Año bueno / Año malo

Los grandes éxitos y fracasos de 2010.

2010 ha sido un año interesante a nivel de titulares. Ha habido desde cierres de estudios a demandas vengativas, pasando por directivos diciendo que su sistema de detección de movimiento es mejor que el de la competencia. Toda una montaña rusa... o más bien un paseo en bus, según lo mires.

¿Pero quienes han sido los ganadores y perdedores? ¿Quién ha tenido un buen año y quién un año horrible? ¿Quién brindará el año nuevo con Champagne y quién con un cartón de Don Simón?

Algunos recordarán los últimos doce meses con cariño, mientras que otros querrán olvidarlos cuanto antes. Aquí tenéis un resumen de los grandes nombres, los grandes juegos y los desarrolladores independientes que han copado los titulares de 2010.

Un buen año para...

1

Tim Schafer

Algunas veces simplemente quieres que alguien diga las cosas claras. Así que bravo por Tim Schafer, el creador de Psychonauts, máximo responsable de Double Fine Productions y el tipo que llamó "gilipollas" a Bobby Kotick.

El directivo respondió asegurando que no había conocido nunca a Schafer en persona, y se reafirmó en su decisión de cancelar el proyecto Brutal Legend de Double Fine. Kotick también aseguró que una supuesta declaración suya sobre "quitar la parte divertida de los videojuegos" era un error, pero curiosamente no dijo nada sobre si su comentario de que la tabla de Tony Hawk: RIDE era divertida se suponía que era una broma o no.

Mientras, Schafer ha recibido el aplauso de la crítica por el juego descargable Costume Quest. "Es un delicioso vistazo a la mente de los críos", decían en los análisis. Desde luego, seguro que era una visión mucho mas agradable que el interior de la cabeza de Bobby Kotick.

2

Activision

No importa lo que Schafer diga de él, parece improbable que Kotick haya pasado el 2010 lamentándose por el fiasco de su tabla de skate virtual. Dirigió a Activision a una nueva victoria cuando Call of Duty: Black Ops generó más de 650 millones de dólares, pulverizando el récord conseguido con Modern Warfare 2. En Navidad, la cifra ya ascendía a más de 1.000 millones de dólares.

Activision también acaparó titulares cuando se aseguró un trato de distribución por diez años con Bungie, la creadora de Halo. El estudio declaraba, eso sí, que "no os preocupéis, no nos dejaremos influenciar por la dominación mundial. Vamos a seguir haciendo grandes juegos según nuestros propios términos". Bien, Bungie.

El trato se anunció poco menos de dos meses después de que Activision despidiese a Jason West y Vince Zampella de Infinity Ward. Bungie debería ser cauta: si Activision te da la patada después de crear el juego que más vende del año, vete tú a saber qué son capaces de hacer si te pillan robando material de oficina.

3

Blizzard

Si hay una empresa que está acostumbrada a batir récords tanto como Activision, esa es sin duda Blizzard. Mira, sino, a StarCraft II: Wings of Liberty - cuando se publicó el pasado verano no tardó ni un mes en vender tres millones de copias.

Pero por si eso no fuese suficiente también publicaron World of Warcraft: Cataclysm en diciembre. Esta vez se vendieron 3,3 millones de copias... en veinticuatro horas, convirtiendo a Cataclysm en el juego que más copias vende en menos tiempo. Al menos desde que Blizzard sacó su anterior expansión para WoW, claro.

¿Qué más ases tienen bajo su manga? Aparentemente Blizzard está trabajando duro en un MMO de nueva generación, el cual se está desarrollando con el nombre clave Titan. Para disgusto de Blizzard el mes pasado se filtraron algunos pequeños detalles sobre su proceso de creación.

"Los medios no tendrían que saber nada de él todavía", afirmó un ejecutivo de la empresa. Justo después lanzó una bomba de humo al suelo y desapareció sin dejar rastro.

4

Minecraft

A juzgar por el éxito de Bobby y Blizzard, seguramente pensarás que solo las grandes corporaciones y los blockbusters de muchos millones de dólares son capaces de alcanzar el éxito hoy en día. Pero en 2010 un juego surgió de la nada para rebatir esa teoría. Su nombre, como ya sabrás al leer el titular, era Minecraft.

"Es un juego que se recrea en la ilusión de la creación", decía Rob Fahey. "Es un juego hecho para la gente que no se siente intimidada cuando empieza en un mundo sin más objetivo que sobrevivir, progresar, explorar y, sobretodo, construir".

Minecraft es el resultado de la idea de un único hombre: el desarrollador independiente Markus Persson. Tras el éxito de su juego ha creado su propia compañía, Mojang Specifications, con sede en Estocolmo. A finales de 2010 Minecraft había sido comprado más de 800.000 veces y tenía más de dos millones y medio de usuarios registrados.

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!