PS3 Slim pierde Linux, pero gana conexiones HDTV

Exploramos la tecnología de la nueva PS3.

Sony ha confirmado que los cambios en la nueva PS3 Slim no son solo cosméticos: se han añadido algunas características, y la función OtherOS se ha eliminado.

En esta nota de prensa, Sony confirma que el soporte para la plataforma Linux se ha omitido por completo en la nueva consola, pero también revela que la interfaz funciona directamente con los televisores Bravia de la compañía japonesa, permitiendo a los usuarios tomar control del XMB usando los mandos de la propia televisión. También permite apagar la consola y la televisión a la vez usando un único botón. Lo único que se necesita para usar esta nueva característica es tener la PS3 conectada usando la conexión estándar HDMI. Esta nueva funcionalidad hace que las características de reproductor de medios de la consola sean todavía más accesibles y amigables para aquellos que posean un televisor de la gama de Sony.

La omisión de Linux es algo más inquietante, aunque tampoco resulte demasiado sorprendente. Actualmente el uso de Linux entre la mayoría de usuarios ha sido bastante nimio, y quizás parte de la culpa sea de la propia Sony: instalar el S.O. necesita mucho tiempo, el sistema de particionado del disco duro es bastante complicado y el acceso a Linux una vez está instalado es molesto, ya que no hay una forma fácil de cambiar entre el GameOS de PS3 o el sistema que tengamos en OtherOS. El hecho de que tampoco se haya casi permitido el acceso al chip gráfico RSX también ha resultado frustrante para los usuarios de Linux.

La publicidad de Sony revela que el enfoque de la PS3 Slim es "proporcionar juegos y otro contenido de entretenimiento", y que esta es la razón de la eliminación de OtherOS, pero el hecho es que el negocio de Sony vive y muere según la base de usuarios compre juegos para su nuevo hardware, y una PS3 comprada únicamente para correr Linux no proporciona ningún favor a la compañía desde una perspectiva financiera. Ahora mismo la PS3 sigue siendo algo más cara que comprar el PC más básico de Dell, que funcionaría mejor con Linux, pero con el hardware de las consolas y el de la PS3 en particular, tarde o temprano se convertiría en una oportunidad irresistible para convertirla en un PC de sobremesa barato o incluso un servidor... usos que suenan muy bien pero que no sirven de mucho a Sony.

Pero lo que realmente significa la muerte de Linux en PS3 es que proyectos interesantes como el codificador de vídeo h264 CodecSys ya no funcionarán con la nueva PS3, y que proyectos similares, que utilizan el poder de la CPU Cell sin estar licenciados y aprobados por Sony, ya no verán la luz. Pero desde la perspectiva de Sony, la eliminación de la funcionalidad OtherOS tiene otras ventajas. Por ejemplo, ya no se podrá usar la PS3 para ripear películas en Blu-ray al disco duro...

Addenda de la traducción española: Aparte de las ventajas mencionadas por Richard Leadbetter, no podemos evitar mencionar que PS3 Slim también incorpora algunas novedades interesantes para los usuarios que quieran usarla como reproductor Blu-ray. Una de las más evidentes es la reducción de ruido, que en la reproducción de este tipo de contenido ha bajado de 70dB a 60dB como máximo (según las pruebas realizadas por Engadget). Además, el anterior modelo de PS3 era incapaz de transmitir Dolby TrueHD y DTS-HD a través de HDMI debido a limitaciones en su chip, y lo que hacía era decodificarlas internamente y enviar una pista PCM al receptor. Con PS3 Slim el problema ha sido solucionado (según han comprobado en AV Watch), y la consola será capaz de transmitir ese tipo de pistas de audio HD en formato bitstream a nuestro decodificador sin merma de calidad (aunque seguiremos teniendo la opción de que lo haga la consola de forma interna).

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!