Eurogamer.es

El modo difícil de Zelda: Breath of the Wild se guardará en un slot independiente

El primer DLC llega la semana que viene.

El modo difícil de Zelda: Breath of the Wild, incluido en el primer pack de DLC que llegará el 30 de junio, se guardará en un slot independiente del de la campaña principal.

1

El Master Mode cuenta con enemigos más fuertes. Algunos de ellos están en plataformas aéreas.

A diferencia de otros juegos de Zelda, en Breath of the Wild no podemos iniciar varias partidas nuevas al mismo tiempo, aunque sí podemos guardarla en varios slots.

Hasta ahora si queríamos volver a empezar la partida era necesario borrar todo nuestro progreso, o crear un perfil por separado en Nintendo Switch o Wii U. En un juego de 200 horas, no es que haga mucha gracia.

Sin embargo ahora sabemos que podremos probar el Master Mode para comprobar lo difícil que es, y luego volver a la campaña normal en caso de no haberla terminado todavía.

El DLC que llega la semana que viene añade la Prueba de la Espada, en la que debemos enfrentarnos a distintas pruebas a lo largo de 45 habitaciones, una nueva función del mapa para saber qué lugares hemos visitado en las últimas 200 horas, un medallón con el que podemos viajar rápidamente a cualquier lugar que elijamos, una máscara Kolog que hace que vibre el mando cada vez que nos acercamos a una de las 900 semillas (es decir, todo el rato), y nuevas armaduras temáticas de Midna, Tingle y Phantom, entre otras cosas.

Y gracias al Nintendo Spotlight emitido el pasado día 13, también tenemos los primeros detalles del segundo DLC, que llegará a finales de año: The Champion's Ballad, que así se llama, se ambientará 100 años antes de la campaña del juego.

Comentarios (2)

Crea una cuenta

O