Problemas en la reproducción de vídeo con el nuevo dash de 360

Digital Foundry investiga el bug.

El nuevo dashboard de Microsoft para Xbox 360, inspirado en la interfaz Metro, demuestra que la compañía americana ve a su consola cada vez más como un reproductor multimedia, dando casi tanta importancia al contenido en vídeo como a los propios videojuegos. Tan sólo hay un problema: el reproductor de vídeo que incluye la nueva interfaz ha dejado de funcionar correctamente.

Hemos recibido una serie de correos electrónicos de usuarios de Xbox 360 en los que se quejaban de que el nuevo dashboard fuerza al contenido de vídeo a mostrarse con un rango de niveles RGB limitado, lo cual provoca colores "lavados" y negros que se convierten en grises. Aparentemente el problema ya se notificó durante la fase beta del dashboard, pero lo único que Microsoft hizo al respecto fue eliminar todos los temas que hacían referencia al respecto añadiendo este alegre mensaje:

"¡Gracias por tu feedback! Aunque no podremos incorporarlo a esta versión lo guardaremos para futuros lanzamientos. ¡Gracias por usar la nueva actualización de Xbox y por favor sigue mandando tus impresiones!"

Por supuesto, los usuarios de Xbox 360 que antes gozaban de una reproducción de vídeo perfecta en sus consolas no están precisamente contentos, así que hemos decidido estudiar el problema y ver si tiene alguna solución. Para hacerlo, hemos recopilado una serie de capturas de pantalla en un vídeo, lo hemos codificado con el codec WMV de la propia Microsoft y luego hemos reproducido el vídeo en el viejo dashboard (NXE) y en el nuevo (Metro).

Estos son los resultados:

Aunque las diferencias no son muy grandes en una simple captura de pantalla, el efecto es muchísimo más evidente cuando lo ves en movimiento, y queda claro que en este aspecto el nuevo dash de 360 no funciona del todo bien. El efecto de colores lavados sugiere que se activa un rango RGB limitado y, aunque en muchas ocasiones esto se vería como un mal menor, los defectos de compresión son mucho más apreciables dado al error en la decodificación: los macrobloques que serían menos visibles con colores oscuros son ahora mucho más evidentes.

Resumiendo, y aunque esto se podría considerar como un bug menor, el error en la reproducción del color resalta deficencias en la calidad de imagen además de verse "mal". El mismo vídeo funcionando en una PlayStation 3 se ve mucho mejor y casi igual que en el anterior NXE (es obvio que hayan pequeñas diferencias debido al uso de otros algoritmos de decodificación, entre otros factores). Además, no hemos podido encontrar una solución temporal para el problema: al cambiar los niveles de referencia en el dashboard de Xbox 360 a una opción que no sea "Avanzado" la imagen se ve todavía más comprometida. Ajustar las opciones de la televisión o el monitor puede ayudar, pero obviamente esto afectará a la imagen durante los juegos.

Al mirar los resultados de nuestras capturas a través de la opción de histogramas de Photoshop se aprecia algo curioso. En las imágenes de NFS: The Run, basándonos en los histogramas, parece que estamos ante un claro caso de rango RGB limitado en el nuevo dashboard, pero las pruebas con el timelapse de Skyrim, codificado en formato h.264, tienen una desviación en el espectro que tiende hacia el área RGB 0-16, algo que el rango limitado no debería alcanzar.

Pese a los numerosos informes de los usuarios, Microsoft no ha reconocido oficialmente este defecto y no ha anunciado si está trabajando para solucionarlo, teniendo en cuenta que los betatesters confirmaron que afecta a todas las consolas, ya sea con la salida HDMI o por componentes. Al eliminar los informes sobre él, asumimos que Microsoft es consciente de ello y esperamos que esté investigando una solución para el problema.

Sin embargo, el comportamiento de la compañía americana no parece precisamente respetar a la gente que ha dedicado tiempo y esfuerzo a testear la actualización dashboard, probando sus nuevas características y proporcionando feedback. Puede que no sea un problema extremadamente grave y que sólo afecte a una minoría, pero ignorar sus avisos hasta llegar al punto de borrar los mensajes es cuanto menos poco respetuoso con ellos y un error grave a nivel de relaciones públicas.

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!