Battlefield: Bad Company 2

Post-modern warfare.

Los shooters en primera persona tuvieron, hace unos años, un momento de gloria. Poco a poco el género abdicó ante lo que parecía la nueva tendencia, los juegos de acción en tercera persona.

Pero algunos quedaron, y resistieron y se hicieron fuertes. Call of Duty y Modern Warfare demostraron que el género todavía puede dar mucha guerra, y luego DICE y EA se aseguraron de dejarles claro que esta guerra no es cosa de uno.

Battlefield: Bad Company es una franquicia completa, con un single player ameno y un multijugador terriblemente adictivo. Y es que los suecos que lo hacen tienen un montón de experiencia en esto. La campaña principal dura entre 8 y 10 horas y está bastante bien llevada. Empieza con un flashback de la Segunda Guerra Mundial y nos introduce una arma de destrucción masiva que será el centro de todo el argumento.

Los protagonistas de esta historia son los cuatro compinches que ya vimos en la primera parte, que salió en el 2008. Unos enfants terribles, casi renegados, que son enviados a misiones imposibles y suicidas de las que siempre salen ilesos. Terrence Sweetwater es el listillo y el geek de la pandilla, Haggard es un duro pirómano y el Sargento Samuel D. Redford comanda el grupo. Y luego estás tú, Preston Marlowe.

1

Uno de los escenarios más bonitos del juego.

La gracia está en que sois un auténtico equipo. Trabajáis en grupo, os preocupáis por los demás y entre vosotros hay un sentido del humor muy particular. El juego es un no parar de chascarrillos y bromitas, de frases lapidarias y de guiños muy de películas de acción de serie B de los 90.

Esto le da a esta guerra un toque bastante cómico. Quizás juegue en contra de la epicidad de ciertos momentos, pero no nos desagrada en absoluto esta vía un poco menos trascendental de salvar el mundo en comparación con la competencia.

2

Lo que sí que afecta seriamente a esta épica, y además negativamente, es cómo se plantean ciertas situaciones. Hay un montón de momentos llenos de tensión que se resuelven con escenas cinemáticas y esto es, a nuestro modo de ver, un error destacable. Ir con una barca por la noche por ríos japoneses evitando ser vistos por patrullas demasiado cercanas, camuflarse con el terreno cuando vienen tanques y soldados enemigos… ¡queremos jugar estos momentos, que son los más interesantes! En Modern Warfare esto nos lo dejan hacer, y aquí se echa realmente de menos. Si han elegido mostrarnos la acción en primera persona, ¿para qué sacarnos del personaje cuando viene la chicha?

Comentarios (11)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!