Análisis técnico: RAGE HD

Digital Foundry y el proyecto de Carmack para iOS.

Los juegos para iPhone tradicionalmente se han basado más en un concepto que en confiar en su aspecto visual para dar una primera impresión. John Carmack, de id Software, ha sido un firme defensor de la plataforma de Apple, y ha buscado ir más allá de los límites con la tecnología, primero con el visualmente impresionante DOOM Resurrection y ahora con un spin-off en forma de shooter on-rails del futuro FPS de la compañía, RAGE.

Hay dos versiones de RAGE disponibles en la Apple Store. RAGE HD está optimizado para plataformas iOS de alta definición, así que ofrece una considerable mejora en la calidad de imagen en el iPhone 4 y el iPad, mientras que el RAGE normal presenta texturas recortadas y algunos efectos diseñados para dispositivos iOS sin pantallas HD. Es interesante que el juego "recortado" se puede ejecutar también en el iPhone 4 y el iPad, con lo cual es fácil comparar dónde se han tomado algunos compromisos.

La comparativa entre ambas plataformas también ilustra que muchos efectos, como las sombras de entorno, está predefinidas en el artwork de las texturas, así que están presentes en los equipos menos potentes aunque con menor resolución. Los personajes tienen sus propias sombras dinámicas: son de baja resolución, pero se corresponden con la forma del personaje en vez de ser simples bloques negros.

También es interesante apuntar que John Carmack recomienda usar el RAGE estándar en el iPhone 3GS, confirmando que la versión HD funciona pero tiene un impacto notable en el rendmiento.

"Queríamos hacer que la versión HD solo estuviese disponible para el iPad y el 4G, pero no hay forma de evitar que los usuarios de 3GS lo compren. Queríamos un selector base de RAM > 128 o resolución > 480, pero no existe esa opción", explicó Carmack en TouchArcade.

"El 3GS tendrá algunas dificultades con la versión HD, y la resolución extra no se nota demasiado, así que recomiendo a los usuarios del 3GS que compren la versión SD excepto si piensan renovar el terminal pronto. Aparte de reducir la descargar... si juegas a la versión SD en el iPad te quejarás de gráficos borrosos al escalarlos, pero funciona bien".

Aquí tenéis un par capturas comparativas que ilustran la diferencia entre ambas versiones funcionando en el iPad.

Hablando de rendimiento, RAGE también tiene un curioso e interesante truco. Puedes usar un adaptador por componentes o VGA y jugar el juego del dispositivo iOS en una pantalla HD. Esto presenta varios problemas: las cinemáticas no parecen funcionar en la salida de pantalla, y aunque el juego va bien tienes que jugar con los botones a ciegas porque la pantalla del iPad se apaga durante la operación. Carmack ha hablado de una actualización para renderizar los botones en la pantalla del iPad, lo cual parece razonable. También hay que destacar que la resolución nativa de rendering de 1024x768 se reescala a 1280x720 para el monitor, ajustando de forma correcta la relación de aspecto.

Clonar la imagen para que ambas pantallas estén activas no era posible. Los dispositivos iOS tratan la pantalla externa como una salida completamente aparte, así que tener gráficos en la pantalla del iPad y en la externa requiere renderizar la escena dos veces, causando el doble de carga en el chip gráfico SGX. Esta es la razón por la cual las opciones de salida de vídeo del Jailbreak suelen afectar tanto al frame-rate de los juegos.

Sin embargo la salida de vídeo nos permite producir nuestro primer análisis de rendimiento en iOS. No tenemos la pureza de una salida HDMI digital y limpia con la que trabajar, pero todas las aplicaciones para iOS tienen sincronización vertical, lo cual hace que los tests de frame-rate sean relativamente simples - comparas un frame con el siguiente y descartas el "ruido" analógico que diferencia dos frames por otro lado iguales.

Análisis de rendimiento de RAGE HD con la salida VGA del iPad. Los resultados pueden variar en el iPhone 4.

Lo que vemos es que la versión para iPad tiene un sólido frame-rate de 30FPS, alguna vez con pequeñas caídas pero con un nivel consistente en general.

Se ha hablado sobre refresco a 60FPS. Vale la pena apuntar que aunque no tenemos el iPhone 4 para hacer la prueba, es muy posible que los frame-rates sean mayores. El teléfono opera a una resolución nativa de 960x540, mientras que el iPad muestra un 51% más de resolución a 1024x768. Lo que se desconoce es la velocidad exacta de los chips A4 (y la de GPU IMG en particular), y si el iPad funciona más rápido que el teléfono móvil.

Comentarios (2)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!