Eurogamer.es

¿Qué hace realmente el parche para PS4 Pro de Metal Gear Solid 5?

Aprobado raspado.

El lunes por la tarde, la cuenta oficial en Twitter de Metal Gear Solid anunció por sorpresa que el lanzamiento de un parche para PlayStation 4 Pro para MGS5 era inminente, y el martes por la mañana ya estaba disponible para todos los usuarios. Como fans del juego estábamos emocionados por ver qué clase de mejoras aportaría a la experiencia en la consola más potente de Sony. El resultado final no es demasiado ambicioso, la verdad, pero es mejor que nada y también supone una buena oportunidad para revisitar un título excelente.

Inicialmente Konami solo prometió mejoras en el rendimiento -lo cual resulta curioso, teniendo en cuenta que el juego original funcionaba a 60FPS casi perfectos- pero más tarde también comentó que habría mejoras en la resolución. Nuestras pruebas apuntan a que el patch amplia la resolución a 2560x1440; se trata, por lo tanto, de otro parche para PlayStation 4 Pro que ofrece resolución 1440p y poco más. En las escenas más exigentes y en ciertas cinemáticas sí se aprecia una mejora de rendimiento, pero nada especialmente significativo. Dicho esto, ya estábamos ante un juego muy bien optimizado, y las caídas de frame-rate eran bastante aisladas. Tras la instalación del parche se seguirá jugando igual de bien que antes, cuando no un poco mejor.

En lo que respecta a mejoras más allá de la resolución y el rendimiento, son casi inexistentes. El Fox Engine es capaz de más -mucho más-, tal y como vimos en la versión para PC de The Phantom Pain, con resoluciones más altas, sombras muy mejoradas y una distancia de dibujado mucho mayor, con un mundo abierto más rico. Resumiendo, Metal Gear Solid 5 se puede escalar más allá de la resolución y ninguno de esos elementos ha llegado a PlayStation 4 Pro con esta actualización. Sin checkerboarding u otra solución inteligente de escalado, este parche es bastante simple; hace tiempo, al montar un PC con unas características equivalentes a las de PS4 Pro, ya llegamos a la conclusión de que la opción más natural para un escalado directo de un motor de PS4 era 1440p.

De hecho, quizás hayamos llegado a un punto en el que Sony debería considerar la opción de añadir una opción de salida a 1440p a su dashboard para aprovechar la enorme gama de monitores en el mercado que funcionan de forma nativa con esta resolución. Microsoft ya ha confirmado la compatibilidad nativa con monitores 1440p en Xbox One X, y recordemos que el Scorpio Engine también es compatible con la tecnología de sincronización adaptativa; falta por ver si se podrán aprovechar los monitores con FreeSync, lo cual sería la guinda del pastel.

Sea como fuere, la cosa se queda en 1440p en Metal Gear Solid 5. Y eso genera una pregunta: ¿si esa es la resolución básica que se puede conseguir con el mínimo esfuerzo en PlayStation 4 Pro, en qué lugar queda Xbox One X? ¿Cuál es su equivalente? La compatibilidad con Xbox One X ya está confirmada para Metal Gear Survive, y sospechamos que quizás haya también un parche similar a este para los usuarios de MGS5 en Xbox. Comparar actualizaciones equivalentes en la nueva Xbox podría iluminarnos a la hora de descubrir cuánto más potente es el hardware de Microsoft. Con una variedad de parches en desarrollo planeados para el inminente lanzamiento de Xbox One X, estamos ansiosos por hacer más pruebas.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Comentarios (1)

Crea una cuenta

O