Opinión: Guetos

Estamos solos por decisión propia.

Este artículo forma parte de la sección del podcast Game Over. Si te gusta el artículo puedes leer más contenido suyo en su apartado.

Según la Wikipedia, un gueto es un área separada para un determinado origen (étnico, cultural o religioso), voluntaria o involuntariamente.

Normalmente el nombre se asocia con algo negativo, y no es para menos; cualquier exclusión lo es. Aunque hay que destacar que, a veces, los guetos son algo voluntario; no siempre hay un tercero "marginando" a determinado grupo a aislarse.

Y, últimamente, parece ser que es lo que quieren los gamers del mundo: aislarse. No puedo negar que el detonante del este texto es el articulo de opinión publicado por mi colega Roberto , pero la verdad es que llevo un tiempo dandole vueltas al tema.

De un tiempo a esta parte, los guetos son cada día mas selectivos. Empezó con los juegos casuals (cuyo nombre ya se usa como algo despectivo), pero van a más. Ahora la división ya no solo es entre los jugadores de siempre, los que se han ganado mas derechos que el resto, y los recién llegados, los que compran lo que ven en la tienda y no preguntan. Ahora también hay clases entre los hardcore, los niños grandes de la clase.

Cierto que el mercado ahora es mucho mas amplio, si, pero no veo que falten títulos en las estanterías para todos los gustos.

La ultima moda es ensalzar Batlefield 3 y criticar a Call of Duty. Su juego es muy casual, dicen. Observese de nuevo el uso de la palabra casual como algo despectivo. Lo mejor es que jugadores que en la salida del primer Modern Warfare pasaron horas enganchados al titulo y lo disfrutaron, aplauden y se apuntan a esas afirmaciones, renegando de las horas pasadas delante de la pantalla. No quieren ser casuals. Eso es algo malo, algo que les aterroriza, y no dudan en pasar al bando que les haga falta. Y si para ello hay que despreciar a mas de 13 millones de jugadores, pues se hace y se adora al nuevo titulo de moda. Y ojo, que esto es solo un ejemplo, no una critica a Batlefiled, pero cualquiera puede mirar a su alrededor y ver ejemplos similares cambiando el título de los juegos.

Pero ¿donde esta el problema con los juegos casuals? Quiero decir, ¿y qué? Cierto que el mercado ahora es mucho mas amplio, si, pero no veo que falten títulos en las estanterías para todos los gustos. Porque señores, tened claro algo: esto es un negocio. Si existen menos simuladores hardcore de conducción que arcades del mismo genero es porque estos últimos venden más, mucho mas. Y esa es la única clave del asunto, los beneficios. Bienvenidos al libre mercado y a la ley de la oferta y la demanda. Aun así, en las estanterías seguimos teniendo titulos como Gears of War o Dark Souls conviviendo con el ultimo LocoRoco.

¿Y sabéis que? Que ninguno es mejor que el otro. Porque a pesar de haber disfrutado con Dark Souls, y a pesar de lo que Disfruto con Gears of War, a veces me apetece jugar a algo como LocoRoco. Y eso no me hace mejor o peor jugador. Porque, ¿donde esta el limite? ¿Quien decide que juegos son "dignos" y cuales no? Un jugador de rFactor puede decidir que Forza 4 no es lo bastante bueno, y a su vez el jugador de Forza 4 me diría que mis horas gastadas en Sega Rally no son validas, puesto que era un arcade muy casual. ¿Donde esta la linea?

¿De donde viene este fenómeno? Es como si en los 90, un jugador de Flight Simulator menospreciara a los jugadores de Pilotwings: absurdo. Pero hoy en día pasa. Como si los jugadores de toda la vida , como hemos vivido unos inicios más duros, tuviéremos mas derechos. "En mis tiempos los juegos eran mas difíciles", se suele decir. Lo que no se dice es que era una dificultad autoimpuesta para suplir la escasa duración de los títulos por las limitaciones técnicas de la época. Pues señores, yo he disfrutado pasandolas canutas con Dark Souls, pero si alguien no lo hace no le deseo que siga jugando por mas que alguien crea que es lo que debe hacer un autentico "hardcore".

Porque tengamos algo claro, las consolas también son juguetes. Y no pasa nada. Incluso un coche situado en el lugar adecuado, como un circuito, es un juguete. Un juguete caro, pero un juguete, y eso no lo hace menos digno. Porque el videojuego, como el cine, puede tener momentos de arte, momentos de simple entretenimiento y momentos de sopor. Y no pasa nada. Pero el hecho de que mi sobrino, o mi abuelo, jueguen, igual que juego yo, no hace que el resto de nosotros juegue menos. De hecho, hace que compartamos algo, del mismo modo que podemos compartir el gusto por la música aunque nos gusten estilos completamente opuestos.

Y es que al final, esta es una industria como cualquier otra. Y a la industria, lo único que le importa es que vayamos a la tienda a gastarnos los respectivos euros, y le es indiferente en qué mientras aporte los suficientes beneficios. Y nosotros, como consumidores, solo deberíamos diferenciar 2 tipos de juegos, que no son hardcore o casual: son los buenos y los malos juegos. Aparte de eso, tan solo deberíamos alegrarnos por tener la variedad y calidad de la que tenemos la suerte de disfrutar hoy en día. Porque ahora que hay mas jugadores que nunca, en lugar de ver lo que tenemos en común y sacar buenas experiencias de ello, creamos guetos. Guetos dentro de guetos. Wii ha vendido 95 millones de consolas. Xbox 360 y PS3 mas de 60 millones cada una; mas de 200 millones de consolas vendidas. Y eso dejandome el mercado del PC, portátiles y smartphones. Y aun así, queremos ser tan especiales que nos gusta buscar nuestro gueto.

Comentarios (49)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!