Unepic

Un juego indie al que debéis jugar.

Es curioso como ciertos géneros que destacaban en la década de los 80 han desaparecido completamente: aventuras gráficas, juegos de mazmorras o juegos que mezclaban rol con plataformas se han visto desplazados de las primeras posiciones en las listas de ventas a favor de otros juegos que priorizan la acción y diversión directa.

Por suerte, gracias al auge en los últimos años de los juegos independientes hemos visto el renacimiento de estos géneros aparentemente muertos, con juegos como Gemini Rue, Legend of Grimrock o el juego del que hablamos hoy: Unepic, un juego basado en la mezcla del rol y las plataformas. Un género en el que han destacado juegos como Castlevania o The Maze of Galious. Concretamente, Unepic bebe mucho del juego de Konami y solo hace falta jugar un rato para encontrar las semejanzas entre ambos juegos.

Unepic nace de las manos de una única persona: Francisco Téllez de Meneses, un señor que ha decidido dedicar los ratos libres de sus últimos dos años para crear el que es uno de los mejores juegos indies de la actualidad.

El juego nos presenta a Dani, un chico que, al perderse en casa de un amigo mientras está jugando una partida de rol, acaba teletransportado a un castillo medieval. Su objetivo será, lógicamente, escapar de ahí y volver al mundo real. Para ello, Dani tendrá que recorrer el castillo y enfrentarse a todo lo que se le ponga por delante.

Como veis, el planteamiento no es más que una excusa para poner un friki como Dani (o como la mayoría de nosotros) en un juego típico de mazmorras, favoreciendo así el cachondeo que hay en Unepic, uno de los puntos fuertes del juego. Porque Dani, al pensar que lo que está viviendo es una ilusión, decidirá reírse de todo lo que le envuelve y para ello no dudará en hacer referencias a todo el mundo friki del que es fan. Además, estas referencias no se limitarán a las conversaciones del protagonista, sino que las armas, personajes o mascotas que nos encontremos en el juego serán tributos a películas, cómics o videojuegos.

Siguiendo con los puntos fuertes del juego, otro de ellos es la inmensidad de posibilidades que tendremos a la hora de ir evolucionando a Dani. En un principio, irá equipado únicamente con un mechero, que nos  permitirá iluminar las distintas habitaciones del castillo y, a medida que vayamos ganando experiencia, dependerá de nosotros el enfoque que le queramos dar a nuestro personaje, como si de una partida de rol (como la que estaba jugando Dani antes de perderse) se tratara.

Así pues, podremos optar por un personaje combativo (ya sea con hachas, espadas, arcos o lanzas), por un personaje centrado en el uso de objetos y habilidades (hechizos, pergaminos y pociones) o lo que hacemos todos, una mezcla de todo que nos permita disfrutar lo máximo posible de las opciones del título. Si bien es cierto que esto lo encontramos en una gran cantidad de juegos, el modo en el que esta balanceado el juego hace que una vez finalizado Unepic, tengamos ganas de probar otro tipo de personaje con características totalmente opuestas.

2

El tercer punto fuerte del título es su sencillez. Mientras en otros juegos, personalmente, se me hace muy complejo entender el uso de cada elemento u objeto, Unepic me ha parecido un juego estupendo para todos aquellos que no estamos muy familiarizados con el género.  Por ejemplo, podremos saber que partes del castillo hemos visitado iluminando las antorchas con nuestro mechero, o ir desbloqueando atajos para ir uniendo las distintas zonas del castillo.

La sencillez también la encontraremos en la jugabilidad. Tendremos pocos movimientos, y muy básicos, como son moverse, saltar y atacar (tal vez alguna opción de defensa hubiera sido una buena idea). Y, para acceder a las habilidades y objetos, tendremos accesos directos en la interfaz del juego que nos permitirán utilizar rápidamente todas las opciones que nos permite Dani.

Eso sí, no todo en el juego es perfecto, y habrá veces en los que esta sencillez veces nos complicará ciertos saltos o ataques, ya que no estarán tan pulidos como desearíamos. Por ejemplo, habrá peleas en que el enemigo dejará de atacarnos si saltamos detrás de el.

Centrándonos en los combates tendremos distintos tipos de enemigos: los que vendrán a por nosotros y a los que tendremos que atacar lo antes posible (nuestro ataque ralentiza el enemigo, así que tendremos que golpear lo antes posible), los enemigos que nos atacarán desde la distancia (cosa que nos obliga a utilizar nuestros arcos o magias) y, finalmente, los jefes finales. Sobre etos no hay mucho que comentar: si bien es cierto que hay un jefe final muy original, la mayoría de ellos son bastante simples. Es más, no existe un jefe final en el juego, aunque la misión final que lo suple nos dejará suficientemente satisfechos.

1

Dejando de lado los combates, en el juego también encontraremos misiones secundarias que nos permitirán desbloquear armas, mascotas y magias que nos ayudarán durante el juego. Pese a que la mayoría de estas misiones se basan en recoger objetos o derrotar enemigos, ciertas quests se os quedarán grabadas en la memoria por lo cachondas que son. Además, por el castillo también encontraremos multitud de secretos en forma de objetos escondidos con mala fe; por ejemplo, detrás de paredes falsas, que nos harán rastrear la red en busca de una pista que nos permita hacernos, con el arco de Legolas por poner un ejemplo...

En resumen, Unepic es un juego extenso (dura más de 10 horas), lleno de combates, secretos y, sobre todo, cachondeo. Además, es un juego que siempre va a más. Al fin y al cabo, empezamos con un friki equipado con un mechero y acabamos con un guerrero equipado con decenas de armas, habilidades, hechizos, magias, pociones y aliados. Un juego imprescindible para todos los que algún día disfrutasteis de juegos como The Maze of Galious o para todos aquellos que nunca lo habéis hecho.

nota

Comentarios (7)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!