No todo el monte es Capcom

5 juegos de lucha que merecen un reboot.

Este artículo forma parte de la sección del podcast Game Over. Si te gusta el artículo puedes leer más contenido suyo en su apartado.

Ayer, frente al espejo, inmerso en ese estado de semiinconsciencia autómata que se activa frente a las acciones rutinarias, de repente algo llamó mi atención. Algo que me sacó del trance para fijarme en una pequeña cicatriz, una marca casi imperceptible. No tardé ni dos segundos en verme invadido por secuencias de imágenes procedentes de la infancia. Recordaba el porqué de esas cicatrices: la culpa la tenían los videojuegos. Bueno, y mi hermano. Aquellos que tengáis hermanos ya empezaréis a intuir por donde van los tiros: dos críos que han jugado durante horas a Mortal Kombat y pocas ganas de dormir, y como buenos hermanos, nos dábamos de leches hasta colmar la paciencia de los padres. Nada era suficiente: patadas voladoras, combos, persecuciones... todo para culminar con el temido momento del "Finish Him". La culpa la tienen los videojuegos, me volví a repetir.

  Hubo un tiempo, en el que no todos los juegos de lucha de calidad venían de la mano de la fasciculista Capcom. Había juegos de lucha para todos los gustos: lucha entre dinosaurios, algunos basados únicamente en ataques a distancia, o un simulador de samuráis son algunas de las propuestas entre el basto catálogo disponible. Un catálogo que apostaba por lo hilarante frente a lo convencional, y desde el cual propongo hacer un ejercicio de memoria para rescatar algunos de los títulos que bien se merecen un de esos reboots tan de moda en esta crisis económica/creativa reinante. Me ha costado elegir, han sido muchas bajas por el camino y quizás lluevan piedras por no haber incluido ese título que a  ti te tocó de cerca. He aquí, mi pequeña selección de 5 juegos de lucha que me gustaría volver a ver en esta generación.  

Bloody Roar

1

De la mano de la recientemente fallecida Hudson llegaba el primer Bloody Roar, lanzado en 1998. El elemento diferenciador, lo que hizo destacar a Bloody Roar de los juegos de lucha más generalistas, fue la capacidad de los luchadores para transformarse en bestias durante el combate. El plantel de atractivos personajes como el hombre gorila, o el hombre tigre, acompañaban a algunos personajes víctimas de la broma fácil, como la mujer conejo, o la zorra. Lástima que los chicos de Hudson no supieran estar a la altura. Acomodados tras una impecable segunda entrega acumularon paladas de malos diseños y escasas novedades, llevando finalmente a una saga rebosante de potencial a la amarga miseria de los cajones de liquidación.

  A comienzos de año sonaron las campanas: traían rumores que anunciaban el desarrollo de la quinta entrega, rumores y esperanzas fusilados ante la noticia del cierre definitivo de Hudson el pasado marzo. Para los que se os pasara por alto esta pequeña joya, rescatar su segunda entrega y disfrutar de ella gracias a la emulación.

Rival Schools

2

Título lanzado en 1998 que dejó a todos los amantes de la lucha con la boca abierta, gracias al impecable trabajo de los chicos de Capcom. Rival Schools es a los juegos de lucha lo que un buffet libre a la merienda-cena. La amplitud de la que hace gala Rival Schools, aún a día de hoy, no ha sido superada por ningún título, ya que al completar el modo arcade se nos desbloqueaba un nuevo personaje, hasta llegar a un total de 28 personajes extras. Con una clara ambientación propia de animes como Kare Kano o Full Metal Panic, la acción se enmarcaba dentro de un instituto japonés llenos estereotipos del anime: el grupo de los deportistas, los empollones, el profesorado, etc.

  La mayor aportación al género fue la posibilidad de seleccionar 2 luchadores, de igual manera que en el reciente Street Fighter X Tekken, siendo el primer título en utilizar los ataques combinados y el intercambio de personajes en el mismo round. Saga inexplicablemente abandonada por parte de Capcom, pese a haber sido un éxito comercial y de crítica. Muchos aún esperamos su secuela.

Jojo´s Bizarre Adventure

3

  Quizás os suene el nombre por el manga homónimo más que por el videojuego. Manga editado en la revista japonesa Shonen Jump durante 18 años. El título fue lanzado originalmente para PSX en 1999, y presentaba un juego de lucha en dos dimensiones con un original planteamiento. En el mundo de Jojo cada personaje va acompañado de un espíritu protector, los llamados Stand, dotados, como no, con poderes acojonantes; de modo que al elegir al luchador a quien realmente elegíamos era al espíritu acompañante.

El plantel de luchadores llegaba hasta la treintena, y entre ellos podíamos encontrar auténticas maravillas, como el bulldog francés acompañado de un perro-robot mastodóntico. Y todo enmarcado en un entorno gráfico impecable, fluido y rematado con una animación excelente.

  Jugablemente, además de los típicos ultras, contaba con el factor de manejar dos personajes a la vez, el protagonista y el Stand. El juego nos daba la posibilidad de golpear con el Stand enlazado a nuestro cuerpo, o bien liberarlo para dejar a su portador atrás, detalle que aumentaba exponencialmente las posibilidades de combinar ataques, como actualmente sucede en los modos tag. Un juego imprescindible para cualquier amante de la lucha 2D, y especialmente, para los más otakus.

Comentarios (25)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!