Zynga: La pequeña oruga glotona

¿Que hay despues de FarmVille?

En la pasada Gamelab 2011, el profesor Richard Bartle, co-creador de los MUDs (Multi User Dungeons, los precursores de EverQuest y World of Warcraft) y toda una eminencia en mundos virtuales, dio una conferencia sobre El futuro de los juegos sociales. Ya en su día me pareció que sus tesis eran muy interesante, pero a día de hoy aún lo es más, porque todos los problemas que se está encontrando Zynga, la pérdida de usuarios y esa sensación que la burbuja de los juegos sociales está a punto de explotar, cuadran perfectamente con lo que nos contó Bartle hace un año en el auditorio de Las Arenas.

1

La pequeña oruga glotona, un libro de introducción a la lectura.

Para Richard Bartle, los juegos sociales son "La pequeña oruga glotona". La idea central de la charla fue que, al igual que el libro de Eric Carle es la primera experiencia de los niños con los libros, FarmVille lo va a ser de mucha gente con los videojuegos. Pero, al terminarlo, no buscamos Una ovejita muy glotona o Una oruga en París, sino que buscamos más libros. Aunque hace un año había 20 millones de personas jugando a CityVille, en 5 años ¿a que jugaran esas personas? Bartle no podía darnos la respuesta, pero sí estaba convencido de que no a CityVille. Análogamente al ejemplo del libro, después de jugar a FarmVille la gente no buscará otro igual, sino más juegos.

¿Por qué estaba tan convencido de eso? Los haters de los juegos sociales dirían, simplemente, que son malos juegos. O que son muy aburridos. Pero como Bartle es un académico, argumentó su explicación de forma rotunda (aunque la charla se le hizo algo espesa a más de uno).

El problema básico de los juegos sociales, al menos todos los que derivan de FarmVille, es que basan la progresión en recompensas extrínsecas, es decir, la motivación para seguir jugando se encuentra en las recompensas y desbloqueables (ahora tu granja es de nivel 2, tienes un nuevo edificio, tu granja es más bonita que la de tu amigo) y no que el acto de jugar sea divertido. Para agravar el problema, en la mayoría de ocasiones esta jugabilidad se gasta y cuesta mucho enganchar al jugador en otro grind (un proceso repetitivo para conseguir una recompensa) similar.

Con todos estos problemas, estos juegos han conseguido llegar a un público al que no han llegado los juegos convencionales (lo que nosotros llamamos juegos hardcore). Pero, para Bartle, no existe el "jugador de juegos sociales", sino que esta gente se ha introducido en el mundo de los videojuegos con FarmVille y su siguiente paso no será buscar otro juego de schedule management, sino algo más complejo y que tarde más tiempo en dominar.

Es por eso que, si miramos las estadísticas de los juegos que se están jugando más a día de hoy, veremos que aunque se conservan los componentes sociales, se intuye un renacimiento de modelos de juego super clásicos como Sim City, el Puzzle Bobble o Pokemon. Y en Zynga se han percatado de la tendencia.

Hace algunas semanas, Zynga celebró un evento para enseñar sus próximos juegos. Y, aunque tienen unos lanzamientos muy potentes para este año (juegos casuales con una factura muy buena), sus grandes anuncios fueron "The Ville" (una suerte de Los Sims), "ChefVille" y "FarmVille 2". ¿Sabrá Zynga pivotar hacia un mercado más hardcore? ¿Podrá darles a los jugadores lo que buscan o será EA quien se llevará el gato al agua con "Sim City Social" u "Othernauts" (desarrollado por Insomniac Games)? ¿O un nuevo estudio independiente dará la campanada?

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!