App del Día: Radballs

Bejeweled y Lumines visitan Vice City.

¿Quién iba a decirme que justo después de estar unos días dándole caña al nuevo Lumines de PS Vita descubriría un juego como este Radballs? Parece que el ritmo y la música electrónica no quieran dejarme en paz, pero estoy de suerte porque este título musical para iOS es una absoluta gozada si os gustan los puzles rítmicos.

1

Poder hacer scratch sobre fondos que incluyen palmeras multi-color. SOLD.

Lo primero que llama la atención es su cuidadísimo acabado gráfico "Vice City style", y es que todo el imaginario visual estilo años ochenta que desprende Radballs es totalmente demoledor. Ahora bien, a la que empieza a sonar la cosa ya se va de madre - y lo digo en el buen sentido. Sus potentes temas de música electrónica old-school, con esos sintetizadores Yamaha DX7 y chiptunes dándolo todo, son todo un espectáculo.

La primera vez que me he puesto a jugar con él en la oficina todos se han acercado a ver de qué se trataba. Me ha gustado el comentario de uno de mis compañeros: ¡Es un Bejeweled hipster! El colega tiene parte de razón porque Radballs incorpora dinámicas de aquí y allí, aunque también aporta su granito de arena.

A nivel jugable podríamos decir que es una mezcla de Super Puzzle Fighter / Bejeweled y Lumines. El objetivo es juntar orbes del mismo color para formar rectángulos y así llenar nuestro medidor de "radness" (podríamos traducirlo como el estadio intermedio entre 'molar' y 'ser el puto amo'). La forma de mover estas orbes es al estilo del clásico de PopCap Games; ahora bien las fichas que juntemos no se borran de la pantalla hasta que, como pasa en el juego de Tetsuya Mizuguchi, no ha pasado la onda que va recorriendo la pantalla al ritmo de la canción que está sonando en ese momento. Cuanto más grandes sean los rectángulos que formemos con orbes más puntos conseguiremos y antes lograremos superar el nivel.

Pero lo mejor todavía está por llegar porque Radball nos permite hacer scratch con la línea que recorre la pantalla cuando pasa por encima de los bloques que hemos creado. Moviendo la línea arriba y abajo podemos alterar la música, multiplicar puntuos, y realmente podemos sentirnos como un auténtico DJ manipulando la canción en tiempo real. Hacer scratch nos permite además ganar tiempo para juntar más orbes.

A todo esto hay que sumarle el uso de una serie de power-ups que nos permitirán eliminar orbes de la pantalla de forma fulminante y, de nuevo, incidiendo con sus efectos de sonido sobre la propia canción.

Tráiler de Radballs

Mención aparte merece la espectacular banda sonora original de la que goza Radballs. Su compositor es Neil D. Voss, un veterano de la música de videojuegos que ya creaba melodías con su Commodore 64 y que ha trabajado en juegos como Tetrisphere de Nintendo 64. Incluso se incluyen remixes de grupos conocidos como OK Go y otros. Y por si fuera poco, el juego nos permite jugar con nuestras propias canciones. No sé vosotros pero tan pronto como acabe este artículo pienso probar de jugar con las músicas ochenteras de la reciente película Drive. ¡Puede ser la bomba!

Todas estas mecánicas y el portentoso acabado visual y sonoro hacen de Radballs una app imprescindible si os gustan los puzles rítmicos.

En App del Día os hablamos diariamente de un juego interesante que estamos jugando en nuestros dispositivos Android, iPad, iPhone y Windows Phone 7. Si tienes alguna sugerencia puedes escribirnos o dejar un comentario.

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!