Blur quiere gustar sin parar

La palabra es "multiplataforma".

"Queremos que Blur suponga para los juegos de carreras lo que Call of Duty para los shooters": Mike Griffth expresaba en estos términos las aspiraciones del nuevo título de carreras de Activision. La idea del juego es la de suponer un cruce donde hayan de encontrarse las aparentemente irreconciliables aspiraciones de los simuladores altamente configurables y tuneables y, al mismo tiempo, las más modestas e inmediatas tendencias arcade.

Según explicó Griffith se trata de un juego que podrá gustar tanto a los aficionados a la velocidad más puristas como al jugador medio que disfruta corriendo con un Mario Kart. Corriendo, pero también chocando y montando bronca. Claro que, a diferencia de Mario Kart, Blur no conocerá limitaciones de público por cuestión de plataforma, permitiendo así apelar a un público lo más amplio posible. Desde luego, amplio es la palabra: Blur promete ser totalmente frenético con partidas online de hasta 20 jugadores, gran cantidad de circuitos y coches fotorrealistas, sistema de daños, red social...

De momento, en Activision y Bizarre están excepcionalmente ilusionados con el proyecto, cuya fecha de salida está aún por anunciarse -está prevista para este otoño-.

Comentarios (2)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!