Análisis del Samsung Galaxy Note 2

Digital Foundry se enfrenta al teléfono Android más grande.

La lógica dicta que el Samsung Galaxy Note era un concepto que sobre el papel no debería haber triunfado: un teléfono con una pantalla de 5,3 pulgadas es a todas luces ridículamente exagerado, pero en contra de lo previsto encontró un público receptivo y a día de hoy ha vendido millones de unidades en todo el mundo. Su popularidad ha sido tan grande que Samsung se ha apresurado a lanzar su sucesor, ahora con una pantalla todavía más grande. Recupera de tu armario, entonces, aquellos viejos pantalones de skater...

Pero una pantalla más grande no es la única novedad que aporta el Galaxy Note 2. En su interior lleva un chipset Exynos 4412 con una CPU Cortex A9 de cuatro núcleos a 1.6GHz, junto con 2GB de RAM. Este nuevo dispositivo no va escaso de potencia, y además también incluye Android 4.1 (también conocido como Jelly Bean) y una serie de aplicaciones exclusivas de Samsung que aprovechan su stylus S Pen.

Resulta innegable que el Galaxy Note 2, al igual que su predecesor, es gigantesco. Roza de forma extraña la fina linea que separa un teléfono móvil de una tableta, y realmente uno no sabe dentro de que categoría incluirlo. La grandes dimensiones del Galaxy 2 también hacen que sea difícil meterlo en la mayoría de bolsillos, así que es mucho más cómodo llevarlo en una mochila o un bolso.

La predilección de Samsung por los materiales de plástico sigue intacta con el Galaxy Note 2, el cual no tiene ninguna superficie de metal. Ni siquiera la fina y brillante linea del borde es de metal (es plástico con un acabado metálico falso) y la tapa de la batería es un auténtico imán para huellas. Pero aún así es un terminal que ni es feo ni parece barato; tiene un acabado reconfortante, y cuando la tapa trasera está en su lugar el dispositivo es sólido y robusto.

Al igual que en su predecesor, buena parte de las funcionalidades especiales del Galaxy Note 2 giran alrededor de su stylus S Pen. Se guarda en la esquina inferior derecha del terminal y se utiliza de diferentes formas, algunas de las cuales os explicaremos más tarde. El nuevo S Pen tiene un borde plano que mejora el agarre, y un botón que te permite cambiar la forma que tiene la pantalla capacitiva de reaccionar al contacto.

El stylus es increíblemente preciso gracias al uso de tecnología de resonancia electromagnética (EMR), mucho más que el tradicional lápiz basado en presión que puedes encontrar en dispositivos como la Nintendo 3DS o el GamePad de Wii U. Su truco más impresionante es que funciona incluso cuando la punta no toca la pantalla, y en ese estado de "flotación" (el cual Samsung llama "Air View") se muestra información adicional de la selección de los menús, algo parecido a pasar el puntero del ratón por encima de una imagen en tu pantalla.

"El stylus es increíblemente preciso, mucho más que el lápiz basado en presión de la Nintendo 3DS o la Wii U."

Naturalmente es un peligro tener algo que se puede separar del terminal y que puedes olvidar en cualquier sitio, ya sea en casa o en un bar. Por suerte el Galaxy Note 2 tiene una opción para emitir un sonido si detecta que te mueves sin el S Pen en su dock, algo que aunque depende de si lo oyes o no se agradece muchísimo.

La pantalla es la verdadera estrella

La pantalla Super AMOLED Plus de 5.5 pulgadas es más grande que la del modelo anterior, pero la resolución baja de 800x1280 pixeles a 720x1280 pixeles. La razón de esta reducción de resolución - que también provoca que la densidad caiga de 285 a 267ppi) es que el Galaxy Note 2 tiene una relación de aspecto 16:9, lo cual hace que sea mucho más apropiada para ver películas y series.

Una de las ventajas más obvias de su potente hardware de cuatro núcleos es el rendimiento. El lag y los tirones han acompañado a Android desde el primer día y no ha sido hasta hace muy poco que esos problemas han desaparecido. El Galaxy Note 2 responde bien y es fluido, retando incluso al Nexus 4 en términos de satisfacción del usuario. La carga de aplicaciones es también rapidísima, la cámara responde de inmediato y la navegación web es una gozada, algo que se enfatiza aún más gracias al tamaño de la pantalla.

Galaxy Nexus (Android 4.1) HTC One X Nexus 4 Galaxy Note 2
Quadrant Standard 2078 4870 4906 5765
AnTuTu Benchmark 4724 11065 10580 13305
Vellamo 1199 1661 1314 2421
GLBenchmark 2.5.1 Egypt HD On-Screen/Resolución nativa 8.3FPS 21.7FPS 39FPS 18FPS
GLBenchmark 2.5.1 Egypt HD Off-Screen/1080p 5.4FPS 14FPS 31FPS 17FPS

La mayoría de fans de Android opinan que las skins creadas por los fabricantes - las cuales funcionan por encima del sistema operativo y generalmente son las causantes de la fragmentación del mercado - son una mala idea, pero cuando se diseñan bien pueden hacer que el dispositivo en cuestión sea totalmente diferente a la competencia.

Eso es exactamente lo que ocurre con el Galaxy Note 2: su interfaz personalizada TouchWiz UI tiene características únicas y muy buenas ideas. Algunas ya las vimos en el Galaxy S3, pero otras son nuevas y van ligadas al ya mencionado S Pen.

"Los entusiastas de Android no son precisamente fans de las skins OEM, pero la TouchWiz UI de Samsung tiene algunas características e ideas únicas."

Cuando sacas el S Pen del dock el teléfono te ofrece atajos relevantes que utilizan el stylus, permitiéndote tomar notas en la pantalla sin necesidad de ir a buscar la aplicación correspondiente.

Otro uso interesante del stylus es para "recortar" porciones de la pantalla y enviarlas a tus amigos a través de Bluetooth o correo electrónico - y aunque esto parece innecesario teniendo Android una función interna para tomar capturas de pantalla, también es verdad que la solución de Samsung es más completa y te permite ser más creativo.

Otra revelación es la posibilidad de usar dos aplicaciones en la misma pantalla. Dejando pulsado el botón atrás se abre un menú en la parte izquierda de la pantalla; arrastrando y soltando los iconos de las aplicaciones puedes cargar dos programas y utilizarlos a la vez. Por ahora esta función no funciona con todas aplicaciones, pero sí se cubren todos los espectros: el correo electrónico, la galería de imágenes, el cliente Twitter o el navegador web lo permiten, por ejemplo. Otra característica que está muy bien es el reproductor pop-out de vídeo, el cual te deja ver una película en una ventana flotante mientras realizas otras tareas.

"La enorme pantalla Super AMOLED Plus de 5.5 pulgadas con resolución 720p es fantástica para el juego móvil."

La enorme pantalla del Galaxy Note 2 está acompañada por una también formidable batería de 3100 mAh. Evidentemente el panel de 5.5 pulgadas requiere algo de alimentación adicional, pero aún así la batería ofrece una duración impresionante.

Como solemos hacer siempre que analizamos un smartphone, durante el primer día de pruebas el uso es bastante exhaustivo - navegando por la web, jugando a juegos, mirando vídeos HD, etc. -, pero aún así la batería del Galaxy Note 2 aguantó hasta la noche sin problemas. Con un patrón de uso más moderado puedes conseguir fácilmente dos días de una única carga, algo que en nuestra experiencia personal hasta ahora era casi una quimera para los usuarios entusiastas de Android. Y mejor todavía: la batería se puede reemplazar, con lo cual puedes llevar una extra para viajes largos.

El Galaxy Note original era un sueño hecho realidad para los fans de los videojuegos, con una enorme pantalla que se convertía en una plataforma perfecta para juego móvil. Con sus especificaciones mejoradas no debería sorprender a nadie que lo mismo se pueda decir del Galaxy Note 2; juegos como NOVA 3 o Jetpack Joyride se ven fantásticos en su gran pantalla, y el chipset Exynos 4412 tiene potencia de sobras para mover los juegos más avanzados. El rendimiento en general es impresionante, y el S Pen es una alternativa sorprendentemente efectiva a tus propios dedos.

"Hemos disfrutado muchísimo este dispositivo, uno que demuestra perfectamente lo mucho que ha avanzado Samsung en los últimos años."

Galaxy Note 2: El veredicto de Digital Foundry

Samsung ha optado por el camino tradicional de actualización con el Galaxy Note 2; es más grande y más potente que su antecesor, con mejor software y una interfaz optimizada. Sin embargo nada de eso importa si el Note original es demasiado grande para tu gusto: las dimensiones del teléfono son indiscutiblemente grandes y eso echará atrás a muchos clientes potenciales.

Pese a ello, el probado éxito del Note demuestra que hay un mercado para terminales con pantallas muy grandes como esta, y tan sólo debes echar un vistazo la próxima vez que salgas a la calle para comprobar que es un producto que ha tenido éxito entre el público general. Si su sucesor será capaz de igualar sus excelentes ventas es algo que está por ver, pero realmente hemos disfrutado muchísimo este dispositivo, uno que demuestra perfectamente lo mucho que ha avanzado Samsung en los últimos años.

Leer nuestra política sobre puntuaciones

Comentarios (8)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!