Watman

Entrevistamos a "1985 Alternativo".

Tengo en mis manos una copia física de Watman.

Posiblemente muchos no conozcáis el nombre y penséis que he metido la pata al escribir Batman, pero no. Watman es un remake del clásico imprescindible de Spectrum "Batman", creado por dos genios Jon Ritman y Bernie Drummond , que alcanzaron la gloria con sus siguientes títulos: Head over Heels y Match Day II.

El juego, englobado en lo que por aquel entonces se conocía como "videoaventura", es uno de los mejores usos de la denominada técnica Filmation, que, en pocas palabras, permitía crear juegos con perspectiva isométrica 3D en ordenadores de 8 bits.

Y sí, eran juegos algo lentos, pero los puzzles que este "motor gráfico" permitía, resultaban algo increíble para mediados de los 80, pues hablamos de un juego de 1986.

En Batman, el juego original, controlamos al cruzado enmascarado en la búsqueda de las siete partes del Batmóvil dispersadas en la Batcueva por el mismísimo Joker. Para ello habremos de recorrer multitud de habitaciones llenas de peligro, y para evitarlos el murciélago debe hacerse con cuatro elementos vitales para el éxito de su aventura: las botas (que le permiten saltar), la mochila (que permite almacenar objetos), el cinto (que permite planear) y el propulsor (que proporciona más potencia de salto).

Esta lista de objetos quiere decir que, si bien el mapa esta casi abierto desde el principio, deberemos aprender la ruta correcta para recoger los bat-objetos y hacernos con las piezas del coche esparcidas por el payaso antagonista.

Con un centenar de habitaciones llenas de enemigos y las ocho vidas con las que contamos, la cosa es muy, muy complicada. Afortunadamente Batman contará con ventajas temporales al tocar ciertos objetos, como invulnerabilidad o supervelocidad.

Adicionalmente, en ciertas habitaciones podremos salvar la partida para continuar desde ahí al morir, pero ojo, continuar inmediatamente, pues la partida se guarda en memoria, que hablamos del Spectrum.

Así pues, acabar el juego es un verdadero desafío. Pero la genialidad del diseño del título nos mantiene pegados horas a la pantalla.

Pero eso era en 1986.

En 2000, un aficionado llamado Kakarot creó Watman, una reconstrucción del clásico de 8 bits corregida y aumentada. No se trata del mismo juego cambiando partes, como se podría entender de un mod; hablamos de una reprogramación completa y desde cero. Ojo, y digo reconstrucción corregida y aumentada porque así es.

El remake de Kakarot, lanzado hace doce años, tiene varias mejoras a nivel técnico, siendo la más reseñable el aumento de la velocidad y consiguiente mejora en el control. Ahora controlar a Bat.. perdón, Watman es una delicia y muy preciso, aunque sigue siendo complicado estimar distancias de salto en ciertos momentos.

El salto gráfico también es increíble, con un colorido sobresaliente y una mejora técnica muy notable, pero, en lo que para mí es el acierto máximo del título, manteniendo el estilo de los gráficos de forma perfecta. Ah, y por si fuera poco ahora hay más habitaciones a encontrar.

El remake fue publicado para compatibles y Gameboy Advance, siendo este último el que nos ocupa, así que, si sois peceros sin una consolita de marras (recordad que Nintendo DS y Nintendo DS Lite leen cartuchos de GBA), siempre podréis jugar a este pedazo de remake.

Pero ¿por qué hablamos ahora del remake de hace 12 años de un juego de hace 26 años?

Porque ha sido editado en formato físico. Como suena. Y sí, sabemos que hay algunos grupos, incluso españoles, que publican sus juegos en formatos considerados muertos por el jugador medio. Ahí están gente como RELEVO Videogames con su excelentísimo Invasion of the Zombie Monsters, publicado en MSX hace dos años.

Aquí es donde entra en juego la gente de 1985 Alternativo, un grupo de aficionados al retro, de los de verdad, que han invertido su dinero en un sueño. Se han liado la manta a la cabeza y han publicado este remake en formato cartucho para Gameboy Advance, pues no poca fue la gente que se quedó sin probarlo en su momento al no disponer de cartucho flashcard, porque, sí, hay gente que realmente lo usa para scene.

Y yo reconozco que, desde mi amor por el Batman original, y conociendo a algunos de los integrantes, miembros también del imprescindible podcast retro Fase Bonus, me lancé de cabeza a comprar esta idea tan sorprendente en forma de cartucho.

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!