Avance de Dead or Alive 5

¿Puede Ryu Hayabusa recuperar su honor tras Ninja Gaiden 3?

Siendo el primer juego de lucha en la séptima generación de consolas Dead or Alive 4 no necesitó hacer nada especial para destacar. La receta del éxito, eso sí, era algo más que tener un buen aspecto: ofrecía un familiar aunque robusto sistema de combate y contaba con la primera aparición de un Spartan en Xbox 360. Pero ahora que (supuestamente) estamos acercándonos a final del combate entre Nintendo, Sony y Microsoft, el género cuenta con unos cuantos exponentes de gran calado. La pregunta es ¿puede Dead or Alive 5 plantar cara a los reyes del género o debería retirarse a los bikinis y las pelotas de playa?

Tras pasar un tiempo jugando a una demo ampliada, tengo claro que el Team Ninja se centra en lo que hace mejor: crear una sólida estructura que junte acción rápida con accesibilidad en la ejecución y un gran enfoque en el contraataque. Los movimientos básicos de combate son el puñetazo, la patada, el lanzamiento y el bloqueo, y mezclando dos ataques con una dirección puedes realizar satisfactorios combos que acaben con una llave.

Lo que diferencia a Dead or Alive de otros juegos de lucha es esa dinámica tipo piedra-papel-tijera que introduce cierto riesgo cada vez que pulsas un botón. Puedes bloquear un golpe predecible, contraatacar y luego realizar una llave. Este mantra de tres pasos era y sigue siendo el pilar de la experiencia en DOA. Pero aunque Dead or Alive se ve y se juega de forma parecida a su antecesor, también ofrece nuevas mecánicas y algunos cambios bastante interesantes.

Cualquiera que haya jugado a la demo de Dead or Alive 5 que venía con Ninja Gaiden 3 (indudablemente lo mejor de ese disco) sabe que el Team Ninja inicialmente pretendía usar el sistema de bloqueos de Dear or Alive 3 y del reciente Dimensions. Al final ha cambiado por una filosofía cercana a Dead or Alive 4, ya que aunque el bloqueo alto y bajo básico no diferencia entre puñetazos y patadas, ahora ya no hay un counter para ataques medios y debes adivinar correctamente entre pies y manos.

Es un movimiento acertado que permite que algunos personajes, como Christie y Zack, sean más efectivos y tengan una menor tendencia a ser bloqueados. Otros que recurren mucho a las llaves, como Bayman o Leifang, cuenta con llaves avanzadas que pueden quitar una buena cantidad de la barra de vida del rival. Y así como Tekken recuperó las mecánicas de contra tras años sin ellas, Dead or Alive 5 hace lo mismo dando la opción de agarrar por detrás.

Esto se realiza con el nuevo sistema Power Blow, que te permite cargar un ataque especial que, si impacta con éxito, desata una cinemática sucesión de artes marciales que puede noquear a tu oponente en una Danger Zone para realizar todavía más daño. En la demo de NG3 el Power Blow se podía utilizar en cualquier momento del combate, pero ahora sólo cuando tienes el 50% de tu salud o menos. También puedes variar el tiempo de carga y atraer al oponente a un error, pero aunque el Power Blow se puede bloquear es más inteligente dar un paso al lado, ya que puede romper tu guardia y hacerte vulnerable.

El Power Blow parece poco más que un simple truco que sirve para pillar por sorpresa a la gente que aporrea botones, pero cuando se usa con el nuevo Critical Stun para aturdir su retraso parece menos problemático. No es precisamente una de las mecánicas más fáciles de explicar sobre el papel, pero basta con decir que cada personaje tiene al menos un ataque que puede causar un Critical Burst al usarse al final de un combo. Hitomi, por ejemplo, tiene un doble puñetazo que al impactar dos veces en una rápida sucesión fuerza al oponente a un Critical Burst, con el tiempo suficiente para cargar y realizar un Power Blow.

La clave es que el oponente no puede hacer una llave para dar la vuelta a la tortilla una vez ha sido aturdido, y para personajes como Bayman - el cual sale muy beneficiado por las nuevas mecánicas - es incluso posible atacar con un combo del que no se puede escapar una vez ha impactado el primer golpe. Esto cambia el ritmo del juego a varios niveles, porque donde las llaves eran un útil comodín ahora el sistema Critical Burst te permite orquestar situaciones que garantizar un buen daño. Y eso en DOA es algo importante.

Más sobre Dead or Alive 5

Todavía más importante es la inclusión de Akira Yuki y Sarah Bryant de la saga de culto Virtua Fighter de SEGA. Huelga decir que Akira es uno de los personajes técnicamente más complejos de la historia del género, y aunque su transición de los rings a las arenas de varios niveles le han suavizado un poco sigue siendo sorprendentemente similar a como era en VF. Sarah, con sus patadas altas, estaba ausente en la demo, pero parece una elección natural para el juego.

El resto del roster está compuesto por cuatro hombres de acción, incluyendo a los ninjas Hayabusa y Ayate, con sus habilidades de ninjitsu, y por las féminas Tina Armstrong, una luchadora de wrestling, Kokoro y sus potentes golpes con el hombre y la atractiva Katsumi, con su característica velocidad y habilidad para teletransportarse entre pétalos de flores. Las nuevas arenas también son una mejora en cuanto a diseño y funcionalidad, y aunque la calidad de la animación no le quitará el sueño a Namco Bandai, la fluidez de los movimientos entre las técnicas no tiene nada que envidiarle.

Aunque Dead or Alive 5 sea atractivo a la hora de jugar, es difícil obviar el hecho de que cuando llegue a las tiendas en septiembre se enfrentará a Tekken Tag Tournament 2, un juego que sólo con el nombre ya tiene garantizado arrebatarle parte de la atención. Para contrarrestar esto el Team Ninja debe publicar un juego de lucha bien equilibrado. No sólo a nivel de roster, sino también en la calidad y variedad de modos de juego. Si pueden hacerlo añadiendo además el indispensable modo de entrenamiento, un código de red fiable y un modo historia por encima de la media (hay que ser realistas), entonces DoA5 podría lograr algo parecido a lo que Dimensions consiguió en 3DS.

Cuando Tomonobu Itagaki abandonó el Team Ninja en 2008 a los fans les preocupaba que su ausencia tuviese un efecto adverso en los juegos del estudio. Desgraciadamente, en el caso de Ninja Gaiden ese pesimismo estaba más que justificado. Pero basándonos en lo visto en esta demo, Dead or Alive 5 parece ser un gran juego de lucha que aunque resulta familiar en términos generales incluye interesantes mecánicas nuevas. Sigue siendo un festival de pechos balanceándose, sí, pero bajo ese frívolo aspecto hay un frenético juego de lucha con profundidad y sustancia.

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!