Eurogamer.es

Overwatch en Xbox One X. ¿La versión definitiva para consolas?

Probamos a fondo el parche.

Los parches para Xbox One X siguen llegando, y Overwatch es el último título en recibir soporte para 4K. Con este juego teníamos pocas expectativas, porque el parche para PlayStation 4 Pro que se publicó a finales de 2016 apenas añadía un HUD a 4K sobre una presentación 1080p estándar. En su momento supuso una gran decepción, y aunque los usuarios obtuvieron con él un filtrado de texturas mejorado respecto a la versión para PlayStation 4 estándar y algún pequeño cambio más, nos quedamos con la sensación de que la revisión de la consola de Sony podía aportar muchísimo más.

La buena noticia es que con Xbox One X Blizzard ha cumplido con creces. El parche solo ocupa 650MB, con lo cual no deberíais esperar una gran mejora en el artwork para adaptarse a las 4K. Sin embargo, la calidad de las texturas ya era equivalente a la opción más alta de PC, y se incluyó en el lanzamiento original de PlayStation 4 y Xbox One. Lo importante es que los desarrolladores ofrecen un evidente incremento en la resolución, el cual podrás aprovechar con tu televisor Ultra HD.

En Xbox One X se utiliza un reescalador dinámico, y debido a la variable naturaleza del gameplay la variedad de resoluciones que cubre es significativa. Basándonos en una muestra con treinta capturas extraídas de una amplia sección jugable vemos que el tope del escalador está en 4K completo. En el lobby inicial, por ejemplo, en la pantalla de selección de personajes o en las zonas menos exigentes de cada mapa el juego se renderiza al máximo de 3840x2160.

Sin embargo, en los momentos con más acción y con todos los héroes en pantalla la resolución cae hasta un mínimo de 2112x2160, durante una frenética batalla urbana en el mapa de Numbani. Esto muestra el funcionamiento del reescalador; la resolución vertical de 2160 pixeles se mantiene estable en todo momento, independientemente de lo que ocurra en pantalla. Esa caída hasta 2112x2160 supone un 55% de la resolución 4K completa. Esto sigue siendo una gran mejora respecto a la resolución 1080p dinámica de la Xbox One estándar, y el hardware de Xbox One X proporciona la versión más nítida que hemos visto de Overwatch en consolas.

4K completo queda fuera de la ecuación, entonces, pero sigue siendo un juego que se ve de maravilla y con el reescalador dinámico la mayor parte del tiempo irá oscilando entre el máximo y el mínimo. Xbox One X realiza este cambio sin problemas, y es difícil de discernir cuando está en movimiento. Basándonos en nuestras pruebas, la cifra más consistente es 2752x2160, lo cual es un 71% de 4K. Eso es con muchos personajes en pantalla, y se hace así para mantener los 60FPS estables tanto como sea posible.

Al probar esta actualización de Overwatch recuperamos la versión para PlayStation 4 Pro para ver si algo ha cambiado en los catorce meses que han pasado desde que lo probamos, con alguna actualización que se nos haya pasado. Por desgracia, en PlayStation 4 Pro el juego sigue funcionando a 1920x1080, lo cual deja a Xbox One X como clara vencedora al realizar una comparativa entre ambas máquinas. Las mejoras en el filtrado de texturas que se añadieron en PlayStation 4 Pro igualan el filtrado anisotrópico 8x de PC, pero Xbox One X va un paso más allá igualando el filtrado anisotrópico 16x de PC.

Por lo demás el juego es igual. La resolución de las sombras es la misma en ambas consolas, estando por debajo de la opción de mayor calidad de PC, y aunque la mejora es sutil la oclusión ambiental también es un poco mejor en Xbox One X. El resto de características son las estándar para consola, con lo cual los reflejos de mayor calidad de PC no se han implementado.

Xbox One XPlayStation 4 ProXbox One

Overwatch en Xbox One X, PlayStation 4 Pro y Xbox One. En la revisión de la consola de Microsoft tienes 4K dinámico, oscilando entre 2112x2160 y 3840x2160, según nuestras pruebas. Normalmente la cifra se queda en 2752x2160 durante la acción, lo cual supone una considerable mejora respecto a la resolución 1080p dinámica de Xbox One y la resolución 1080p fija de PlayStation 4 Pro.

Xbox One XPlayStation 4 ProXbox One

Las mejoras de PlayStation 4 Pro en el filtrado de texturas se aplican también en Xbox One X, donde se muestran más nítidas gracias a un filtrado anisotrópico 16x.

Xbox One XPlayStation 4 ProXbox One

Xbox One X sale mejor parada también por las pequeñas diferencias en la oclusión ambiental.

Xbox One XPlayStation 4 ProXbox One

Por lo demás, la geometría, las texturas y los efectos son idénticos en las tres máquinas, salvo por una pequeña diferencia en el tono y la saturación.

Xbox One XPlayStation 4 ProXbox One

La calidad del efecto de profundidad de campo se mejoró en el parche de PlayStation 4 Pro, y Xbox One X iguala esos resultados.

En términos de rendimiento, los 60FPS son cruciales para la experiencia de Overwatch. En PlayStation 4 Pro la resolución de 1920x1080 permite mantener ese frame-rate totalmente estable todo el rato. En Xbox One X hay pequeñas señales de estrés ocasional a la hora de mantenerlo; el juego utiliza sincronización vertical adaptativa para renderizar los frames incompletos, en el caso de que estos excedan el tiempo asignado. Lo que significa esto a efectos prácticos es que en Xbox One X hay momentos en los que aparece tearing en pantalla, con pequeños defectos momentáneos en el tercio superior de la pantalla.

Es por ello también que las caídas de frame-rate son casi inexistentes. Salvo uno o dos tirones en Xbox One X los 60FPS son prácticamente estables. La única pega respecto a PlayStation 4 Pro es el tearing ocasional en la parte superior de la pantalla, pero esto es un precio a pagar relativamente pequeño para conseguir la mejora en la resolución. En áreas en las que hemos medido el mínico de 2112x2160 -el peor escenario posible según nuestras pruebas- el frame-rate solo cae hasta 58FPS.

Es un resultado excelente y la implementación en este parche resulta tan impresionante que solo hace que destacar el misterio que rodea al decepcionante parche de PlayStation 4 Pro. Xbox One X tiene una clara ventaja en términos de potencia de computación y ancho de banda respecto a su rival de Sony, pero aquí vemos un incremento mínimo de 2.2x cuando el reescalador dinámico se ve más forzado y de 2.9x la mayor parte del tiempo, llegando hasta 4x en las escenas menos exigentes. Pese a tener unas especificaciones inferiores, estamos convencidos de que PlayStation 4 Pro podría ofrecer mucho más que 1080p.

Queda claro que los usuarios de Xbox One X tienen en sus manos la mejor versión. Con la resolución dinámica y la sincronización vertical adaptativa tenemos la sensación de que la GPU se aprovecha al máximo para generar la mejor calidad de imagen posible, sin grandes caídas de rendimiento que afecten a la jugabilidad. Es un resultado satisfactorio, y aunque el PC sigue ofreciendo la experiencia Overwatch definitiva, esta actualización deja claro que Xbox One X es ahora mismo la mejor forma de jugar al juego de Blizzard en consolas.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Comentarios (17)

Crea una cuenta

O