nos permite afrontar las misiones ya sea disparando como un loco, o bien intentando no ser visto mediante las nuevas ejecuciones silenciosas. También son nuevas algunas escenas de acción sobre raíles que dotan a este GoldenEye 007 de Wii de esta espectacularidad "scriptada" tan propia de nuestros días, por ejemplo en los numerosos tiroteos desde vehículos. Quizás a nivel jugable se eche de menos un mayor uso de los gadgets, ya que tan solo disponemos de un móvil que lo hace todo, pero que por eso mismo se vuelve algo monótono.

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!