Eurogamer.es

Análisis técnico: Crysis 2 PC

¿La consolización de Crytek?

¿Se ha "vendido" Crytek al público de consola con su primer juego multiplataforma? ¿O es la nueva visión de Crysis 2 el cambio que necesitaba la franquicia, fundamental para asegurar la continuidad del estudio alemán?

Algunos dicen que la filosofía del "juego máximo" se ha visto comprometida para crear algo que funcione bien en hardware como el de las consolas, con cinco años de antigüedad, mientras que otros hablan del salto tecnológico logrado con el nuevo CryEngine 3 - que incluye características más refinadas y mejoradas usando las opciones gráficas exclusivas del juego de PC.

Detrás de esa discusión se esconde la incómoda realidad de que la vida para un desarrollador exclusivo de PC no es fácil en el mercado actual, y que los costes de un desarrollo triple A solo se pueden recuperar a través de una estrategia multiplataforma.

No hay duda de que las prioridades de Crytek han cambiado, y que dar soporte a consolas a ayudado a dar forma a Crysis 2, quizás en una dirección diferente que si hubiese sido un juego solo para PC.

Cuando la desarrolladora de Frankfurt ideó el Crysis original, también creó un motor gráfico tan avanzado que el hardware de la época era incapaz de hacerlo funcionar (al menos de forma jugable) con el detalle al máximo. Era un juego construido con la idea de escalarlo a medida que la tecnología gráfica evolucionaba y se volvía más potente. Es cierto que había partes del código poco optimizadas que deslucían el conjunto (algo que se arregló, en parte, con Crysis Warhead), pero la intención era clara: Crysis era un juego tecnológicamente avanzado a su época en muchos aspectos.

Esto contrasta con Crysis 2. Aunque el CryEngine 3 se escala a las especifícaciones de la próxima generación, este primer juego con el CE3 está definitivamente diseñado con el hardware pasado en mente más que con la tecnología del futuro. Esto son buenas noticias para los usuarios de consolas, que podrán comprobar la calidad visual de la que es capaz Crytek (como veremos con el análisis y la comparativa 360/PS3 dentro de pocos días) pero, ¿qué pasa con el público tradicional de PC? ¿Qué sacan de esto? Para empezar un mejor rendimiento con el hardware actual, pero también hay otras ventajas.

La abundante potencia del PC se usa para mejorar la experiencia jugable existente y para añadir calidad visual adicional. En este sentido no hay ningún tipo de duda: la versión para PC de Crysis 2 es la mejor que puedes comprar de las tres. Sin embargo, es difícil evitar la conclusión de que podría haber sido mejor en determinados aspectos, y que quizás se ha filtrado demasiado ADN de la versión para consola a la de ordenador.

Antes de que sigamos adelante, empecemos con nuestro primer vídeo comparativo: Crysis 2 funcionando a 1280x720 con detalle extremo frente a las versiones para consola. Además también tenéis disponible una triple galería comparativa.

Crysis 2: Xbox 360 vs. PS3 vs. PC.

Resulta sorprendente para un estudio con tanta herencia del PC que las opciones gráficas en Crysis 2 sean mínimos. Los jugadores pueden escoger la resolución y decidir si activar o no el v-sync, limitando la calidad gráfica a las opciones Alto, Muy Alto y Extremo - una absurda simplificación de una masiva cantidad de opciones gráficas.

Crytek dice que la versión para consolas opera a nivel Alto, pero la verdad es que con esta opción el PC utiliza más fuentes de iluminación y produce mejores sombras dinámicas, un efecto que se escala a medida que subes el nivel de detalle gráfico.

El principal problema es que la calidad base es francamente buena, y los siguientes refinamientos visuales son sutiles y difíciles de notar, especialmente cuando estás en plena acción. Quizás el cambio más importante está en la iluminación y el LOD de la geometría, pero el impacto visual para los jugadores de PC no es una diferencia entre la noche y el día como cabría esperar. Dicho esto, no hay duda de que el juego en PC consigue eliminar la mayoría de problemas molestos de rendimiento que tienen las versiones para consola.

Para empezar, el pop-in de geometría y texturas ha sido erradicado casi por completo en la versión para PC, y eso tiene un impacto positivo instantáneo en la calidad de la experiencia. Según Crytek, el sistema de streaming usado en consolas no se ha implementado en PC, con recursos mucho más grandes como para colocarlo todo en memoria. Pero lo más importante es que los problemas de frame-rate que tiene Crysis 2 en Xbox 360 y PlayStation 3 desaparecen por completo en PC.

Es interesante comentar que mientras jugábamos el juego a 720p60 para hacer el vídeo comparativo era inmediatamente aparente que el suave feedback hacía que avanzar fuese mucho más fácil que con el joypad. La interfaz entre el jugador y el juego también responde mucho mejor y se disfruta más. Mayores frame-rates y una consistencia visual superior permiten que la animación y las físicas brillen cuando se compara con las versiones para 360 y PS3. La sutileza y refinamiento de los efectos de Crytek salen a la luz cuando juegas en PC.

En la parte negativa, la calidad de las texturas en la versión para PC es casi uniforme con la de las consolas. Algunos elementos artísticos del escenario se ven pixelados a 720p, y las deficiencias de esas texturas son todavía más aparentes a 1680x1050 o superior. Aunque se agradecen otras mejoras visuales en el motor, es difícil de creer que no existan versiones de mayor resolución de algunos elementos artísticos básicos.

Comentarios (33)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!