Cars 2

Multi-review sobre ruedas.

Cars es una de esas películas que no plantea dudas a la hora de hacer el videojuego, y es que tiene todos los ingredientes para convertirse en un divertido arcade de carreras: personajes carismáticos, sentido del humor, todo tipo de gadgets, e incluso una historia. El juego nos permite competir con hasta 25 coches distintos en diferentes misiones que van desde la típica carrera, hasta otras más relacionadas con el argumento de la película, como sobrevivir a los ataques del malvado Profesor Z, acabar con su ejército de tartanas, o hasta participar en misiones de infiltración.

Todas estas misiones se realizan siempre sobre el asfalto, corriendo a toda velocidad en carreras llenas de explosiones, temerarios adelantamientos y todo tipo de acrobacias. Pero lo más importante es que tanto podemos hacerlo solos como acompañados de hasta 3 jugadores más. El multijugador es un elemento clave en este tipo de juegos y en Cars 2: El Videojuego no tan solo ha sido bien implementado sino que es uno de sus mayores alicientes.

Antes de empezar cada misión en la academia de espías C.H.R.O.M.E., que sirve como centro de operaciones y acceso a los distintos modos de juego, hemos de escoger qué coche conduciremos. ¿Rayo McQueen? ¿Mate? ¿Francesco Bernoulli? Nuestra elección es importante, pues cada vehículo tiene unas ligeras diferencias en cuanto a velocidad y resistencia. A partir de aquí ya solo nos queda quemar asfalto mientras vamos desbloqueando nuevos modos, pistas, coches y consiguiendo emblemas.

Todos estos son elementos son comunes a todas las versiones del juego, pero ya puestos, vamos a puntualizar las diferencias que encontramos entre ellas.

Cars 2 - Tráiler

Versiones para PlayStation 3, Xbox 360, PC y Mac

La principal diferencia que ofrece Cars 2 en estas plataformas es la lógica superioridad a nivel visual. Lamentablemente, el resultado final en este aspecto no pasa de la simple voluntad por parte de Avalanche Software de cubrir el expediente. Los modelados de los coches están bien trabajados y encantarán a los fans de la película pero todo lo referente a los escenarios podría haberse cuidado mucho más, especialmente si tenemos en cuenta que su referente inmediato es una película con una espectacularidad visual que resulta demoledora. Esto es algo que se acentúa con algunos problemas en la carga de texturas, en ligeros bajones en la tasa de frames y en tiempos de carga algo más largos de lo que quisiéramos, pero que por fortuna no afectan demasiado al resto del juego.

Donde Cars 2 sí puede sacar pecho es en sus numerosos modos de juego, la mayoría de los cuales están disponibles en multijugador. Las carreras en las que los coches han de luchar entre sí usando metralletas, torpedos, el típico aceite o misiles tele-dirigidos son una auténtica locura de explosiones donde el resultado siempre puede decidirse en la última vuelta. De hecho, esto es bueno y malo al mismo tiempo. A veces tendremos que ceder nuestro liderato absoluto al final de la carrera porque nos disparan con una de las armas de alto nivel, algo que más de una vez hará que deseéis lanzar el mando por la ventana.

Hay también otras misiones del tipo arena de combate donde directamente el único objetivo será sobrevivir más que el resto, o otras en las que deberemos conseguir escudos para aguantar un tiempo prefijado. Todo ello con una configuración de control y una respuesta agradable, que además puede configurarse para que sea más asequible para los más pequeños. ¿El resultado? Un juego que que se deja disfrutar como arcade de carreras y que posiblemente encantará a los fans de la película.

6/10

Más sobre Cars 2: The Video Game

Versión de Wii

El juego para Wii es prácticamente el mismo que el anterior -de hecho, ha sido programado por el mismo estudio- pero con las particularidades de control de esta consola. Así, es todo un acierto que podamos jugar con las cuatro configuraciones distintas: WiiMote, WiiMote + Nunchuk, el mando Clásico y el mando de Gamecube. Sin embargo, a la hora jugar varias personas, éstas no se pueden combinar, ya que han de ser todas iguales.

Tenemos los mismos modos de juego y un buen número de opciones para el multijugador, pero nuevamente con la ausencia de juego online. Lo que sí volvemos a encontrar en esta versión es el "Garaje" donde podremos admirar los coches, que si bien no cuentan con tanto detalle gráfico, sí que están especialmente cuidados y esto es algo que seguro adorarán los jugadores más jóvenes, ávidos de poder tener a todos sus héroes en un mismo sitio.

De hecho, el apartado gráfico sigue los mismo parámetros que en las consolas mayores, cumple sin más, algo que en esta versión se nota más. Estamos ante otro juego que apenas intenta sacar partido de las posibilidades de la consola y es un pena, pero desgraciadamente ya parece algo más endémico de esta consola que otra cosa. Los escenarios se ven absolutamente vacíos y faltos de gracia, algo que le resta puntos a un juego que más allá de este detalle sigue siendo divertido y encantará a los fans de la película.

6/10

Versión Nintendo DS

1

Al contrario que en los dos casos anteriores, donde Cars 2 se presenta como una interesante propuesta de juego de carreras frenético y divertido, pocas cosas positivas podemos decir, en cambio, sobre esta versión para Nintendo DS. Es un juego desarrollado por otro estudio, Firebrand Games, que a pesar de ser "expertos" en el género -este es su décimo juego de conducción para la consola, que se dice rápido- no merece que nadie, sea o no fan de la película, lo tenga en cuenta.

Cars 2 para Nintendo DS es en todo momento una experiencia brusca, en el peor de los sentidos de esta palabra. El motor gráfico arriesga por las tres dimensiones y le sale el tiro por la culata al mostrar unas carreras donde no se ven bien los trazados (aunque haya un mapa en la pantalla de abajo), sin apenas suavidad, con un control nefasto y con muchas menos opciones. Quizás es por ello que no dispone siquiera de un tutorial.

Lo que sí que tiene esta versión respecto a las otras son una serie de misiones del tipo sigilo en las que hemos de conducir a Finn McMissile sin que sea detectado por las cámara de vigilancia y las tartanas del Profesor Z. Seguramente os preguntaréis... ¿Sigilo con coches? Sí amigos, no solo es posible, sino también muy aburrido. Igual que otras misiones muy pesadas en las que hemos de recoger una innumerable cantidad de piezas con Mate.

Por lo demás, permanecen presentes los varios modos de C.H.R.O.M.E, un campeonato y hasta opciones multijugador, pero todo ello no soluciona que las carreras sean un auténtico tostón amenizado por una música infernal y el mismo comentario del coche que se va repitiendo una y otra vez... ¡Huid!

3/10

Todas las versiones del juego cuentan con doblaje y textos en castellano.

Leer nuestra política sobre puntuaciones

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!