Eurogamer.es

Zelda: Breath of the Wild funciona mejor en el modo portátil de Switch

¿Qué pasa con los gráficos y el frame-rate al jugar en la tele?

The Legend of Zelda: Breath of the Wild no es solo una obra maestra y un brillante título de lanzamiento para Nintendo Switch, sino también un verdadero portento técnico. Pero... ¿qué hay de su rendimiento? La semana que viene, debido a que el código de Wii U no se entregó a los medios hasta ayer, compararemos las versiones para las dos consolas de Nintendo, pero por el momento sólo con la de Switch ya se pueden extraer datos interesantes, porque nos muestra como un juego puntero se escala entre la configuración portátil del nuevo hardware y la correspondiente a cuando la consola está conectada al dock. Y los resultados, la verdad, son sorprendentes.

Las primeras diferencias ya pudieron verse la semana pasada en un vídeo publicado por GameXplain en el cual se apuntaba a que el rendimiento era mejor cuando se usaba la consola en modo portátil que cuando estaba conectada al televisor. Algunos usuarios, además, se fijaron en que en la portátil parecía mostrarse un modelo de iluminación más simple y algunos cambios en las sombras. ¿Ha tenido que reducir Nintendo las características visuales para acomodarse a la velocidad de reloj de la GPU de Switch cuando no está enchufada a la corriente?

Comparar la experiencia que ofrece Switch en el dock con la salida de la pantalla de la portátil no es fácil. Ahora mismo no hay forma de capturar de forma directa la pantalla, con lo cual en nuestra comparativa en vídeo estamos usando una cámara. Sin embargo, para la galería comparativa de imágenes hemos utilizado la función de captura de pantalla de Switch (nota para la compañía japonesa... añadid una opción para guardar las capturas en formato PNG, porque la compresión JPEG apesta). Esas imágenes se comparan con capturas extraídas directamente de la salida HDMI. Curiosamente, las capturas se reducen de forma automática a 720p aún cuando al estar enchufada en el dock la consola funciona a mayor resolución. En el caso de Zelda, por ejemplo, la resolución es de 900p al estar conectada la consola al televisor.

En lo que respecta al rendimiento, resulta evidente de inmediato, incluso para el ojo menos experto, que Zelda presenta tirones en puntos en los que no hay problemas en el modo portátil. Para confirmar esto hemos realizado un conteo manual de frames a partir de las capturas con la cámara. Es fácil reproducir este problema, ya que ocurre de forma frecuente en el mundo abierto nada más empezar el juego. En algunos puntos se aprecia como el refresco a 30FPS cae hasta los 20FPS, confirmando también una implementación básica de sincronización vertical con doble buffer.

Lo curioso es que estos tirones son fugaces, lo cual descarta como causa al renderizado de la GPU porque el contenido en pantalla no cambia. Y eso genera una pregunta: ¿si es un problema de CPU, por qué se produce si precisamente la velocidad de la CPU es la misma, 1020MHz, cuando está conectada la consola al dock y cuando está en el modo portátil? Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay un salto importante en la velocidad de la GPU cuando pasas del modo portátil al dock, pero la diferencia en el ancho de banda de la memoria entre ambos modos no es tan grande.

Tenemos una teoría que tiene bastante sentido si consideras los datos disponibles. Haciendo cuentas, al conectar la consola al dock la resolución pasa de 720p a 900p, lo cual supone un incremento del 56% en la cantidad de pixeles en pantalla. Sin embargo, el ancho de banda de la memoria solo aumenta un 20%, pasando de 1331MHz a 1600MHz. El ancho de banda se comparte entre la CPU y la GPU, lo cual aumenta la tendencia a que se produzcan tirones cuando la CPU está bajo mucha carga. Este problema con el ancho de banda también explicaría por qué la resolución no se escala en línea con el diferencial de velocidad de reloj (307.2MHz o 384MHz en modo portátil frente a 768MHz cuando la máquina está conectada al dock). La conclusión, en definitiva, es que si quieres jugar a Breath of the Wild con el menor número de caídas de rendimiento posible tu mejor opción es hacerlo en el modo portátil.

Exceptuando el rendimiento, la experiencia visual no es muy distinta. Sí, el juego funciona a más resolución cuando la consola está enchufada al televisor, pero la presentación en la pantalla 720p de 6,2 pulgadas es fantástica, y aunque la densidad puede no ser tan impresionante como la del panel de algunos teléfonos móviles, es más que suficiente para garantizar que la ausencia total de anti-aliasing no suponga un problema, especialmente porque el juego se renderiza a la resolución nativa de la pantalla. Zelda se ve muy nítido en el modo portátil, y lo cierto es que al saltar a tu televisor es cuando se enfatizan los aspectos menos impresionantes de la calidad global de la imagen.

Switch modo dockSwitch modo portátil

Hemos reescalado las capturas 720p de Switch a Full HD, para igualar la salida HDMI en el modo dock. La diferencia de resolución es considerable, pero aunque aquí no lo parezca el juego se ve muy bien en la pantalla de Switch.

Switch modo dockSwitch modo portátil

No hay ningún tipo de downgrade visual en términos de detalle del escenario. Incluso las rocas repartidas por la hierba son las mismas en ambos modos.

Switch modo dockSwitch modo portátil

Esta captura demuestra que el detalle de las sombras y la cantidad de las mismas es igual independientemente del modo.

Switch modo dockSwitch modo portátil

Y, por supuesto, la calidad del renderizado y los reflejos del agua también es idéntica.

Switch modo dockSwitch modo portátil

Fíjate en los pies de Link y verás que el filtrado de texturas es de mayor calidad en el modo dock. Se manifiesta en forma de un detalle extra delante del jugador, aunque lo cierto es que en movimiento rara vez se nota.

Switch modo dockSwitch modo portátil

La distancia de dibujado también es idéntica. El mundo de Hyrule se renderiza exactamente igual si juegas en casa con la tele o si juegas fuera en modo portátil.

Switch modo dockSwitch modo portátil

Toda la configuración gráfica es por lo demás igual, incluyendo el post-proceso, como podéis ver aquí en el efecto de bloom.

Sin embargo, cuando juegas con la consola conectada en el dock hay una mejora visual. El filtrado de texturas no es especialmente bueno, pero sí mejora respecto al modo portátil, con más detalle en el suelo por delante del jugador. ¿Lo notarás mientras juegas? Es muy poco probable. Al reducir la acción a la pantalla de 6,2 pulgadas la diferencia es casi indistinguible, y la mejora se manifiesta de forma leve justo por delante de Link con una banda de detalle extra.

Por lo demás la experiencia es idéntica. Nintendo podría haber realizado pequeños cambios a la configuración del motor para acomodarse a la inferior velocidad de la GPU en el modo portátil, pero lo cierto es que tampoco hace falta. La iluminación no cambia, las transiciones en el nivel de detalle y el pop-in son idénticas y la calidad de las sombras es la misma. En general, las expectativas con la versión de Switch se invierten: esperábamos en mayor o menor medida un downgrade en la ejecución del juego en el modo portátil debido a la menor potencia disponible en la GPU, pero resulta que en realidad es en este modo portátil en el que encontramos la experiencia más fluida.

¿Y qué hay de las dudas sobre un posible downgrade visual? Lo achacaremos a la filmación de la pantalla y a las diferencias en el tiempo del día dentro del juego. Al comparar las capturas una al lado de la otra se aprecia que Nintendo ha hecho un trabajo excelente a la hora de ofrecer una experiencia consistente, y en este aspecto el concepto de Switch -una consola doméstica que puedes llevarte a cualquier sitio- se cumple con creces. Nuestra única pega es que al jugar con la consola conectada en el dock aparecen problemas de rendimiento que no esperábamos.

¿Y qué pasa con la versión para Wii U del juego? Es una pregunta crucial, porque muchos usuarios todavía no van a dar el salto a Switch y tienen una Wii U en casa. Informaremos al respecto tan pronto como podamos, en cuanto hayamos podido realizar todas las pruebas pertinentes.

Comentarios (45)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!