OnLive debía entre 30 y 40 millones de dólares

Antes de producirse su venta.

La deuda de OnLive a finales de la semana pasada, cuando la compañía cerró y se vendió a un nuevo propietario, ascendía a una cifra entre treinta y cuarenta millones de dólares.

Según ha explicado al San Jose Mercury News Joel Weinberg, el CEO de Insolvency Services Group (el intermediario que vendió los activos de la empresa al actual propietario, Lauder Partners LLC), OnLive "debía hacer algo de forma inmediata o se enfrentaba ante un cierre muy duro, algo que habría resultado desastroso.

La peor parte, sin embargo, se la llevarán todos aquellos que invirtieron en OnLive: Weinberg calcula que en el mejor de los casos recuperarán únicamente entre cinco y diez céntimos de cada dólar invertido en la start-up de juego en la nube.

Vídeo promocional de OnLive

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!