Avance de Civilization V: Dioses y Reyes

Cuestión de fe.

Civilization sigue siendo uno de esos nombres que, en el mundo de los videojuegos, sigue consiguiendo sonrisas cuando aparece en las conversaciones de aquellos que llevamos en este mundillo desde hace quizás más tiempo del que querríamos. Ahora podemos volver a sonreír porque aparece una expansión llamada Dioses y Reyes para el último juego de la franquicia aparecido a finales de 2010.

No podría tener mejor título, pues la fe tendrá el principal protagonismo de la nueva ampliación. Así como las ciudades pueden producir oro o felicidad, los puntos de fe son un nuevo recurso con el que adquirir... nuevas cosillas.

Vale, perfecto, pero... ¿para qué demonios me sirve la fe? ¡Ah, incrédulos! ¿no sabéis que la fe mueve montañas? No sólo eso, y he aquí lo bueno: cada civilización puede definir y desarrollar su propia religión. Desde crear una religión belicista que haga nuestras tropas más letales o que se curen más deprisa, a crear una basada en la naturaleza o la cultura que haga que encontrar o dominar maravillas naturales nos recompense con más puntos de fe.

"Cada civilización podrá definir y desarrollar su propia religión"

Y no sólo eso, la religión cruza fronteras y podrá haber creyentes en las ciudades de otras civilizaciones. De hecho, algunos beneficios también tienen en cuenta estos hechos, como mejorar la propia fe en las ciudades extranjeras con seguidores de nuestra religión. La verdad es que parece que en Firaxis me hayan leído el pensamiento, porque me encantan las culturas antiguas y a cada nuevo beneficio que leía se me escapaba un aplauso o una carcajada.

Pero no será un regalo divino. Primero habrá que crear un panteón, que permite elegir un pequeño beneficio, pero al ir ganando más fe aumentará la probabilidad de que un gran profeta nazca (o nos sea entregado de forma milagrosa por un ente supremo) y podrá fundar una religión propiamente dicha, con muchos más beneficios. Los nuevos grandes profetas que aparezcan posteriormente pueden mejorar la religión, añadiendo más beneficios, o construir lugares sagrados que incrementan la aportación de fe.

Los grandes profetas también pueden extender la fe y convertir a ciudadanos de todas las ciudades, sean propias o extranjeras, pero esta tarea también la pueden realizar los misioneros, una nueva unidad que se adquiere exclusivamente gastando puntos de fe. El inquisidor es otra unidad nueva que se adquiere de igual forma, y puede anular a los misioneros o evitan que una religión ajena se asiente en nuestras ciudades. Obviamente, podremos definir nuestra religión para que los puntos de fe también sirvan para adquirir templos u otros edificios o unidades.

"El uso de la fe no es la única novedad de Dioses y Reyes, el sistema de diplomacia y espionaje ha cambiado radicalmente"

Pero el uso de la fe no es la única novedad de Dioses y Reyes. El sistema de diplomacia y espionaje ha cambiado radicalmente. Se pueden abrir embajadas en el extranjero y existe la nueva opción de denunciar a otro civilización, que es un 'te odio pero soy demasiado cobarde como para declararte la guerra'.

Además, el nuevo sistema de espionaje se gestiona desde una pantalla exclusiva a ello, y los agentes disponibles tienen su presencia únicamente en esta pantalla y no en el tablero de juego. Los espías pueden adquirir experiencia y entre sus opciones hay un amplio abanico de tareas, desde el clásico robo de tecnologías hasta la manipulación de las elecciones en ciudades estado para mejorar nuestra influencia o mermar la de nuestros rivales. Hablando de estas últimas, se ha remodelado su papel en el juego para que no se base tanto en el oro.

Podríamos seguir hablando durante horas sobre las nueve nuevas civilizaciones y líderes, los nuevos edificios, unidades y maravillas, pero prefiero dejaros con el gusanillo,y tened fe en la gente de Firaxis, que ya sabéis que la fe mueve montañas... ¿No lo habíamos dicho ya?

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!