Análisis de Warp

Teletransportación de chiste.

Warp es ante todo un original juego que surge de la habilidad de su protagonista, un alienígena capaz de teletransportar su cuerpo ni más ni menos que un metro. Alguno podría pensar que eso más que una habilidad es una limitación, y es cierto, pero da pie a una inteligente sucesión de puzles que hemos de resolver aprovechando esta deficiencia.

Nuestra misión inicial es huir de un complejo científico evitando a su personal , a los guardias de seguridad y a las cámaras de vigilancia. Zero no puede luchar, no tiene un cuerpo digamos... robusto, pero tiene esa habilidad para evitar ser detectado: la de atravesar paredes, ocultarse entre cajas u ocupar el interior de cualquier persona. El caso es que a medida que avanzamos las cosas se tuercen y los objetivos se van actualizando; aunque no es nada que afecte a la mecánica del juego - en este caso la historia es pura excusa.

El sistema de cámaras escogido es cenital, vemos la acción desde arriba y controlamos al personaje con el stick analógico y un botón. Si bien esto funciona la mayoría de las veces, en ocasiones la habitación es más grande que el tamaño de la pantalla y se pierden detalles importantes, como la ubicación de ciertos obstáculos o la ronda de un guardia.

Tráiler de lanzamiento de Warp

En Warp importa más nuestra habilidad con el pad que nuestro ingenio, lo cual diluye un poco el concepto 'juego de puzles'

De igual forma las acciones a realizar son del tipo "espera oculto en una caja, sal ahora que no te ven, atraviesa esa pared hasta la habitación siguiente", lo cual requiere de unos tiempos muy ajustados que dependen más de la habilidad con el pad que de nuestro ingenio, lo cual diluye un poco el concepto "juego de puzles" y lo acerca más a los plataformas con sigilo. Para más inri es bastante normal fallar y tener que repetir toda una secuencia de acciones hasta lograr llegar a uno de los check-points del juego. Irritante.

El control también adolece de cierta precisión o agilidad, el pad controla el movimiento pero también la dirección de ese metro hacia donde Zero es capaz de transportarse y en acciones rápidas se resiente. Muchas veces podemos morir por no haber usado el teletransporte en el momento oportuno o en la dirección correcta.

Aunque se echa de menos mayor variedad en la acción, cosas como los desafíos (desbloqueables y esparcidos por el mapa), las mejoras acumulando "Grubs" y la ingente cantidad de mapas lo salvan de la quema. Warp es una gran idea que proporciona buenos momentos de distensión, pero con irregularidades importantes en su implementación ¿Lo peor? Que resulta repetitivo tras unas horas y que en el fondo no deja de ser un juego de sigilo de esos en los que hay que aprender lo que hay que hacer y después encomendarse a la diosa Fortuna. Si esperas algo que alimente tu cerebro es posible que quedes defraudado, pero si quieres ejercitar tus dedos estás delante de un producto muy original y cumplidor.

6 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Análisis de Warp Gustavo Benéitez Teletransportación de chiste. 2012-02-28T13:15:00+01:00 6 10

Comentarios

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!