Comparativa: Virtua Fighter 5 Final Showdown

Knockout técnico.

Disponible por 12,99€ en PSN o 1200 Microsoft Points en Xbox Live, Virtua Fighter 5: Final Showdown es casi como una atractiva oferta. No sólo es un juego de lucha increíblemente profundo, sino que también supone una gigantesca mejora jugable respecto a su predecesor de hace cinco años.

El núcleo de la mecánica jugable se ha retocado de forma considerable: desde la variedad de movimientos a los cambios de timing hasta las animaciones revisadas o la mayor sensación de peso en las físicas, la diferencia respecto a Virtua Fighter 5 es considerable, y además se han añadido dos nuevos personajes al plantel de luchadores: Jean Kujo y Taka-Arashi, de Virtua Fighter 3.

Sin embargo, la tecnología de renderizado del juego no ha cambiado tanto, a pesar del cambio a un hardware de recreativa más potente. VF5 usa el viejo hardware Lindbergh de SEGA, mientras que Final Showdown hace lo propio con la nueva placa RingEdge, que incorpora más RAM y un combo de CPU Intel y GPU NVIDIA más rápido.

Los escenarios son un poco más detallados, con mejoras en las texturas y fuentes de iluminación adicionales en varias escenas, y el modelo de iluminación se ha ampliado ligeramente con un aumento de bloom y algunos reflejos más realistas en las superficies. Los flashes en los contactos de los personajes son más pronunciados, y también hay más partículas cuando los luchadores reciben golpes o caen al suelo.

Las mejoras visuales que ofrece Final Showdown son relativamente pequeñas cuando se comparan con las grandes mejoras gráficas del último SoulCalibur de Namco, y realmente te quedas con la sensación de que este sigue siendo un juego diseñado a nivel visual para tecnología del año 2004.

A pesar de ello, la calidad de la conversión a consola ha mejorado respecto a la de Virtua Fighter 5: el equipo de AM2 ha creado un juego visualmente atractivo que es casi idéntico entre ambas plataformas, algo que nuestro vídeo cara a cara y nuestra galería comparativa demuestran claramente.

"Final Showdown abandona el framebuffer de 1024x720 de las anteriores versiones de Virtua Fighter 5 en favor de una presentación nativa a 720p en ambas consolas."

Virtua Fighter 5: Final Showdown en Xbox 360 y PlayStation 3.

Quizás como consecuencia del paso a un hardware de recreativa más potente Final Showdown abandona el framebuffer de 1024x720 de las anteriores versiones de Virtua Fighter 5 en favor de una presentación nativa a 720p en ambas consolas. También hay antialiasing en 360 y PS3 gracias a la inclusión del FXAA de NVIDIA, aunque la implementación parece diferente en cada consola. La mejora respecto a Virtua Fighter 5 es sutil aunque visible: la presentación es más suave y el uso de FXAA elimina la mayoría de jaggies (excepto alguna superficie sub-pixel) casi sin emborronar el artwork.

Aunque no hay demasiadas diferencias entre las dos versiones, vemos que la implementación de FXAA en 360 corrige más bordes que en PS3, y lo hace de forma más limpia y con menos defectos. En la consola de Sony vemos que el FXAA tiende a emborronar un poco el artwork de los objetos más lejanos y de parte del follaje, pero el detalle básico de las texturas no se ve afectado en la mayoría de superficies que son susceptibles para el usuario. La verdad es que en movimiento casi no hay diferencias, y la calidad de la imagen es sólida en ambas plataformas, a pesar de que el vídeo comparativo demuestra un mayor número de problemas sub-pixel en PS3.

Curiosamente en ambas versiones del juego aparecen artefactos de ghosting temporal, los cuales se manifiestan en forma de una imagen doble transparente en escenas con movimiento rápido, aunque es difícil de apreciar fuera de las repeticiones y las secuencias anteriores y posteriores al combate. No estamos seguro de qué causa este defecto, la verdad: al principio pensamos que AM2 podía estar usando algún tipo de supersampling temporal como anti-aliasing extra cuando el juego está en movimiento, pero con los jaggies adicionales de PS3 no parece ser el caso. Quizás el efecto es simplemente un blur un poco cutre, el cual se puede renderizar en los 16.67 milisegundos por frame disponibles en el refresco a 60FPS. Por qué está ahí es un misterio.

El detalle de las texturas, el filtrado y la mayoría de efectos son básicamente idénticos en ambas plataformas, sin ninguna de las diferencias obvias de Virtua Fighter 5 - como la ausencia de filtrado anisotrópico en 360 o los mapas normales invertidos de los personajes. Algunas de nuestras capturas muestran diferencias en los escenarios, como la ausencia de una vaya en la pantalla de Wolf en PS3 o una composición diferente de la arena en la de Eileen, pero parecen cambios aleatorios que ocurren en el juego y no están aislados en una única plataforma.

La verdad es que la mayor diferencia entre los dos formatos reside en la configuración gamma y en el uso de fuentes de iluminación de menor precisión en PS3, lo cual puede afectar a la intensidad y apariencia de algunas escenas. Los resultados en 360 son un poco más oscuros - aunque la diferencia es menos obvia que en Virtua Fighter 5, con más detalle en las sombras - y en PS3 las fuentes de luz están ligeramente comprimidas, con diferentes grados de detalle eliminados por un brillo sólido que a veces es un poco molesto.

En ese aspecto la iluminación puede ser un poco áspera en ambas consolas. El uso de bloom ha aumentado considerablemente en Final Showdown, y al combinarlo con algunas fuentes de luz demasiado brillantes esto no contribuye a la presentación del juego en determinadas pantallas.

Rendimiento, sonido y juego online

Tal y como vemos en la mayoría de juegos de lucha mantener un refresco de 60FPS sólido es básico para crear una experiencia jugable fiable y equilibrada, pero en la saga Virtua Fighter es algo fundamental. La jugabilidad se basa en controlar las pulsaciones, estudiando los frames que se tarda en ejecutar un golpe para contrarrestar los movimientos del rival. Cuando aparece tearing o una caída de frame-rate las mecánicas de juego se separan de lo que se ve en pantalla y eso coloca al jugador en desventaja - especialmente en lo que respecta a la defensa.

Por suerte Final Showdown no presenta ningún tipo de problema en este aspecto. El juego está bloqueado a 60FPS de forma muy sólida en ambas consolas sin rastro de tearing en pantalla: no hay caídas de frame-rate y la mecánica de combate no se resiente. Los únicos casos en los que hemos visto alguna desviación en esta norma es cuando el juego pasa de una secuencia antes de luchar al combate o cuando hay una transición a una repetición. Aquí puede haber alguna caída de frame-rate muy ligera y algo de tearing, pero la parte jugable es ejemplar y es un problema que no afecta para nada al ojo humano.

"En la mayoría de juegos de lucha mantener un refresco de 60FPS sólido es básico para crear una experiencia jugable fiable y equilibrada, pero en la saga Virtua Fighter es algo fundamental."

Virtua Fighter 5: Final Showdown en Xbox 360 se adapta firmemente al refresco a 60Hz, algo lógico teniendo en cuenta que la jugabilidad depende en gran medida de ello.

En general, SEGA y AM2 han conseguido condensar la experiencia completa de Virtua Fighter en una descarga de 1.9GB (excepto algunos objetos para personalizar personajes que se descargan aparte como DLC), aunque esto ha conllevado algunos compromisos.

Para mantener la descarga en un tamaño razonable el audio se ha comprimido notablemente, con un ratio de muestreo bajo que provoca algunos sonidos ásperos en las voces y efectos que se notan especialmente cuando usas unos buenos altavoces. Además el juego se presente en stereo básico sin ningún tipo de opción de sonido surround nativo, lo cual es decepcionante para un juego del año 2012.

Pero por otro lado, el código de red de Final Showdown es una clara mejora respecto al visto en Virtua Fighter 5. El juego online es relativamente sólido en ambas consolas, con partidas suaves prácticamente libres de lag, excepto en algún caso aislado.

Pese a ello, el matchmaking es dolorosamente lento, y encontrar nuevos oponentes puede costar hasta varios minutos antes de que empieces un combate. Quizás esto sea menos problemático a medida que crezca la comunidad online, pero ahora mismo parece que pasas más tiempo esperando que jugando con otras personas.

"Virtua Fighter 5: Final Showdown se mantiene puro y fiel a sus raíces, con un claro enfoque en las sólidas mecánicas de combate y su increíble profundidad jugable."

Tal y como era de esperar, la versión para PlayStation 3 iguala el rendimiento del arcade y la de 360, con unos estables sesenta frames por segundo.

Virtua Fighter 5: Final Showdown: El veredicto de Digital Foundry

Aunque otras compañías han intentado llevar a sus juegos de lucha en una nueva dirección añadiendo elaborados modos para un jugador o experimentando con la jugabilidad, Virtua Fighter 5: Final Showdown se mantiene puro y fiel a sus raíces, con un claro enfoque en las sólidas mecánicas de combate y su increíble profundidad jugable.

Pero fuera de esa experiencia el juego es un poco pobre en opciones, aunque hace su trabajo de forma más que correcta. El modo arcade ofrece el simple pero efectivo modelo de 'seis luchadores y un jefe' que ya vimos en Virtua Fighter 5, mientras que el modo versus online proporciona a los jugadores la posibilidad de descargar y guardar repeticiones, ayudando a llevar la sensación de las comunidades de recreativas a casa. También hay un modo entrenamiento y un modo extra 'Special Sparring' que se desbloquea tras comprar todos los packs de contenido descargable del juego.

En resumen, SEGA ha hecho un gran trabajo llevando Final Showdown a ambas consolas, incluyendo todo lo que querían los fans de la saga. La pobre calidad del sonido en ambas versiones es quizás su mayor defecto, pero no debería desanimar a nadie porque sigue siendo uno de los juegos de lucha más profundos y reconfortantes del mercado. Dejando de lado la diferencia de gamma, el mejor anti-aliasing de 360 y el uso de iluminación de menos precisión en PS3, ambas versiones son igual de sólidas. Aunque en 360 hay ciertas ventajas desde un punto de vista técnico no debería ser un factor diferencial a la hora de escoger una versión u otra.

Virtua Fighter 5: Final Showdown es una compra esencial para los jugadores hardcore de títulos de lucha, independientemente de la consola que tengan. Es una clase maestra en jugabilidad con un precio muy atractivo y ajustado en los dos sistemas. Incluso es más atractivo para los suscriptores del servicio PlayStation Plus, los cuales pueden descargarlo gratis y seguir jugando siempre y cuando renueven su suscripción cuando esta caduque.

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!