Análisis de Fistful of Frags

Shooter online ambientado en el Lejano Oeste que podéis bajar gratis en Steam -y sin microtransacciones.

Los que os soléis mover por la periferia de Steam puede que ya conozcáis Fistfull of Frags, un mod de Half Life 2 con ambientación de western y mecánicas de shooter que se empezó a desarrollar en 2007. Hay poca información sobre sus creadores, pero sí sabemos que uno de los líderes del proyecto es español y que el desarrollo ha sido bastante artesanal, con ayuda de gente de todo el mundo y sin grandes pretensiones.

Esta semana han publicado en Steam una versión standalone y, además, gratuita; la podéis descargar desde aquí y empezar a pegar tiros.

Lo que os encontraréis es algo tan simple que hasta vais a empezar a investigar en los menús si hay algún otro modo adicional que os estáis perdiendo; solo se puede jugar a dos modalidades y en cuatro mapas, y solo por internet. En versiones anteriores del mod había mucha más variedad, y de hecho ver tráilers antiguos hasta te puede liar, porque aparecen pantallas y opciones que aquí no están, pero para esta primera iteración en Steam parece que han querido centrarse en hacer poco pero hacerlo bien.

Los gráficos, la tecnología, las animaciones... todo está desfasado y muy por debajo de lo que uno espera de un shooter publicado en 2014; con todo y eso, hace tiempo que no me lo pasaba tan bien con un shooter online. Quizás porque lo agarras con cierto escepticismo y sin demasiada esperanza el juego es capaz de subirte el ánimo y darte pequeñas (y agradables) sorpresas.

sdfvf

Nos enfrentamos por bandos -vigilantes, desperados, bandidos y rangers- y solo con armas del Lejano Oeste. Tenemos un revólver SW Schofield, la Mare's Leg, que es un rifle recortado, y una Carabina Smith, y todos tienen en común que son pesados y lentos de recargar. Evidentemente la carabina es la más poderosa pero tras cada disparo tienes que recargar; el rifle recortado está en un punto intermedio y el revólver, que es poco potente, tiene un modo de disparo rápido que, aunque pierde precisión, es muy útil a corta y media distancia. También tenemos armas cuerpo a cuerpo, como puños americanos, cuchillos y hasta pinchos para dar patadas mortales con la bota -las patadas se dan con el Shift- y, en según qué partidas, el arsenal se amplía todavía un poco más con hasta arcos y flechas, hachas, más revólveres...

Como las armas son imprecisas y toscas los tiroteos no suelen ir como esperas; lo habitual es fallar el tiro y entonces el rival ya sabe que estás ahí, y si no se da cuenta pues a seguirlo y a intentar tener mejor puntería. A partir de ahí, y según tu estilo, puedes acercarte e intentar pegarle o esconderte tras algún objeto y seguir disparando (y rezando para que te queden balas suficientes y no tengas que recargar) o salir por patas, aunque es bastante posible que te encuentres con otro pistolero y la situación te supere. En Fistful of Frags lo fácil es difícil, y por consiguiente cada muerte tiene un plus de mérito. Las partidas son largas y te dará tiempo de acabar con muchos rivales, pero cada vez que acabes con alguien sentirás esa gratificación instantánea que muchos otros shooters buscan y no encuentran.

Las partidas las ganan los que consiguen más notoriedad, que vendrían a ser puntos. Hay muchas formas de conseguirlos, ya sea con rachas de bajas o equipándonos el sombrero, uno de los ítems, y siguiendo una especie de código de honor -matar a alguien después de que te hiera, o dispararle una vez que te ha visto, etc- y podemos conseguir nuevas armas si descubrimos las escasas cajas que hay por el mapa. Aquí viene otra vuelta de tuerca, porque podemos llevar dos armas a la vez -con la consiguiente pérdida de puntería si no tenemos un personaje ambidiestro, pero un aumento en la cadencia de disparo- o equipar algo que vaya bien a corta distancia y algo que funcione de lejos.

Lo que más le pesa a Fistful of Frags es la falta de progresión. Se entiende si tenemos en cuenta que antes, en el 2007, nadie había abierto esos caminos. Y también se entiende que hayan querido mantener el juego simple, sin florituras; con todo, la estructura se nota algo anticuada y es por ahí por donde podrían haber compensado la falta de tecnología.

Si tenéis un rato libre os recomendaría que fuerais a Steam y que probaseis de instalar Fistful of Frags. Es gratuito y es fácil: pillas un arma y disparas. Si, como a mi, te gusta la temática Western y te apetece probar algo rápido es una opción sorprendentemente buena.

7 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Fistful of Frags Xavi Robles Shooter online ambientado en el Lejano Oeste que podéis bajar gratis en Steam -y sin microtransacciones. 2014-05-13T18:58:00+02:00 7 10

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!