DJ Hero 2

Harder / Better / Faster / Stronger.

Hace justo una semana hablábamos sobre la supuesta muerte de los videojuegos musicales e identificábamos como una de las causas la saturación del mercado, con multitud de secuelas que poco o nada aportaban a entregas anteriores. Resulta cuanto menos irónico que ahora, unos días después, tengamos delante a un título de Activision como DJ Hero 2, que hace justo lo contrario: se justifica a si mismo tomando todo lo bueno de la primera parte y añadiendo las mejoras apropiadas en las áreas más necesitadas.

Una de las principales quejas que hubo respecto al primer DJ Hero (al menos en Europa) era la excesiva predominancia de temas hip hop. Para la secuela FreeStyle Games ha escogido una tracklist mucho más atractiva y variada, en la que conviven artistas mainstream como Lady Gaga, Rihanna o Kanye West con otros menos conocidos como DJ Shadow, MSTRKRFT o Adamski, aunque el plato fuerte siguen siendo los espectaculares mashups en los que se remezclan con sorprendente naturalidad varios temas de origen muy diferente.

Sin embargo, sigue chirriando en ocasiones: uno no puede evitar sentir un escalofrío (en un sentido negativo, se entiende) cuando tras escuchar canciones de Daft Punk, Justice, Prodigy o Basement Jaxx te aparece un mashup con ese terrorista musical que es Pitbull, o echar de menos a determinadas leyendas de la música electrónica y de baile (¿dónde están Armin Van Buuren, DJ Sasha, Roger Sanchez o Richie Hawtin?). En cualquier caso se puede afirmar que estamos ante una selección muy trabajada, apta para públicos muy diferentes, y que mejora en todos los sentidos la de su antecesor (ni que sólo sea por la presencia de la mítica Axel F de Harold Faltermeyer).

Pero hay mucho más en DJ Hero 2 aparte de una buena banda sonora. Lo primero, y algo que se echaba en falta en la primera entrega, es una campaña en condiciones. El nuevo modo Imperio propone ponernos en la piel de un DJ novato que va escalando posiciones hasta el estrellato. Empezamos creando nuestro propio club y a partir de ahí vamos dando sesiones con las que crece nuestra reputación mientras visitamos lugares como Ibiza, Londres o Berlín, alternado con batallas contra DJs de renombre (como Tiësto, Deadmou5, David Guetta o Q-Bert) que ejercen un papel similar al de un "jefe final". No es, desde luego, un modo de campaña tan trabajado como el de, por ejemplo, Guitar Hero: Warriors of Rock, pero sí algo que agradeceremos a la hora de jugar en solitario.

Dejando de lado los ajustes en los niveles de dificultad (ahora están mucho mejor balanceados y poseen una curva mucho más accesible, aparte de que por jugar en uno bajo no perdemos la oportunidad de usar ninguna característica), la principal novedad jugable de DJ Hero 2 es su mayor enfoque hacia la improvisación. Se han implementado los scratches de estilo libre y los crossfades libres, con los que podemos decidir de forma mucho más personal qué efecto de scratching o qué pista enfatizar en cada momento, sin que nos venga prefijado por el juego. Aparecen las notas largas (algo que ya hemos visto en Guitar Hero miles de veces) y los estúpidos samplers de la primera parte dejan paso a los efectos de estilo libre, mucho más apropiados y cuyo uso se transforma en puntos según su adaptación al ritmo de la canción.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!