El ¿decepcionante? final de Mass Effect 3

100% libre de Spoilers y materia grasa.

Este artículo forma parte de la sección del podcast Game Over. Si te gusta el artículo puedes leer más contenido suyo en su apartado.

El jueves pasado, tras unas deliciosas jornadas inacabables de vicio, pude, por fin, acabar esa deliciosa obra conocida como "Mass Effect 3". Durante toda una semana, salvo pequeños contactos con la realidad como publicar un polémico articulo en esta misma casa, he estado totalmente absorto en disfrutar la conclusión de una saga que me enganchó desde su presentación a la prensa hace ya cinco años; sin descuidos ni distracciones, sin seguir la actualidad de la prensa del videojuego, temeroso de comerme algún inesperado spoiler.

1

¿Y qué me encuentro unas horas horas más tarde cuando me pongo al día de toda una semana de noticias y movimiento en las comunidades gamer? Que no solo el final de "Mass Effect 3" ha decepcionado a miles de personas, sino que incluso se han puesto en marcha colectas de firmas e incluso una campaña de recaudación de fondos para convencer a Bioware de cambiar el final.

Sin entrar en spoilers, prometido, reconozco que el final de "Mass Effect 3" te deja, como se diría coloquialmente, "con el culo torcido". No me disgusta, pero es cierto que es demasiado abierto, que su epílogo es demasiado breve y poco conciso, y que deja demasiados frentes abiertos a veredicto y juicio del jugador.

Lo que, en el lenguaje televisivo, se conoce popularmente como "hacer un Lost". Pero de ahí a liar las tanganas que un servidor ha llegado a leer en redes sociales y foros en Internet hay un mundo. Se perfectamente que esa colecta monetaria de la que hablaba es con fines benéficos, lo cual es de agradecer, pero el mensaje cargado de bilis es más que notable.

Hay acciones bastante más radicales. Como las de un usuario americano que supuestamente habría denunciado a Bioware y Electronic Arts ante el equivalente yanki de la oficina de atención al consumidor, siendo su argumento que susodicho final no cumple las expectativas marcadas tanto por la publicidad del juego como por las entrevistas a los diferentes miembros del equipo. Por si fuera poco éste invita al resto de jugadores a seguir su ejemplo.

Pocas grandes historias pueden vivir o estar a la altura de su propia consumación. Puede que sea por todas las expectativas vertidas o puede que sea porque ha llegado el momento de decir adiós.

Pese a que el final, insisto, no me desagrada, entiendo perfectamente la decepción del público. Han sido cinco largos años al lado de estos personajes y, reconozcámoslo, les hemos cogido cariño. Fuera cual fuera la resolución de la saga galáctica, decir adiós a éste universo hubiera igualmente enturbiado la consumación de ésta. Pero es cierto e indudable que la ambigüedad de esta resolución no ayuda mucho a copar con ello. Y tampoco puede negarse que todas las decisiones que hemos tomado a lo largo de cinco años, esas mismas decisiones que perfilaron a nuestro personaje como una representación digital de nosotros mismos, hayan servido de mucho cuando ha tocado dar carpetazo final a su historia.

Las grandes epopeyas tienen un gran y principal enemigo: ellas mismas. Pocas grandes historias pueden vivir o estar a la altura de su propia consumación. Puede que sea por todas las expectativas vertidas o puede que sea porque ha llegado el momento de decir adiós. Sea como sea, pocas de ellas suelen contentar al grueso de sus seguidores. ¿Gustó el final de "Perdidos", la mejor serie de televisión de la década? ¿A alguien le convenció el final de "Monster", uno de los mangas más atractivos de los últimos tiempos? ¿Qué me decís de todos los fans de "Harry Potter" que todavía hoy no acaban de creerse la resolución de su saga literaria favorita?

Ojo, no quiero decir con esta diatriba que no debáis quejaros públicamente si el final de "Mass Effect 3" no os ha gustado, ni mucho menos. De hecho, y más conociendo a Bioware de la que es bien sabido que toman nota de las criticas de sus fans, es precisamente lo que hay que hacer. Sus foros están a rebosar de todo tipo de comentarios y no me cabe duda que sus miembros tomarán buena nota de todas las opiniones vertidas.

Pero ya no me convence tanto la idea que claman muchos de que Bioware ha de cambiar el final. De hecho podría afirmar que casi me repugna. El final es el que es y nos guste o no nos guste hemos de respetarlo. Quiero decir: nos llenamos la boca en mil ocasiones con que si el videojuego es arte, con que si el videojuego es una expresión cultural más que no tiene nada que envidiar a industrias como el cine, la literatura o la música. Entonces, ¿cómo podemos pretender que un artista varíe ni una sola coma de su obra? ¿No es eso, en el fondo, una falta de respeto enorme hacia ese creador?

¿Os imagináis una petición popular y generalizada pidiendo que se cambiase el final de "Perdidos" simplemente por qué no gustó? ¿Hordas de fans enfurecidos exigiendo que los últimos diez minutos de la película de éxito sean cambiados en su paso al DVD? ¿Peticiones populares, o incluso denuncias en consumo porqué el asesino en el último best-seller de misterio no acaba de convencer al público? La respuesta es un contundente no. Pedimos, exigimos incluso, estar a la altura y que se respete al videojuego como cualquier otra industria del ocio, pero a la hora de la verdad no dudamos en rebajarnos a niveles impensables en nuestro vecinos.

De hecho, cuando creía que no podía oír algo más bizarro, voy y me entero que muchos claman por un DLC que rectifique susodicho final. Tanto criticar abiertamente a los DLCs y... ¿ahora somos nosotros mismos los que pedimos a gritos que Bioware saque uno?

De verdad, me parece totalmente lícito que la gente critique algo que no le gusta. Especialmente cuando muchos de nosotros nos hemos dejado una suma monetaria considerable en este juego. Pero hay medidas, como esa colecta, o esa denuncia a consumo, que encuentro totalmente fuera de lugar. Especialmente si queremos que se nos respete más allá de nuestros círculos. Probablemente un profano vea tales acciones como unas chiquilladas dignas de un mercado y una industria inmaduros.

Pocos juegos nos han emocionado, encandilado o maravillado como las diferentes entregas de "Mass Effect".

2

Sea como sea, nos entristezca o no el final de "Mass Effect 3", nos haya decepcionado o no, prefiero quedarme con el mensaje de un buen amigo al respecto que ya en su día pudo aplicarse a la serie "Perdidos": "Lo importante no es el final sino el camino recorrido".

Y es verdad. Pocos juegos nos han emocionado, encandilado o maravillado como las diferentes entregas de "Mass Effect". Su resolución puede que no este a la altura de las expectativas vertidas, pero siempre nos quedará el recuerdo de una de las mejores y más emocionantes sagas de videojuegos de la historia. Y eso para mí tiene mucho más valor que cualquier desenlace, tenga la forma que tenga.

Comentarios (96)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!