Análisis técnico de Metal Gear Solid HD en PS Vita

Sin HD, pero igualmente atractivo.

Metal Gear Solid HD Collection para PlayStation Vita lleva dos de los mejores títulos de PS2 a la nueva portátil de Sony, en un atractivo paquete que ya de por si es recomendable considerando lo brillantes que eran los juegos originales. Eran alucinantes en PS2 y se ven estupendamente en las consolas HD, siendo únicamente la versión para 3DS de MGS3 la que decepciona a nivel visual.

Los juegos siguen siendo atractivos en PlayStation Vita, pero tenemos ciertas quejas sobre la calidad de la conversión y el valor general de la colección. No es que la nueva edición de la HD Collection sea pobre en si misma, sino que no es tan buena como podría haber sido - o como debería haber sido - y la omisión de Metal Gear Solid: Peace Walker no sólo resulta sorprendente, sino que rebaja el valor del paquete teniendo en cuenta su precio.

Pero lo primero es lo primero: ¿cómo puedes tener una colección HD en una plataforma que en realidad no tiene una pantalla de alta definición?

Incluso si defines la resolución nativa de Vita como HD esta colección decepciona en el sentido de que el buffer principal ni siquiera funciona a los 960x544 nativos de la portátil - por nuestras pruebas estimamos que Armature Studio se ha quedado en una resolución base de 720x448 - y lo hace sin anti-aliasing. Si no es HD y ni siquiera es la resolución nativa, ¿qué es?

Cuando probamos la remasterización en PS3 y 360 vimos que el motor original de Konami funcionaba a 512x448, con el hardware de PS2 reescalando la salida a 640x448. Siendo así se puede describir a la versión para Vita como una colección a mayor definición, usando esa resolución extra para acomodar el cambio a la relación de aspecto 16:9, con un mayor campo de visión. Como podéis ver en las capturas a continuación, las cuales representan tanto la parte jugable como las cinemáticas, la diferencia más grande es que las cinemáticas 4:3 con letterbox ahora ocupan toda la pantalla, como ocurría con las versiones de Xbox 360 y PlayStation 3.

"Una colección HD que ni de lejos tiene resolución en alta definición puede parecer una locura, pero la calidad de los juegos originales combinada con la fantástica pantalla de Vita hace que sea una experiencia que vale mucho la pena."

Sin embargo, otros elementos sí se muestran a la resolución máxima de Vita. Superpuesto sobre el render están los nítidos elementos de la interfaz. De forma parecida, las secciones del codec y las pantallas de estado de Metal Gear Solid 3 también se muestran a resolución nativa - este modelo de Snake ilustra la diferencia. En términos de calidad de imagen, MGS3 también es destacable en el sentido de que la estética del juego, especialmente los efectos de bloom - enmascara los jaggies, más que su predecesor. Aquí la deficiencia de resolución no parece tan pronunciada, siendo visible únicamente en los bordes de alto contraste.

En general es justo decir que la mejora de calidad de imagen respecto a las versiones de PS2 no se debe tanto al trabajo de Armature, sino a la fantástica pantalla OLED de Vita - y la consola renderiza en scan progresivo por defecto. Comparada con los viejos televisores, analógicos y entrelazados, es aquí donde se aprecia la mejora de la conversión respecto a cómo jugamos a estos títulos en el hardware original.

En el rendimiento, en cambio, hay más puntos en común con los originales de PlayStation 2 que con las conversiones para Xbox 360 y PS3 de Bluepoint. Metal Gear Solid 2 sigue el patrón de PS2 de hacer funcionar ciertas escenas a 30 frames por segundo con el fuerte sistema de frame-blending y motion blur, mientras que otras operan a 60FPS con sincronización vertical. Esto era bastante constante en PS2, pero en Vita hay algunos bajones de frame-rate, con caídas a 30FPS - en el puente del barco al principio del juego (en la imagen de la derecha), por ejemplo. En las versiones para Xbox 360 y PlayStation MGS2 siempre funcionaba a 60FPS, con tan sólo algunos problemillas de rendimiento en momentos puntuales.

"Los frame-rates están más en la línea de los originales de PS2 que con los 60Hz de las consolas HD, pero el rendimiento general de MGS3 parece más consistente en PlayStation Vita."

La situación es diferente con Metal Gear Solid 3: Snake Eater. En PlayStation 2 el motor iba al límite, lo cual provocaba grandes caídas de frame-rate en las cinemáticas. Al forzar el juego original con una salida progresiva (con el HDTV Xploder de Blaze, el cual también funciona con las PS3 retrocompatibles) se veía que Konami desactivaba el v-sync durante el juego para mantener un frame-rate fluído - una práctica que se volvió común en la actual generación. En Vita, afortunadamente, tenemos v-sync bloqueado, y parece haber suficiente potencia para mantener 30FPS estables, con tan sólo algunas caídas en alguna cinemática.

Aunque Metal Gear Solid HD Collection en Vita no llega al nivel de la versión para consolas en alta definición, la verdad es que estos juegos tienen la suficiente calidad y clase como para funcionar bien en cualquier plataforma moderna, incluso sin ningún tipo de "remasterización" en el arte y los materiales. Por alguna razón Armature no ha podido ofrecer toda la resolución y la fluidez de los 60FPS que vimos en PS3 y 360, pero aún así estos juegos siguen siendo muy atractivo y nos hemos divertido muchísimo jugándolos. Las mejoras específicas para la pantalla táctil de Vita - incluyendo el inventario y la selección de armas táctil, los movimientos de sigilo y ataque y la manipulación de la cámara en las cinemáticas - también se agradecen.

"La omisión de Peace Walker es decepcionante teniendo en cuenta lo mucho que se podría haber beneficiado el original de PSP con el nuevo hardware."

El desaparecido en combate. Metal Gear Solid: Peace Walker era la sorpresa del HD Collection de PS3 y 360 (aquí podéis ver la comparativa entre PSP y PS3) y el juego que más se beneficiaba de la remasterización. La omisión en Vita es algo que casi se puede considerar como trágico.

Es una lástima que Konami haya decidido no llevar Metal Gear Solid: Peace Walker a la nueva portátil de Sony, reforzando la sensación de que esta colección no es tan buena como debería. Nada evita que pagues 20€ por el original en la PlayStation Store - como hicimos nosotros, de hecho - pero al correr con la emulación de PSP los puntos flojos se acentúan, especialmente con la excepcional pantalla de Vita.

La baja resolución de 480x270 de PSP, el inestable frame-rate y un framebuffer de baja precisión, implica que todo se escala a la alta resolución de la pantalla OLED. Los problemas del pad digital se mitigan en cierto modo mapeando los controles en el segundo stick analógico, pero es un parche y no una implementación completa.

La omisión de Peace Walker es todavía más frustrante teniendo en cuenta que el juego es visualmente más simple (respecto a los juegos de PS2) y no debería haber supuesto ningún problema renderizarlo a la resolución nativa de Vita - el vídeo basado en el remaster HD de PS3 debería dar una idea de lo bien que se habría visto. Incluso si no se hubiesen podido alcanzar los 60FPS por cualquier razón, un frame-rate bloqueado a 30FPS habría sido una mejora notable respecto a los tristes 20FPS del original de PSP.

El juego que más habría ganado del proceso de remasterización HD ha sido completamente ignorado por Konami - una extraña decisión que no sólo lamentarán los fans de Metal Gear, sino que también reduce el atractivo de esta propuesta. En el momento de escribir este artículo el precio de la versión para consolas HD y para Vita de la colección es muy parecido, y los fans esperan pagar un precio premium por un nuevo lanzamiento, pero no cuando la conversión no es tan buena como debería y cuando falta todo un juego.

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!