Gemini Rue

Lluvia pixelada cae sobre Barracus.

Me confieso gran fan de Dave Gilbert desde aquel primer "The Shivah" y, como hemos ido viendo, juego a juego, el aspecto de sus títulos ha mejorado hasta el punto que, hoy en día, están al nivel de las aventuras de la edad de oro del género. No solo eso, sino que, además de sus juegos, Dave publica juegos de otros desarrolladores. Gemini Rue es el segundo juego de terceros que ha publicado bajo su sello, a partir de una producción muy buena del jovencísimo desarrollador Joshua Nuernberg. Dave le ha hecho de guía y ha metido su toque magistral para el doblaje; y el resultado es una de las mejores aventuras gráficas que he jugado en los últimos años.

1

Gemini Rue se ambienta en el siglo 23, y nos pone en el papel de Azriel Odin, un detective con un oscuro pasado trabajando para el crimen organizado que está buscando a su hermano Charlie. No os desvelaré demasiados detalles de la trama, salvo que, en cuanto averigüemos el paradero de Charlie (bastante al principio de la historia), el juego nos permitirá cambiar entre los dos hermanos (de ahí el título de la aventura). Pero si os puedo decir que el argumento está muy bien hilado. Una cosa que me ha gustado particularmente es que, para variar, no es un juego de humor. Tiene sus toques divertidos, pero al igual que los juegos de la saga Blackwell, el juego es bastante serio y, a pesar de las limitaciones técnicas, resulta emocionante.

Adoptar un estilo pixel art, resulta muy interesante para un desarrollo independiente. Gemini Rue no puede competir con una aventura como Runaway o The Whispered World, con un montón de sprites animados de alta resolución, pero sí puede competir con los viejos juegos de Lucas Arts de los 90; el mayor halago que le podemos hacer al arte de Gemini Rue es que es totalmente profesional. Joshua ha conseguido llegar al nivel de los mejores artistas de la época.

Si los gráficos son lo mejor que se hacía en su día, el sonido no se queda atrás. La banda sonora está compuesta por otra joven promesa, Nathan Allen Pinard, que intenta hacerse un hueco en el mundo de la composición. Eso sí, gracias a la tecnología y el software actual, el resultado se acerca bastante a lo que vemos en las grandes superproducciones. Pero donde el juego, no solo se acerca, sino que supera a muchas superproducciones es en el doblaje. Dave es un gran aficionado al teatro amateur y se nota. Los actores le ponen muchísimas ganas a la interpretación y ayuda muchísimo tener a alguien como Gilbert totalmente implicado en el proyecto dirigiendo.

2

Si erais aficionados a las aventuras gráficas de antaño, debéis dar una oportunidad a Gemini Rue (y al resto de la saga Blackwell). Como ha salido en algun bundle, más de uno lo tendrá olvidado por su biblioteca de Steam. Aunque en esta época del año no se prodigan las tardes lluviosas, es un gran juego para jugar una tarde aburrida de domingo. Pero, sobre todo una gran aventura gráfica. Si hubiese salido hace quince años, hoy estaría en los tops de las mejores juegos del género.

nota

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!