Eurogamer.es

XCOM: Enemy Unknown

Un viejo enemigo conocido.

Con este Enemy Unknown, Firaxis no sólo consigue complacer a los seguidores de la saga, tambien demuestra que puede desarrollar de forma solvente juegos para consola.

Cuando se anunció XCOM, el shooter de Irrational (ahora 2K), los viejos del lugar desempolvaron sus antorchas temiendo otro desastre como el reboot de Syndicate. No les tranquilizaban, todo lo contrario, declaraciones como "los juegos de estrategia no son contemporáneos". Sin embargo, la gente de 2K (la distribuidora, no el estudio) reaccionó rápidamente y encargó un remake a Firaxis, esta vez como juego de estrategia. Con este Enemy Unknown, Firaxis no sólo consigue complacer a los seguidores de la saga, tambien demuestra que puede desarrollar de forma solvente juegos para consola.

XCOM es un juego con una premisa bastante sencilla: los extraterrestres atacan la tierra y nosotros nos ponemos en el papel del jefe de una brigada de "caza-alienígenas", los XCOM. El juego se divide entre la gestión de los recursos de los que disponemos para desarrollar nuestra base, reclutar soldados e investigar tecnologías y el combate táctico que ha hecho famosa la saga. Este ha sido simplificado respecto a anteriores entregas, y en lugar de un sistema basado en puntos de acción; cada uno de nuestros soldados tiene dos acciones en un turno, que puede usar para moverse, disparar o usar alguna de sus habilidades. Esto simplifica bastante el acercarse al juego por primera vez sin disminuir demasiado las posibilidades tácticas.

Vídeo: Tráiler de lanzamiento de XCOM: Enemy Unknown

Como concesión a la espectacularidad, y para aprovechar bien el Unreal Engine 3, cuando el juego crea que la acción merece la pena, la camara del juego cambiará para darnos una visión más cercana del soldado o de los enemigos que acaban de aparecer, aunque se agradece que podamos desactivar esta característica para agilizar un poco los combates, ya que cuando llevas unas cuantas batallas se hace un poco pesado tener que tragarte la misma animación de tu personaje apuntando. Para que hagáis una idea, yo necesite 41 encuentros para terminar el juego (aunque seguramente se pueda hacer con unos cuantos menos).

A medida que avanzamos en el juego, nuestros soldados empiezan a obtener nuevas habilidades y es cuando el combate empieza a tener un poco más de jugo. Cuando reclutamos a una unidad esta nos viene "virgen", pero, tras el primer combate, obtendrá una de las cuatro clases del juego: Asalto, Francotirador, Pesado o Apoyo. La clase nos desbloqueará un "árbol" de habilidades, que podremos escoger a una por nivel de entre dos posibles. La personalización de cada unidad no es mucha, pero si nos sirve para dar variedad en el campo de batalla ya que cada clase hace cosas mejor que otras.

Quizás se hubiese agradecido algo más de personalización en este aspecto. Todos nuestros soldados son bastante equivalentes según su clase; solo tenemos dos "builds" posibles para cada una y, en algunos casos, una de ellas es tan superior que no merece la pena la alternativa. Tampoco existe componente aleatorio en cuanto a estadísticas, con lo que no tendremos soldados que destaquen por encima del resto.

Los enemigos tambien iran evolucionando. A medida que vayamos completando las misiones de la historia principal empezaremos a encontrarnos especies cada vez más duras o con nuevas habilidades. Quizás uno de los pequeños problemas que le he encontrado al título es que, aunque el juego tiene implementado el concepto de fecha y cada mes tenemos una "review" en la que recibimos el dinero recaudado, es cumpliendo los objetivos del juego con lo que provocamos que este avance y aparezcan los nuevos enemigo. Hay que andarse con ojo, porque puede ocurrir que lleguemos a un punto donde el juego nos resulte muy difícil por no tener efectivos suficientemente preparados para poder responder a estas amenazas. En el extremo opuesto del título nos encontramos con la parte de gestión de nuestra base; no tenemos demasiadas opciones, así que no es una parte del juego en la que vayamos a pasar demasiado tiempo. En Firaxis han dejado esta parte bastante simplificada y es difícil que nos equivoquemos.

Uno de los grandes puntos negros del juego, para mi, es es el interfaz del juego en la versión PC; sospecho que estamos frente a uno de esos casos donde el juego esta optimizado para jugar con el mando de Xbox y se ha dedicado poco tiempo a pulir el interfaz con ratón y teclado. Aunque uno se acaba acostumbrando a girar con la Q y la E (que hacen de "bumpers"), que las acciones del soldado se asignen automáticamente a los números (con el problema que segun si es la primera o la segunda acción del turno, el botón de disparar cambia, por ejemplo) y, la que más me irritaba, la maldita confirmación antes de muchas acciones.

Salvando este detalle de la versión para compatibles, el juego tiene una producción a la que no le he encontrado apenas pegas. Gráficamente cumple bastante bien, con unos alienígenas bastante más interesantes que los modelos humanos (que tienen el problema de hipermusculación que sufren muchos juegos que usan Unreal Engine). La banda sonora contribuye perfectamente a crear el ambiente necesario para cada momento y el doblaje en castellano no rechina en ningún momento.

XCOM es uno de los mejores juegos que he jugado este año y creo que es uno de esos lanzamientos que no defrauda, sino que es tan bueno como esperábamos. Es un título que van a disfrutar tanto los aficionados al género como jugadores que se acerquen por primera vez a un juego por turnos y que solo busquen reventar cabezas de extraterrestres. Otro juego más que añadir al extenso currículo de Firaxis, uno que, creo, va a marcar un antes y un después en este estudio y del que espero, con muchas ganas, nuevas expansiones.

nota

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!