Análisis de Persona 4: Golden

Rol con sabor J-Pop.

El último gran RPG de PS2 llega ahora a Vita en una versión técnicamente mejorada y con otras novedades como el "Social Link".

Lo primero que me viene a la cabeza es el protagonismo que han alcanzado los Persona como alternativa a otros RPG más reconocidos y superventas fuera de Japón. Desde hace un tiempo los también conocidos como Shin Megami Tensei se han convertido en una de las sagas más admiradas en tierras niponas, hasta el punto que una pequeña parte del equipo de desarrollo de este Persona 4 fueron escogidos de entre los fans del Persona 3.

Así pues, Atlus ha apostado sobre seguro al adaptar el mismo juego que ya apareciera en Playstation 2 hace unos años (y cuyo análisis podéis recuperar aquí). De entre los cambios más destacables los más importantes son la introducción de un nuevo personaje y la mejora en el apartado gráfico. La pantalla de Vita hace que el look J-Pop de Persona 4 luzca especialmente bien, dando lugar un diseño que se aparta de los clichés épicos y la fantasía que inundan la mayoría de los juegos de rol, y que se acerca más a cualquier pueblo o villa actual... japonesa, eso sí.

El protagonista es un joven que viaja a la ficticia ciudad de Inaba para continuar sus estudios en el instituto local. Tras su llegada comienzan a suceder una serie de extraños sucesos y pronto descubrirá que existe un mundo paralelo accesible a través de las pantalla de un televisor, y que determinados seres que en él habitan están detrás de lo que acontece a este otro lado.

1

Las batallas requieren concentración y tácticas. Los hechizos con efecto de status negativo son importantes para debilitar a algunos enemigos, especialmente los jefes.

"Persona 4: Golden es gran un voto de confianza ante lo que esperamos sea un punto de inflexión a corto plazo en el catálogo de PS Vita."

La mecánica de juego no se abre ante nosotros hasta superadas las dos primeras horas de juego, que sirven para ponernos en antecedentes, y es en gran medida como la cualquier RPG por turnos, aunque con una historia muy dirigida en el mundo real y muy de "mazmorrear" en nuestras múltiples visitas al otro lado. En ese proceso de recorrer diferentes estancias nos encontraremos con Personas, seres que podremos absorber para mejorar nuestras aptitudes en el combate, y Sombras, los enemigos durante todo el juego. Gracias a las características de todos ellos las mejoras en nuestros personajes se ven potenciadas en función de la Persona "equipada" en ese momento. Y gracias a ellos somos capaces de efectuar poderosos ataques que pueden dejar fuera de combate al enemigo con unos pocos movimientos. Experimentar con cada adversario es clave para dar con la mejor combinación.

Pero no sólo existe la parte rolera en el juego, en Persona 4 Golden se ha introducido un elemento llamado "Social Link", enlaces sociales que consisten en cuidar nuestras relaciones con algunos personajes no jugables, de forma que podemos prestarles ciertas atenciones como ir al cine o a cenar y mejorar nuestra afinidad con ellos, y así subir los atributos de nuestro personaje. Muy en la línea de ese subgénero tan japonés de los dating simulators, donde a través de una serie de diálogos y en función de las respuestas obtenemos mayor o menor recompensa.

Más sobre Persona 4 The Golden

2

Proteger al líder de nuestra party es crucial en los combates. Los otros miembros del equipo pueden resucitar si sus puntos de vida llegan a cero, pero si el líder cae se acabó la partida.

El mérito de este Golden es saber combinar a partes iguales el interés por encontrar y desarrollar las diferentes Personas y llegar al final del misterio de la historia principal por un lado, y por el otro fomentar la relación con otros personajes mientras desbloqueamos misiones secundarias para subir en ellas nuestros atributos. A su vez, es innegable que la versión Vita excede técnicamente la versión original, además de contar con un bello motor en 3D que sirve tanto para conducir la historia como para las batallas y las partes de "social link", dispone de casi todos los diálogos doblados en inglés, escenas anime intercaladas en la narrativa y una banda sonora muy J-Pop que en Japón se publicó al margen del videojuego.

Estoy seguro de que entre los usuarios de Vita hay cierta desconfianza tras este año y poco de vida de la consola en el que su catálogo no termina de despuntar. Persona 4: Golden es gran un voto de confianza ante lo que esperamos sea un punto de inflexión a corto plazo. Sólo hay tres motivos que te podrían alejar de este juego: que no te gusten los JRPG clásicos con cientos de mazmorras generadas aleatoriamente; que la estética japonesa adolescente que impera en los mangas y animes no vaya contigo; o que en su día desgastaras tus dedos en el pad con el original de Playstation 2. Para el resto un RPG imprescindible y un título más que recomendado, una pequeña joya que proporcionará muchas horas de juego.

9 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Persona 4: Golden Gustavo Benéitez Rol con sabor J-Pop. 2013-03-07T11:44:00+01:00 9 10

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!