Análisis de LEGO Batman 2: DC Super Heroes

LEGO de la Justicia.

Versión probada: PlayStation 3

Es curioso lo atrevidos que son en DC dando giros sorprendentes a su universo y sus personajes. No sólo hablo del empujón que han dado a sus superhéroes estrella en el sector de los videojuegos, con títulos Arkham Asylum o DC Universe Online, sino también de excentricidades como el mismo primer LEGO Batman u otro realmente sorprendente por su concepto como fue Mortal Kombat vs. DC Universe.

Ahora bien, si hay algo distinto en este LEGO Batman 2, más allá de que sus protagonistas sean figuras de LEGO, es que a la vez que glorifica la grandeza de los superhéroes se aleja del ambiente - digamos adulto - que caracteriza al universo DC desde La Broma Asesina (1988) y Watchmen (1986), los dos cómics con los que Alan Moore revolucionó el tono de los comic-books americanos. Ignorando la actitud los últimos tiempos, en que se muestran héroes imperfectos o simplemente más humanos, y culminado recientemente en el reboot conocido como los nuevos 52, en este título de Traveller's Tales se rescata la Edad de Plata de los cómics, la que tuvo sus puntos álgidos entre los 60 y los 80 con su perspectiva más afable y simpática. Por supuesto, no olvidemos que se trata de LEGO, un juguete al fin y al cabo, y es un producto pensado para toda la familia, con moraleja incluida -aunque los más veteranos también lo disfrutarán porque, si hay algo que LEGO Batman 2 no es, es un juego simplón.

Vídeo: Tráiler de lanzamiento de LEGO Batman 2

Hay quien me ha comentado que el juego tendría que llamarse LEGO: Justice League, o LEGO: DC Comics, pero tanto el enfoque de la jugabilidad como la historia en sí me han hecho ver que, a lo sumo, tendría que llamarse LEGO: Superman/Batman, principalmente porque el protagonismo recae indudablemente sobre Batman, pero no se trata a Superman como uno más, sino que tiene casi tanta importancia como Robin. La dinámica de la historia acaba recordando, por ese motivo, la de la serie de cómics de ese nombre publicada desde 2003 y recientemente terminada.

La historia se nos presenta como lo hacía el primer LEGO Batman, quitando el hecho de llevar a los villanos... El dúo dinámico desbarata los planes de los varios villanos de su amplia galería encabezados por el Joker. Y el modo de jugar es muy parecido: resolver los innumerables rompecabezas - que cada vez se vuelven más imaginativos - usando distintos trajes para los dos personajes, que en este caso se han vuelto a diseñar respecto a los de la primera parte para hacerlos más poderosos y versátiles. Algo loable en los juegos de LEGO es esa constante evolución, de aprovechar lo aprendido en juegos anteriores para incorporarlo en los nuevos, sin perder la esencia de lo que son.

"LEGO Batman 2: DC Super Heroes se ambienta en la Edad de Plata de los cómics, la que tuvo sus puntos álgidos entre los 60 y los 80 con su perspectiva más afable y simpática"

Pero, también desde el principio, se ve que la historia nos llevará lejos: Lex Luthor en medio del berenjenal característico y habitual de Gotham, apariciones estelares del Hombre de Acero e incluso del Detective Marciano desde su posición de vigía en el Atalaya de la Liga de la Justicia. Si tenemos sentimientos humanos, el momento en el que nos enamoremos del juego es cuando por fin podremos jugar plenamente con ese muñequito azul con capa que representa al último hijo de Kriptón. No sólo significa que esta historia se empieza a poner seria - es un decir - sino que nos recuerda por qué Superman era el superhéroe favorito de nuestra infancia.

1

Joker podría ser tan protagonista como lo son Batman y Superman.

Los niveles del juego están perfectamente equilibrados para poder usar sus poderes a la máxima potencia sin permitirnos despreciar los gadgets de Batman y Robin para seguir avanzando. El resto de miembros de la Liga de la Justicia aparecen casi al final de la historia, pero es un final que se convierte en el principio de lo que realmente ofrece el juego. La historia dura un mínimo de unas 8 horas, pero contabiliza sólo como un 20% del juego. ¡Estamos hablando de algo grande!

Es en ese punto cuando, como en todos los juegos de LEGO, la tónica trata de conseguir todos los bonus y encontrar todos los secretos de los mapas usando todos los personajes disponibles, pero como añadido ahora tenemos la ciudad de Gotham entera para explorar, una Gotham que nada tiene que envidiar a la Arkham City del juego de Rocksteady, ya sea a nivel de tamaño como de espectacularidad gráfica. Al igual que en ese juego, encontrar todos los objetos escondidos se presenta, a priori, como una tarea titánica.

Para ayudarnos en dicha tarea el mapa nos ofrece poder escanear un área para revelarnos qué hay oculto, e incluso los ladrillos rojos que descubramos nos permiten "hacer trampas" en éste y otros aspectos del juego. Nuestro depósito personal de monedas cobra mayor importancia porque es necesario gastarlas para comprar los propios ladrillos rojos, los vehículos y los personajes, tanto los villanos tras derrotarlos en combate, como el resto de héroes y aliados que requiere disponer (pero no perder) una cantidad mínima de ladrillos dorados.

Sin embargo, la gran magnitud de la ciudad hace aparecer algunos problemas. El vuelo, aunque sigue siendo lo más útil para desplazarse, tiene un control poco preciso y patoso, y sólo se ve empeorado por el hecho de ser distinto al de los niveles de la historia. También la cantidad de memoria que requiere hace que los elementos con los que interactuar aparezca con cierto retraso, llegando a ser necesario tener que marchar una distancia y volver para que se vuelva a cargar. La segunda consecuencia de esa gran cantidad de memoria son los molestos tiempos de espera sin hacer nada mientras se cambia de personaje o se salva la partida tras conseguir encontrar los objetos ocultos.

Vídeo: LEGO Batman 2 DC Super Heroes - Mundo Abierto

Uno de los puntos más sorprendentes es que, por primera vez, un juego de LEGO tiene diálogos doblados. Es algo necesario, ya que la historia es mucho más elaborada que en los anteriores juegos, que bien se basaban en las tramas de las películas en que se basaban o, como en el mismo LEGO Batman, era suficientemente simple como para no requerir el uso de palabras. El resultado no podría haber quedado mejor, ya que se potencia la expresividad propia de todos los personajes sin caer demasiado en clichés aburridos. El juego está traducido completamente al castellano tanto en los textos como en los diálogos.

Siguiendo con el tema del sonido, a la genial banda sonora de Danny Elfman para la película de Tim Burton se le añade el épico tema de Superman escrito por John Williams, que suena mientras sobrevolamos Gotham seguramente con una sonrisa inocente en la boca como si fuera la primera vez que vimos la película con 6 años.

Ya sea porque somos esos fans que apreciarán jugar con Flash, desbloquear a Hawkman, o incluso tener que luchar contra el Capitán Bumerán para comprarlo, o ya sea pensando en nuestros hijos, que adorarán volar por la ciudad como si sintieran ser un superhéroe de verdad, LEGO Batman 2 es un juego a tener muyen cuenta por su simpatía natural y por su diversión.

9 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de LEGO Batman 2: DC Super Heroes Albert Ambròs LEGO de la Justicia. 2012-07-04T12:17:00+02:00 9 10

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!