El DLC bueno, el DLC feo y el DLC malo

Formas y formas de vendernos los molestos DLC.

Parece, en ocasiones, mi tema fetiche a la hora de hablar de videojuegos en esta respetable revista y en ese despreciable programucho de radio que perpetramos todos los sábados. Los DLC, o Contenido Descargable, esos recientes e incómodos compañeros de viaje en esta travesía del mercado del videojuego. Hasta la fecha hemos dicho de todo al respecto, desde profundas reflexiones sobre lo inapropiadas de algunas decisiones hasta llamar directamente ladrón de guante blanco a más de una lumbrera...

¡Pero basta de negatividad! Por una vez dejemos de ser tan negativos, que en ocasiones parecemos abuelos criticando una obra y centrémonos en lo positivo. Porque sí, los DLC también pueden tener su lado amable y esta semana nos lo ha demostrado Namco Bandai.

No hace ni un mes que nuestro buen amigo Saeba nos contaba en el programa como Harada Tekken, el responsable actual tras la mítica saga de lucha en tres dimensiones, aseguraba a la prensa que, a diferencia de sus compañeros en Capcom, él jamás incluiría personajes en un disco para luego exigir dinero para desbloquearlos; declaraciones con las que Harada intentaba claramente distanciarse de la reciente polémica que sacudió a Capcom con "Street Fighter X Tekken". Algunos opinan incluso que era toda una declaración de intenciones cargada de algo de resquemor, pese a que Harada naturalmente debe mantener las formas ahora que ambas compañías están trabajando juntas. Celebramos entonces las palabras del productor pese a tomárnoslas con pinzas, pues pese a su cargo de responsabilidad no es él quien tiene la decisión final sobre las maniobras comerciales de sus títulos.

Cual es mi sorpresa esta semana cuando, siguiendo los deseos expresos de Harada Tekken, Namco Bandai confirma lo que tantos esperábamos en la presentación del primer DLC para el esperadísimo "Tekken Tag Tournament 2". Susodicho contenido tendrá cuatro personajes nuevos, pero a diferencia de "Street Fighter X Tekken" estos personajes serán completamente gratis para todos aquellos jugadores que hayan hecho una pre-reserva del título. Y para los que no, la descarga de susodicho DLC acabará por ser igualmente gratuita al cabo de unos meses.

Vídeo: Tekken Tag Tournament 2 y sus nuevos luchadores

Os aseguro que celebro muchísimo semejante política, porque hasta ahora tenía la sensación que los DLC eran un castigo a aquellos jugadores que no estuvieran dispuestos a pasar por caja. Con este DLC se sienta un nuevo precedente convirtiendo el contenido descargable no en un castigo, sino en una recompensa a aquellos que hayan comprado el título antes que nadie. Sabemos que los videojuegos ya no tienen la vida útil de antaño; sabemos que aquello de que un juego a 60 euros sea rentable durante un par de años es ya una fantasía del pasado. Los juegos a precio completo apenas tienen una vida útil de un par de meses hasta que alguna tienda británica decide rebajar drásticamente su precio, lo que, como ya nos ha contado en alguna ocasión Fanatiko , puede llegar a hacer mucho daño a según que desarrolladores. De alguna manera el contenido descargable nace con la pretensión de alargar esa vida útil y de recuperar parte de ese dinero que acaba por perderse. Pero, en algún momento, alguien perdió radicalmente el norte.

Lo que originalmente pintaba que podía llegar a ser una gran idea que nos permitiría alargar la vida de nuestros juegos favoritos con nuevo contenido y nuevas aventuras, ha acabado degenerando en el monstruo deforme con el que batallamos cada día. El DLC ya no es una recompensa sino un castigo. ¿Que son hoy sino los DLC? Veinte euros por una nueva lamentable misión, de veinte minutos, que no aporta nada al título y que originalmente había sido arrancada del juego original. Nuevas fases y nuevos personajes extra que vienen dentro del propio título pero por los que hay que pasar por caja para desbloquearlos. O acceso a servicios online que, según las propias normas que aceptamos al comprar el código de marras, puede quedarse sin servicio el día menos pensado o cuando a alguien se le crucen los cables.

Sabemos, por desgracia, que los DLC son un incomodo pasajero que ha venido para quedarse y del que raramente conseguiremos deshacernos mientras las consolas y ordenadores estén conectados constantemente a Internet. Con lo que, aunque es cierto que se le podría criticar a Namco Bandai que estos cuatro personajes no estén al acceso de todo el mundo desde el primer día, creo que vista la situación nada halagüeña del mercado, Namco Bandai ha optado por un enfoque muy positivo. Un enfoque tan simple como que si te compras el juego el primer día te hago un regalo, pero sin hacer diferencias injustas entre usuarios, porque algún día ese contenido será accesible a todo el mundo. ¿Se os ocurre un mayor revulsivo para aumentar las ventas el día de lanzamiento? El auténtico fan de la saga tendrá un jugoso regalito el día de estreno mientras que al que decida esperarse unos meses a la inevitable bajada de precio tampoco le irá de ahí. De hecho, acabará por recibir con el tiempo la agradable noticia de que ya puede acceder a cuatro nuevos personajes, lo que inevitablemente dará una segunda juventud al título.

Eso es lo que han de ser los DLC: recompensas, no castigos.

1

El Gorilla Warfare de Max Payne 3.

Eso es lo que han de ser los DLC: recompensas, no castigos. Pero recompensas de verdad, porque aunque es cierto que lo de recompensar con DLCs gratuitos a los que hacen pre-reservas en las principales cadenas ya se hace, no me vale cuando esas recompensas son feas y patéticas. El caso de "Max Payne 3" por ejemplo, por cuya reserva prematura me he llevado un simple "cheto" que otorga más daño a las balas en el modo multiplayer. ¿De verdad alguién se cree que hice la reserva en vistas de conseguir semejante chorrada? Ni yo, ni nadie, me temo. He visto de todo en otros títulos: armaduras de diferentes colores, armas nuevas, alguna recompensa chorra para tus avatares en las redes sociales, entre otras tantas  chorradas que a la hora de la verdad no aportan absolutamente nada al juego. Pero lo peor es saber que después estos mismos contenidos acaban por llegar de pago a esos mismos bazares. ¿Alguien los compra?

Espero sinceramente que "Tekken Tag Tournament 2" triunfe en ventas. No porque sea seguidor de la saga, de la que os confieso que nunca he sido demasiado fan, sino para sentar un precedente que puedan imitar otras desarrolladoras. Especialmente Capcom, que vistas las bajas ventas de "Street Fighter X Tekken", causadas me atrevería a decir por el malestar generalizado entre sus seguidores por las razones que todos conocemos ya, podría sumar dos y dos y darse cuenta de la triste realidad de comparar ambas políticas. Pero todo eso solo el tiempo lo dirá.

Comentarios (10)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!