¿Somos tan sociales como creemos?

Las recientes declaraciones de Jenova Chen sobre los juegos sociales.

Desde hace más o menos una semana ya podemos encontrar en la Play Station Network el juego Journey. Este juego digital está marcando a todo aquél que lo juega, y si no me creéis podéis leer su análisis, su reseña o bien este escrito poético que se ha marcado el compañero J.

Pero dejando el juego en sí a un lado, me gustaría comentar las siguientes declaraciones que de Jenova Chen, director creativo de thatgamecompany:

Todo el mundo habla de juegos sociales, pero los juegos sociales de hoy no es que sean muy sociales [...] Nada que ver con conectar, ser amigos o compartir un verdadero estado emocional.

Jenova Chen, thatgamecompany

"Todo el mundo habla de juegos sociales, pero los juegos sociales de hoy no es que sean muy sociales. Sí, puedes jugar en un multijugador online y la tecnología te permite juntar a 64 personas en una misma partida, pero lo que haces realmente es centrarte en tus poderes. Nada que ver con conectar, ser amigos o compartir un verdadero estado emocional".


 Antes de nada, entiendo que para Chen los juegos sociales abarcan algo más que los que podemos encontrar en redes sociales como Facebook, ya que, personalmente, no conozco ningún juego online a través de nunguna red social donde 64 personas puedan jugar simultáneamente y cuyos personajes tengan poderes tal y como dice Jenova Chen.


Dejando esto a un lado, lo que entiendo que ha comentado Jenova Chen es que, pese a tener actualmente juegos en los que se nos permite conectarnos con multitud de personas, seguimos jugando para nosotros mismos. Seguimos jugando como lo hemos hecho toda la vida, solo que ahora, en lugar de matar personajes controlados por la inteligencia artificial, los personajes se mueven según lo que les indica otra persona en cualquier lugar del mundo.

Y, según mi opinión Jenova Chen, aunque tiene parte de razón, no creo que haya acertado al100% en sus declaraciones.


Primero, voy a defenderle un poco. Porque he vivido situaciones en las que se ha demostrado que los juegos sociales no lo son tanto como se cree:

Por ejemplo, el otro día estaba en la universidad al lado de una compañera, y esta estaba enganchada a un juego de Facebook. Un juego aparentemente social, ya que compartes puntuaciones e intentas batir el récord de tus "amigos" de la red social. Pero más que socializar, estaba tan pendiente del ordenador que no se enteraba de lo que pasaba a su alrededor. Vamos, lo que ha pasado toda la vida cuando hemos jugado a un videojuego en un sitio público, pero, al menos, en los anteriores casos no lo estábamos haciendo con un juego "social".

Por otro lado, una escena que los compañeros de blog conocerán. Después del programa de radio, solemos encontrarnos en un bar para tomar unas bravas. Pues bien, desde que los Smartphone son unos invitados más de estas reuniones, es habitual encontrarse a varias personas viciadas a uno de estos juegos "sociales", pero que visto lo visto, más que socializar, lo que hacen es marginar a cada una de estas personas. ¡Aunque estén jugando entre ellos!


Pero claro, según estos ejemplos, bien podríamos decir que Jenova Chen tiene razón. Que esto más que juegos sociales, son juegos marginales, donde intentamos superar, en vez de un récord establecido (como toda la vida), el récord que ha hecho un compañero. Pero claro, todo esto dependerá de el titulo que estemos jugando, ¿no?


Porque yo, cuando juego a juegos cooperativos como Rayman Origins, Gears of War 3 o Trine 2, pese a las bromas entre amigos que se suelen hacer, al final acabo colaborando con el compañero para conseguir el objetivo.

¿No habéis jugado al Left 4 Dead? Un juego en el que, si no fuera por la ayuda de los compañeros, aún estaría siendo chupado por un Smokey. O juegos como Team Fortress 2, en los cuales es indispensable un compañero médico que nos ayude en las peores batallas. O titulos como Battlefield 3, que requieren de una buena estrategia de equipo para acabar con el enemigo.


En conclusión, creo que hay juegos donde, sí, lo único que importa es uno mismo, conseguir más muertes y ser el número 1. Pero no son pocos los juegos en que la compañía de un amigo o aliado no es un problema, sino una necesidad. O sino que se lo digan a nuestro GOTY 2011: Portal 2. Juego social como el que más.


Así que, Jenova, estoy seguro de que The Journey será una experiencia jugable extraordinaria, y seguro que el peso de la experiencia social no será equiparable con juegos sociales como los de Facebook. Pero dar a entender que "conectar, ser amigos o compartir un verdadero estado emocional" son cosas que únicamente se dan en tu juego, demuestra que no has jugado a Left 4 Dead. Porque ya te avanzo que yo he llorado para llegar a según qué refugio y creo que no soy el único.

Comentarios (3)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!