Eurogamer.es

Rayman Legends en Nintendo Switch... ¿la versión definitiva?

El juego sigue brillando, pero el port podría ser mejor.

Antes de empezar queremos dejar claro que Rayman Legends es y ha sido siempre un fantástico juego de plataformas -uno de los mejores de los últimos cinco años- y esa es la base de la nueva versión para Switch. Tan bonito como siempre, Legends se adapta muy bien a la consola híbrida de Nintendo, pero tan solo hay un pequeño problema: el juego se autodenomina Definitive Edition cuando, en realidad, el port tiene varias pegas que le hacen inmerecedor de dicho calificativo. Wii U, Xbox One y PlayStation 4 ofrecer una experiencia superior, y la versión para Switch tiene más puntos en común con las de la pasada generación, para Xbox 360 y PlayStation 3. Sigue siendo Rayman Legends, sigue siendo un juego excelente, y sí, ofrece una presentación a 1080p. ¿Pero la versión definitiva? No.

A nivel de contenido al menos ofrece varias novedades, aunque ninguna es especialmente emocionante. Todos los personajes que en su día eran exclusivos de cada plataforma están ahora en Switch, lo cual está bien, mientras que el Kung Foot gana un modo Torneo compatible con WiFi local (lo cual no se extiende al juego principal). Y eso es todo; no hemos encontrado ninguna novedad más, aunque al jugar hemos llegado a la conclusión de que hay formas mejores de disfrutar este excelente título.

En el fondo, ninguno de los problemas de la Definitive Edition es extremadamente grave, es solo que estamos ante una colección de oportunidades perdidas, molestias y características recortadas. Esto empieza con las pantallas de carga, las cuales son más largas que en ninguna otra versión de Rayman Legends que hayamos probado. En algunas pantallas ascienden a dieciséis segundos, y lo cierto es que Wii U, una consola famosa por sus extenso tiempos de carga, se las apaña para cargar los niveles un cincuenta por ciento más rápido que Switch... y eso con la versión en disco. Mientras, PlayStation 4 y Xbox One no tienen ningún tipo de pantalla de carga. La versión para Vita era hasta ahora la que tenía tiempos más largos, pero la nueva versión para Switch la supera.

¿Esto importa, realmente? Para empezar daña el ritmo del juego, ya que pasas más tiempo esperando entre pantallas, y eso hace que sea menos disfrutable participar en los time trials o si tienes la intención de recoger todos los coleccionables de cada nivel. Se tarda un tiempo en cargar el propio nivel, y luego también en volver al hub. Empieza a sumar segundos y la experiencia se resiente, algo que no es problemático en otras consolas. Nosotros jugamos con el juego instalado en la memoria NAND interna de la consola, pero al pasar el juego a la tarjeta SD se suman un par de segundos adicionales a las cargas.

No estamos seguros de cuál es la razón por la cual ocurre esto, pero una teoría apunta al tamaño de los archivos y a la compresión. En Wii U el juego pesa 6.7GB, pero en Switch se reduce a tan solo 2.9GB. Es incluso más grande en PlayStation 4 y Xbox, alrededor de 9GB, ya que estas versiones utilizan assets sin compresión. El reducido tamaño del port para Switch es estupendo para ahorrar espacio, pero esa compresión adicional puede estar relacionada con los tiempos de carga, y si ese fuese el caso la CPU está ocupada desempaquetando los datos.

La compresión aplicada para reducir el tamaño del juego provoca un aumento en los tiempos de carga y una sutil degradación en la calidad de los assets.

Esa compresión extra también provoca una sutil degradación en la calidad de los assets, lo cual tiene sentido considerando el tamaño del archivo. La experiencia no se ve muy afectada por ello, pero cuando la cámara se acerca mucho en ciertas escenas puedes notar la diferencia. ¿Es un problema? Seguramente no, pero quizás no debería ocurrir en un juego que lleva el subtítulo Definitive Edition.

Otra pequeña molestia son algunas ralentizaciones ocasionales al jugar. La mayor parte del tiempo el juego se mueve a 60FPS, pero Switch tiene algunos problemas para mantener estable ese rendimiento. Lo extraño es que al repetir las secciones en las que hay un bajón tras morir elimina el defecto por completo, lo cual sugiere, otra vez, que estas situaciones se deben a la decompresión de los assets. Afortunadamente es poco habitual y no muy problemático, pero el hecho de que Wii U mueva estas secciones sin problemas y Switch no resulta decepcionante. Hasta ahora, en cualquier caso, ninguno de estos problemas es lo suficientemente grave como para desaconsejar la compra del juego, pero cuando publicas un nuevo port tanto tiempo después, en un hardware más potente y con la etiqueta de ser la versión definitiva, realmente no deberíamos encontrarnos con ellos.

De la versión definitiva también esperarías encontrar todas las características de todas las versiones, pero no es el caso. Algunas características clave que puedes encontrar en Wii U y en otros sistemas no están aquí. Esto está ligado principalmente a las pantallas con Murphy; en Wii U y Vita algunos niveles permitían a los jugadores usar la pantalla táctil para interactuar con el juego mientras una IA corría por el mundo. En las versiones para plataformas sin pantalla táctil se introdujeron controles basados en botones para Murphy, una experiencia muy diferente pero que funcionaba bien.

Ambas opciones están disponibles en Switch, pero con matices al no ser una implementación completa. Para empezar perdemos la posibilidad de jugar con controles táctiles en el multijugador con una persona controlando a Murphy, lo cual tiene sentido al no poder usar la pantalla táctil cuando la consola está conectada al televisor, pero... ¿y si enlazas dos consolas?

Es fantástico ver como un gran juego como este se añade al catálogo de Switch, pero la verdad es que esperábamos más y da la sensación de que un título famoso por lo pulido que estaba no ha recibido el mismo nivel de atención que en el resto de versiones.

En Vita podías enlazar dos consolas para jugar en cooperativo con una persona usando la pantalla táctil mientras la otra corría por el nivel usando el stick y los botones. Esto debería ser posible en Switch (el cooperativo inalámbrico está disponible en el modo Kung Foot), pero la función no se ha implementado. Además, también hemos perdido la opción para jugar con hasta cuatro personas más de forma simultánea, algo que resulta extraño sabiendo que Super Bomberman R permite hasta ocho jugadores en un único sistema. La versión para Switch capa el número de jugadores a cuatro. Una vez más, no es algo grave... pero decepcionante para la supuesta versión definitiva.

Se puede argumentar que ninguno de estos defectos importa demasiado, pero Ubisoft tenía la oportunidad de crear una versión definitiva de un juego realmente bueno, pero lo que ofrece al final es un port bueno y competente, pero que podría haber sido mejor. Sigue siendo la mejor versión portátil del juego, pero da la sensación de que las ventajas de este port se deben más a las características inherentes a Switch que no a un esfuerzo real por parte de los desarrolladores.

Así pues, si no has jugado a este fantástico juego de plataformas, ¿qué versión deberías escoger? Si jugar fuera de casa no te importa, las versiones para PlayStation 4, Xbox One y Wii U tienen ventajas significativas respecto al port de Switch. La consola de anterior generación de Nintendo sigue ofreciendo una gran experiencia con el juego, especialmente si te interesa el multijugador. Se ve tan bien como la versión de Switch (un poco mejor, de hecho) y los tiempos de carga son menos molestos. En PlayStation 4 y Xbox One se aprovecha la mayor cantidad de RAM para ofrecer assets sin compresión y eliminar los tiempos de carga.

No tenemos nada en contra del lanzamiento de ports de juegos de Wii U en Switch, y de hecho los agradecemos porque muchos juegos se benefician del irresistible concepto de consola híbrida de Nintendo. Y sí, es fantástico ver como un gran juego como este se añade al catálogo de Switch. Pero la verdad es que esperábamos más, y da la sensación de que un título famoso por lo pulido que estaba no ha recibido el mismo nivel de atención que en el resto de versiones, y eso es ligeramente decepcionante.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Comentarios (8)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!