THQ intenta aferrarse al Nasdaq

¿Quo Vadis, THQ?

Este artículo pertenece a la sección de Game Over, el podcast independiente que tiene su sección dentro de Eurogamer. La podéis visitar aquí.

Aquí estamos otra vez. Hoy me gustaría seguir buceando en la bolsa y algunos de sus intríngulis. Hay vida más allá de la prima de riesgo, o mejor dicho, muerte.

En el artículo anterior comentábamos algunos de los porqués para salir a bolsa. Si eres persona de buen gusto y huíste de él como de la ducha no te culpo; pero si aun así estas aquí, debes saber que hoy vamos a tocar un tema aún más áspero: vamos a hablar de THQ y su "Reverse Split" (en adelante R-Split). Por cierto, a los valientes que leyeron el primero: gracias, no os entiendo pero gracias.

¿Reverse Split? Eso lo hacía yo en el Skate 3.

Y desde luego no soy yo quien vaya a poner en duda que lo hicieras. No obstante, aplicado a THQ no es ni tan cool, ni gratificante. De hecho, podríamos asemejarlo a darse un tortazo al intentar hacerlo.

El 29 de Junio del presente año, en su junta de accionistas, THQ decidió realizar un Splitz Inverso, cuyo objeto era mantenerse dentro del Nasdaq. Se decidió que el canje sería de 1 a 10, cristalizándose todo ello el día 9 de Julio, día en el que THQ pasó de tener 70 millones de acciones a unos 7 millones.

¿Me lo explique? Lo intento. Básicamente un Reverse Split es una maniobra de recompra de acciones con el objetivo de aumentar su precio. Esto quiere decir que la empresa disminuye automáticamente el capital de las acciones reduciendo su número. En este caso, de cada diez acciones desaparecerían nueve, con lo que el precio de las acciones resultantes aumenta en torno a un 1000%, teóricamente.

Es una operación automática; un día tienes 10 acciones a 9€ y al siguiente 1 acción a 90€. Hasta aquí no vemos nada malo para el accionista; el problema son los motivos que hay detrás de una decisión como esta. Este tipo de operaciones intentan amortiguar las bajadas continuadas de una cotización dentro del mercado, por lo que, si eres accionista de una empresa y en la habitual información sobre la reunión de accionistas uno de los puntos del día a votar contiene la expresión "reverse splitz", empieza a temer por tu dinero. Y esto no es como que te invadan en el Demon´s Souls y te roben las almas, esto es aún peor.

Ok, ok es una triquiñuela, síntoma de un mal mayor, pero se hace con un motivo y a veces tiene efectos positivos, por lo menos dos:

  1. El efecto gráfico: No son pocos los pequeños accionistas, y no tan pequeños, que invierten mirando el gráfico. La bolsa se mueve rápido y hay muchos valores. Mucha gente pone "radares" de forma que identifican las acciones que tienen subidas explosivas y se suben al carro. El día posterior al que se hizo efectivo el Split, THQ subió en los gráficos un 15% y seguro que más de uno se apuntó al carro de dicha subida, descubriendo su porque demasiado tarde. Esto equivale a comprar un tordaco de videojuego por la carátula. Porque señores, aún y en la era de la información, aún y llevando un terminal mucho más potente que los ordenadores que llevaron al hombre a la Luna, aún y así, mucha gente compra juegos por la carátula. No pasa nada se os sigue queriendo. Este efecto ni es muy grande, ni es el motivo de plantear un "r-split".

  2. Evitar ser expulsada del Nasdaq. Antes del Split Inverso, THQ cotizaba sobre 0,50$, y el Nasdaq tiene, entre muchas de sus condiciones para formar parte de él, que las acciones de la empresa coticen por encima de 1$. Este es con diferencia el motivo principal; no ser expulsado de la tierra prometida.

El club del Nasdaq.

1

El Nasdaq es la mayor bolsa por volumen de negocio del mundo. Surgió en 1971 y recoge a más de 3.000 empresas de pequeña, mediana y gran capitalización afincadas en Estados Unidos. Tradicionalmente se le asocia con los valores tecnológicos, y muchos de ellos cotizan allí, acaparando el Dow Jones valores más "tradicionales" (financieros, industriales, servicios, energéticos, textiles..). Como dato curioso diré que uno de sus padres fue Bernard Maddoff... Sin comentarios.

Quizás sea paradójicamente la misma "Muerte" la que venga a subirla a horcajadas de su caballo. Puede que el Apocalipsis sea lo único que salve a THQ.

Ein moment Herr Villarreal (hay que empezar a hablar alemán o no entenderemos a nuestros amos), dos artículos y la bolsa siempre es mala. ¿Para que tanto follón? ¿Porque no salir simplemente de ella? Bueno, digamos que salirse del Nasdaq porque las acciones se deprecian es como suicidarse porque llevas meses resfriado. Del Nasdaq, como de la vida, normalmente te sacan, y si lo hacen es con los pies por delante. Como todo mercado financiero, tiene una serie de normas para que te incluyan en él: hay que garantizar un volumen de acciones y de intercambios de estas suficiente, así como que el valor de las mismas no caiga en exceso. Un poco como en la Champions League, sólo las compañías potentes pueden estar inscritas en el Nasdaq (venga de donde venga dicho poderío). El precio de las acciones de THQ estaba por debajo del límite mínimo y sólo un "r-splitz" o una improbable alza de las mismas auparía a las acciones por encima de dicho límite.

Salir del Nasdaq hubiese supuesto la inmediata descapitalización de la empresa, ya que uno compra y vende acciones dentro de los cinco o seis mercados más importantes del mundo. Si una empresa se sale de uno de estos mercados, puedes verte con la imposibilidad de vender tus acciones o de hacerlo en muy malas condiciones, pagando altas comisiones o siendo muy difícil que alguien te las compre (porque para vender acciones, alguien debe comprarlas). Con lo que si la salida del Nasdaq se hubiera materializado, con ella hubiese venido un aluvión de ventas de acciones y una depreciación aún mayor de las mismas, provocando una muy posible quiebra de la compañía. De ahí el interés de aferrarse al Nasdaq con uñas y dientes.

El futuro de THQ, a pesar del éxito conseguido al mantenerse dentro del Nasdaq, no esta exento de negros nubarrones. La compañía arrastra una gran depreciación que seguro le dificulta acceder a la financiación necesaria para llevar a cabo sus proyectos; sus videojuegos. Quizás sea paradójicamente la misma "Muerte" la que venga a subirla a horcajadas de su caballo. Puede que el Apocalipsis sea lo único que salve a THQ.

Comentarios (9)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!