Analizamos el precio de Nintendo 3DS en España

¿Por qué cuesta 249€? Desglosamos los factores.

"Excesivo", "un timo", "Europa sigue siendo un mercado de segunda". Esos son solo algunos de los comentarios que se pudieron escuchar en la mayoría de foros de internet cuando el gran público descubrió que la Nintendo 3DS costaría unos 249€ al llegar a las tiendas de nuestro país.

En España, gigantes comerciales como FNAC o El Corte Inglés venden la consola por 249,90€, y cadenas especializadas como GAME, Xtralife o GameStop por unos 245€ de media. Incluso hay algunas tiendas extranjeras que venden la consola por 187 libras (unos 215€ al cambio), en una clara guerra de precios con la competencia.

De todas formas, este precio sigue siendo sustancialmente más alto que el que costaban en su momento la Gameboy Advance o la Nintendo DS, incluso que los 250 dólares (unos 176€) que pagarán los usuarios americanos por la nueva consola.

Así que... ¿nos están tomando el pelo? ¿O Nintendo - y la cadena de tiendas que prefieras - está ofreciendo el mejor precio posible dadas las características de la máquina?

No seria ninguna sorpresa que la propia compañía japonesa te haya hecho creer que este pequeño cacharrito vale todos y cada uno de los euros que pagarás por él. El pasado mes de enero el máximo responsable de Nintendo UK, David Yarnton, aseguraba a Eurogamer que la 3DS "estaba realmente bien de precio".

"El hecho es que es un dispositivo de entretenimiento 3D, y no puedes conseguir nada con 3D por ese precio sin tener que llevar también unas gafas. Debes tenerlo en cuenta".

"El deseo por parte de Nintendo de sacar un beneficio del gadget es más que comprensible. La pregunta es, ¿cuánto gana con ella?"

En gran medida, tanto los vendedores como los analistas de la industria están de acuerdo:

"No tengo dudas de que el precio de 249€ es justo", afirma el analista de EEDAR Jesse Divnich. "La 3DS es un gran aparato electrónico, uno que todos los jugadores deberían experimentar. No creo que ese precio de 249€ vaya a afectar a ninguna compra".

Michael Pachter, el prolífico analista de Wedbush Morgan, tampoco tiene ningún problema con esa cifra.

"Estoy seguro de que la gente se quejará porque estamos en una difícil situación económica, y no les culpo por ello: realmente es cara. Sin embargo, el hecho es que el stock disponible del dispositivo es bastante ajustado, con menos de 500.000 unidades disponibles para Inglaterra, por ejemplo, y Nintendo cobrará lo que cree que el mercado es capaz de asumir".

El máximo responsable de marketing de la cadena HMV, Gennaro Castaldo, también se pone del lado de los jugadores, pero añade que a largo plazo el precio es el correcto.

"Entiendo la razón por la cual para cierta gente puede parecer mucho dinero, pero estamos hablando de una brillante nueva tecnología que ha costado muchos millones desarrollar, así que es comprensible que Nintendo y otras empresas involucradas necesiten obtener un beneficio de ella", explica a Eurogamer.

"Piensa también en la cantidad de veces que se usará y disfrutará durante su periodo de vida, así que los jugadores acaban obteniendo un gran valor de ella con el paso de los años. En este mundo nada es barato, y todos sabemos que si quieres algo de calidad tienes que pagarlo".

Tal y como dice Castaldo, el deseo por parte de Nintendo de sacar un beneficio del gadget es más que comprensible. La pregunta es, ¿cuánto gana con ella?

Comentarios (19)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!