Prepara tu PC para Battlefield 3

Tuneo a la Digital Foundry.

En una época donde el desarrollo de juegos triple A se define en las consolas puede argumentarse que el desarrollo para PCs de gama alta es cosa del pasado, vestigios de una época ya superada. Pero dentro de un par de días los entusiastas del PC tendrán una alegría, porque Battlefield 3 cambia eso: es un videojuego de primera línea que saca el máximo provecho de la arquitectura del PC y ofrece una experiencia que tecnológicamente es muy superior a la de sus versiones para consola.

¿Es ahora el momento para que el jugador entusiasta considere actualizar su PC? Hay varios argumentos a favor de ello. Para empezar, nos estamos acercando a un momento de transición en el mercado. Siendo realistas, faltan un par de años para que se lance el hardware de próxima generación de Microsoft o quizás de Sony. Los desarrolladores están adoptando las posibilidades técnicas que ofrece DirectX 11 en PC porque es un pilar de lo que ofrecerán las próximas consolas. En ese aspecto, actualizar tu PC es un aperitivo hoy de los juegos de mañana - con la ventaja de que, en muchos casos, obtendrás una experiencia mejor que en las consolas actuales con virtualmente todos los juegos multiplataforma que se publican actualmente.

En este artículo tomaremos como ejemplo Battlefield 3 y lo que requiere desde un punto de vista de hardware para funcionar en sus niveles de detalle más altos. Asumimos que la experiencia actual con BF3 al tope es más o menos la que tendrán los juegos de los próximos dos años, hasta que lleguen las nuevas consolas. Te daremos consejos sobre cómo actualizar tu sistema y sugerencias para comprar un nuevo PC si el tuyo ya es una causa perdida.

Primero echemos un vistazo a los requisitos mínimos y recomendados según los datos oficiales:

Requisitos mínimos

  • Sistema operativo: Windows Vista o Windows 7
  • Procesador: Core 2 Duo 2.4GHz o Athlon X2 2.7GHz
  • Memoria RAM: 2GB
  • Tarjeta gráfica: ATI Radeon 3870 o superior, Nvidia GeForce 8800GT o superior, Nvidia o ATI compatible DX10 u 11
  • Memoria gráfica: 512MB
  • Tarjeta de sonido: Compatible DirectX
  • Disco duro: 15GB para la versión física o 10GB para la digital

Requisitos recomendados

  • Sistema operativo: Windows 7 64-bit
  • Procesador: CPU Intel o AMD Quad Core
  • Memoria RAM: 4GB
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 560 o ATI Radeon 6950
  • Memoria gráfica: 1GB
  • Tarjeta de sonido: Compatible DirectX
  • Disco duro: 15GB para la versión física o 10GB para la digital

Empezamos probando la reciente beta multijugador de Battlefield 3 en un sistema parecido a los requisitos mínimos; el tipo de ordenador que puedes encontrar en eBay por unos 250 euros. Usamos un Pentium E2140 overclockeado a 2,66GHz y lo juntamos con una NVIDIA 250GTS, básicamente lo que vendría a ser una 9800GTX. Luego le pusimos 3GB de RAM, una más que el nivel mínimo.

El resultado se podría describir como sub-óptimo. Ya fuera a 1680x1050 o 1280x720, el frame-rate variaba entre 20 y 30FPS incluso con todo al mínimo, y estaba claro que el juego a duras penas podía ejecutarse, con tirones visibles en el audio y el vídeo.

Así que ya tienes un PC como este, ¿qué hacer para conseguir una mejor experiencia con Battlefield 3? Primero, es importante saber qué componentes tienes en tu sistema, y CPU-Z es la mejor herramienta para identificar componentes. A partir de aquí es cuestión de pensar en qué puede ser actualizado y, si hay algo, cómo hacerlo.

Paso 1: La CPU

El cerebro de tu ordenador. Aunque la tarjeta gráfica está más directamente ligada con el rendimiento del juego, la potencia de la CPU cada vez es más importante. El futuro es multinúcleo, y la mayoría de juegos están hoy día optimizados para sistemas quad-core. Battlefield 3 es un caso claro: los tests revelan que un Intel Core i3 530 ejecutando el juego en modo "Ultra" a una resolución de 640x480 sólo ofrece el 25 o 26 por ciento del rendimiento que se consigue con la misma configuración en un Core i5 de cuatro núcleos.

Hay dos rutas a la hora de actualizar la CPU en un equipo existente:

Si tu PC venía montado por un fabricante como Dell o HP ve a la web del servicio técnico, encuentra qué quad core (o incluso hex core, seis núcleos) acepta tu plataforma y luego usa Google para terminar de estar seguro mirando foros de usuarios; algunas veces CPUs más potentes son compatibles pero no están documentadas oficialmente. Descubre qué CPU tiene la mejor relación calidad-precio y cómprala.

Si montaste tu PC a mano: usa CPU-Z para determinar la placa base que tienes, ve a la web del servicio técnico, mira qué chips son compatibles y decide en base a eso. En todos los casos, deberías actualizar la BIOS de tu placa base para asegurarte de que las CPUs más recientes sean compatibles. No hacer esto podría tener como consecuencia que el sistema no se encienda una vez hagas el cambio de chip.

Recomendaciones: Un sistema con un Intel Core 2 Duo podría fácilmente ser compatible con un Core 2 Quad. Después de la actualización de BIOS, es un cambio sencillo que ofrece una mejora de hasta el 200 por ciento en el frame-rate. De todos modos, no todos los quads son iguales: cambiar un AMD Phenom X2 por un Athlon X4 de cuatro núcleos sólo nos llevó a mejorar un 33 por ciento, pero la mejora es sustancial si ponemos un Ahtlon II X4. Los últimos chips Sandy Bridge de Intel dan el mejor resultado con Battlefield 3, pero la CPU AMD Phenom II X6 de seis núcleos es una sucesora muy digna y muy rentable, y el Phenom II de cuatro núcleos parece ofrecer un rendimiento ligeramente superior al anterior Intel Core 2 Quad.

Comentarios (17)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!