Avance de PES 2013

Más vale tarde que nunca.

Qué puedo decir a estas alturas sobre PES 2013 para que me creáis. Sé que hemos pasado años decepcionantes -una generación prácticamente entera, diría yo- y que temporada tras temporada nos han intentado convencer de que esta vez sí, que ha corregido sus errores y ha vuelto parecerse a lo que fue en la generación anterior.

Realmente no puedo hacer nada para que me creáis, solo deciros que soy el primero en criticar las todas y cada una de las ediciones aparecidas en esta generación y, a su vez, soy el primero que espera ansioso cada verano para poder probar una nueva iteración de la franquicia ilusionado con lo que siempre dicen; que esta vez sí.

Dejando a un lado las polémicas declaraciones del responsable de PES 2013, John Murphy, la verdad es que PES parece haber mirado de reojo la brújula de su único competidor (y viceversa, que los dos tienen los ojos muy abiertos) lo que es todo un acierto; el juego se ha vuelto más pausado y suave, las animaciones fluyen bastante mejor y el cambio al joystick es todo un acierto. Por fin podemos apreciar la libertad de los 360º de verdad, se acabaron los ocho carriles por los que galoparnos la línea lateral sin miedo a que el balón se nos desvíe un poco en la carrera, y no solo porque el joystick venga como control estándar sino porque se nota que esta vez el control sí está diseñado para ser controlado con la palanca.

Hemos grabado un partido entero a la demo, que ya os podéis descargar vosotros mismos.

A la hora de encarar a otros jugadores el juego de KONAMI cuenta con nuevas posibilidades. Y es que parece que FIFA Street va a tener más trascendencia de lo que parecía. Pulsando el gatillo R2/RT pisaremos el balón y nos moveremos encarando siempre al defensa, algo realmente útil y bien implementado que aporta un buen repertorio de posibilidades a la hora de salir con la pelota como cambios de ritmo, esconderla o regates de todo tipo ¡hasta podremos tirar el caño, por fin! No es complicado y sí muy gratificante. Además están los controles orientados con los que incluso podremos picar la pelota, el nuevo tipo de pase bombeado o la posibilidad de realizar tiros y pases manuales en cualquier momento pulsando L2/LT, un detalle que puede pasar desapercibido pero que permite, sin dejar de jugar de la forma convencional, que vayamos practicando poco a poco para ir cogiéndole el punto a este tipo de lanzamientos.

Por fin podemos apreciar la libertad de los 360º de verdad, se acabaron los ocho carriles por los que galoparnos la línea lateral sin miedo a que el balón se nos desvíe un poco en la carrera.

La defensa también se beneficiará de algunos cambios. Podremos seguir defendiendo como siempre pero se ha añadido la posibilidad de meter el pie en el momento preciso como lo hace FIFA con su defensa manual solo que en este caso mantendremos la posición con X/A y entraremos dando un toque al mismo botón. Esta posibilidad, además de ser un acierto y una evolución natural dentro de los juegos de fútbol, funciona bastante bien dentro del contexto de PES, más directo y de reflejos; es sumamente gratificante controlar a jugadores como Puyol, que meten la pierna donde haga falta.

Desafortunadamente por la parte no jugable sigue contando con casi las mismas virtudes y defectos de siempre. Aparentemente seguiremos con las mismas ligas y prácticamente los mismos equipos licenciados y modos de juego, aunque los aficionados al fútbol español estamos de enhorabuena ya que se ha confirmado que el día de lanzamiento estará disponible un parche que incluirá los estadios de todos los equipos de la Liga BBVA.

Si sois de "Pro" de toda la vida y estáis esperando un clavo ardiendo al que agarraros parece que este año lo tendréis.

Todos estos nuevos ajustes y novedades consiguen hacer de este PES un juego digno y divertido. Si sois de "Pro" de toda la vida y estáis esperando un clavo ardiendo al que agarraros parece que este año lo tendréis; solo que si estas últimas temporadas habéis jugado a FIFA puede que, tras un primer contacto, choquéis de lleno contra el concepto de PES tan cercano y tan lejano al de EA Sports, pero con un poco de paciencia y unos partidos para acostumbraros de nuevo a tirar con cuadrado/X y a los nuevos regates y demás novedades apreciaréis que el cambio de este año es real.

En líneas generales PES da un pequeño giro de timón a última hora, intenta -al fin- desprenderse del recuerdo de una generación que hoy día miramos con nostalgia pero nada más. Por primera vez en muchos años PES da un paso adelante valiente e inteligente -aunque seguramente ya sea tarde- y, si no sufre una catástrofe en la versión final, PES 2013 se posiciona como un buen juego de fútbol.

Comentarios (19)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!