¿Cómo puede el iPad 3 romper la barrera de los 1080p?

Digital Foundry y los rumores de Apple.

El próximo mes se espera que Apple anuncie la tercera generación de su iPad, y la fábrica de rumores está funcionado al máximo en respuesta a tantas expectativas. La página de noticias MacRumors ha conseguido una de las nuevas pantallas, mientras que el foro chino WeiPhone ya ha publicado lo que muchos creen que es la placa lógica del iPad 3. Si a todo eso le sumamos otros rumores que circulan por internet ya nos podemos ir haciendo una idea del tipo de dispositivo que será el iPad 3 y el nivel de potencia que podría llevar en su interior.

Pero primero tenemos que ver la fiabilidad de todos estos rumores. Estando tan cerca del lanzamiento nos inclinamos a pensar que son bastante fiables. Apple no es como una desarrolladora convencional: suele guardar muy bien sus cartas, e incluso antes de hacer el anuncio oficial ya suele tener el aparato en producción. Cuando fabricas de forma masiva millones de dispositivos en un país lejano y en fábricas cuyos trabajadores cobran una miseria, es inevitable que haya filtraciones, y en los últimos años han sido cada vez más abundantes y precisas. Esta vez incluso la página de tecnología MicGadget ha conseguido fotografías espía de lo que parece ser la planta de producción del iPad 3.

De hecho, muchas de estas filtraciones parecen plausibles precisamente porque no resultan demasiado sorprendentes. MacRumors dice que la pantalla de repuesto OEM confirma que la nueva iteración del iPad ofrece cuatro veces más resolución respecto al actual panel 4:3 de 1024x768, llegando hasta la tremenda resolución de 2048x1536. Las implicaciones son enormes: esto supone un 51% más que el panel LCD o plasma de 1080p que tienes en tu salón, y en su ratio de aspecto 4:3 se puede reproducir sin problemas una película Full HD a resolución nativa con espacio libre, todo esto en lo que asumimos tendrá el mismo tamaño de 9,7 pulgadas del actual iPad.

"Un iPad 3 con pantalla Retina como la que se rumorea ofrecería un 51% más de resolución que los paneles plasma o LCD que tienes en tu salón."

La densidad de pixeles por pulgada puede ser menos que la de la pantalla Retina del iPhone 4, pero la pantalla es grande y se suele ver más lejos, con lo cual el impacto de la super resolución seguirá siendo destacable. La nueva pantalla también tiene implicaciones obvias no sólo en la configuración del dispositivo, sino también de los lucrativos servicios de distribución de medios de Apple. Ahora mismo el contenido HD de iTunes es 720p, lo cual sería minúsculo comparado con la resolución del nuevo panel. Según los rumores Apple está trabajando en un servicio HD+, con contenido codificado a 1080p. Esta decisión tendría mucho sentido, no sólo para el nuevo iPad sino también para la supuesta televisión Apple que dicen se presentará en un futuro cercano.

Una pantalla Retina en el iPad 3 también sugiere una mejora significativa en la cámara. El iPad 2 soporta únicamente captura de vídeo 720p a 30 frames por segundo, suficiente para el modelo actual. Una actualización a 1080p en el nuevo dispositivo sería lo más lógico. En otros aspectos también esperamos mejoras estructurales importantes para mantener en la nueva pantalla la fluidez y respuesta que se espera de un producto Apple.

El misterioso A5X. ¿Cuatro núcleos o no?

Aquí es donde la foto filtrada de la placa y su misterioso A5X SoC (system on chip) entran en juego. El hecho de que el procesador principal no se llame A6 hace pensar a mucha gente que se trata de una mejora incremental respecto a la CPU del iPhone 4S y el iPad 2, y también genera preocupación ante la idea de que una versión potenciada del A5 de dos núcleos no sea suficiente como para mover esa resolución. Lo importante a tener en cuenta es que la definición de mejora incremental que tienen en Apple puede ser muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

La transición del A4 al A5 realmente supuso un salto generacional en términos de rendimiento de proceso: se duplicaron los núcleos del Cortex A9 y el núcleo gráfico SGX535 del iPad 1 y el iPhone 4 se sustituyó por una nueva arquitectura de dos núcleos PowerVR del fabricante IMG. La mejora en potencia de CPU era obvia, pero es en la capacidad gráfica donde se apreciaba un cambio mayor. La verdad es que la GPU original del iPad - la misma del iPhone 3GS, aunque con mayor velocidad de reloj - era insuficiente para la alta resolución de la tablet. El A5 corrigió eso con un PowerVR SGX543 MP3 que ofrecía entre dos y nueve veces más potencia según el benchmark utilizado.

"El A5X no descarta necesariamente un procesador de cuatro núcleos en el iPad 3 - añadir más núcleos de CPU y GPU a la arquitectura actual sería una mejora incremental bastante natural."

Una actualización incremental del A5 tiene sentido porque la arquitectura es inherentemente escalable: Apple puede usar esa fenomenal resolución introduciendo un tercer núcleo gráfico (los núcleos de la GPU SGX543 pueden ser pares o impares) que funcione tres veces más rápido, o incluso puede optar por un cuarto núcleo con la misma velocidad. El actual chip A5 se fabrica con el maduro proceso de 45nm de Samsung, y todo apunta a que el procesador del iPad 3 se fabricará en 32nm. Incluso con más potencia, se podría mantener la envidiable duración de batería de la plataforma.

A pesar de la preocupación ante la idea de que Apple mantenga el A9 de dos núcleos en el procesador A5X, las evidencias apuntan a que veremos un chip de cuatro núcleos. El volcado iBoot de BGR.com identifica el A5X como modelo S5L8945X (el A4 era S5L8930X, mientras que el A5 era S5L8940X) y resulta inequívoco el número de núcleos utilizados en la CPU: cuatro. Las últimas betas de iOS para desarrolladores también tienen soporte para cuatro núcleos, lo cual apunta a que el sistema operativo se ha probado con el A5X. Faltará por saber, eso sí, si serán cuatro núcleos A9 estándar o una solución más personalizada.

¿Llevará el futuro A6 en ARM A15 'Eage' y el PowerVR 'Rogue'?

Si el nuevo procesador es tan potente, ¿por qué no llamarlo A6? ¿Cual es el significado real de A5X? Mirar el futuro de la tecnología móvil puede ponernos en perspectiva. El avance de la innovación tecnológica en este campo es incansable: ARM está trabajando en su arquitectura A15 'Eagle' de próxima generación, ,mientras que las GPUs 'Rogue' de IMG están a punto de presentarse. Añadir núcleos a un diseño existente es un trabajo incremental, pasar a una tecnología nueva y más potente es algo muy diferente.

"El anuncio del iPad 3 será probablemente el más obvio: una nueva pantalla y la mejora de lo que ya es un excelente producto."

El iPad 3 será sin duda muy potente, pero pongámoslo en contexto con las futuras tecnologías de la competencia: el chipset NovaThor de Sony, en particular el A9600 de 28nm, representa el tipo de salto generacional en potencia que esperamos ver en un eventual procesador A6. Un vistazo rápido a sus especificaciones sugieren que es el tipo de nivel de potencia que hará que finalmente los dispositivos móviles estén a la altura de la actual generación de consolas de sobremesa, al menos desde el punto de vista de la GPU.

Esto es obviamente emocionante, pero es más que probable no que veamos productos con esta potencia hasta el año que viene. La tecnología puede estar lista, pero la producción en masa de chip de 28nm todavía no es factible. Siendo ese el caso, el anuncio del iPad 3 será probablemente el más obvio: una nueva pantalla y la mejora de lo que ya es un excelente producto.

Comentarios (20)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!