Análisis de Giana Sisters: Twisted Dreams

Brecha generacional.

Kickstarter sacudió el mundo de los videojuegos cuando Tim Schafer y Ron Gilbert decidieron que igual no era mala idea probar a que los usuarios les financiaran el juego en lugar de las distribuidoras. Desde entonces muchos se han subido al carro con mayor o menor éxito. Uno de los proyectos que ha llegado a buen puerto es la continuación espiritual de The Great Giana Sisters, un plataformas de Commodore 64 que Nintendo se encargó de retirar por su similitud descarada con Super Mario Bros.

Giana Sisters: Twisted Dreams nos traslada a los sueños del dúo hermana pija-hermana gótica que da nombre al juego. Cada una termina en el mundo imaginario de la otra y tendrán que colaborar para salir de ahí combinando las distintas habilidades (planeo en un caso, una especie de ataque cargado en el otro) y aprovechando que cada realidad tiene obstáculos únicos.

1

La propuesta no parecía mala a priori, tan solo requería un poco de habilidad en el diseño de niveles para convertirla en algo genial. Lamentablemente, el diseño suele ser bastante plano y en ocasiones cuesta encontrar alicientes para avanzar. En ese sentido, la relativamente corta duración del título es un acierto - algo más habría cansado mucho.

En cada nivel tendremos que recoger gemas y en función de cuántas recojamos y del número de muertes nos darán estrellas, de las que tendremos que tener un mínimo para poder ir a la fase del jefe final. La gran mayoría de las gemas están escondidas y nos obligarán a dar unos cuantos rodeos. Esto parece un artificio para alargar la vida del juego, ya que casi seguro tendremos que repetir algún nivel para avanzar.

A todo esto, uno de los puntos que se pretendía destacar era la dificultad y, efectivamente, avanzar en ciertos niveles es todo un desafío. Últimamente he alabado muchos juegos retantes, y todos ellos tenían algo en común: un control impecable. Giana Sisters podría haberse esforzado más en este sentido ya que los pocos momentos pixel-perfect suelen ser un quebradero de cabeza.

2

El juego corre bajo el motor Unity, y aunque se mueve con solvencia, los modelados 3D son bastante planos. Los diseños en un primer momento no me agradaron demasiado, pero me sirvieron para comprender que no soy el público que busca este juego. Son diseños bastante infantiles, pensados quizá para que aquellos que jugaron al The Great Giana Sisters puedan rememorar su infancia, o incluso jugarlo con sus hijos.

Giana Sisters: Twisted Dreams, entendido como un guiño al jugador de plataformas clásicos, es un buen homenaje que a más de uno le animará a comprobar cuánto han empeorado sus articulaciones desde la última vez que las puso a prueba. La lástima es que para el resto se queda un juego que no llega a alcanzar los niveles de calidad de los últimos grandes plataformas.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Giana Sisters: Twisted Dreams Jaime San Simón Brecha generacional. 2012-11-22T11:43:00+01:00 6 10 Sigue a Eurogamer.es en Steam para obtener más recomendaciones de juegos de PC

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!