Tom Clancy's Ghost Recon Predator

Un mal plan.

En ciertos momentos de la vida uno se pone a reflexionar. Muchas veces cosas sin sentido. Y mientras jugaba para hacer el análisis del último juego inspirado por Tom Clancy me preguntaba... ¿este tío sigue escribiendo o sólo vive de tener una idea, llamar a Ubisoft y que estos hagan un juego? Por lo visto, este año publica un nuevo libro después de siete de inactividad y vuelve a tener en el mercado del ocio electrónico una decena de juegos con su nombre. Ya puedo dormir mucho más tranquilo.

Realmente hay una cantidad quizás desmesurada de juegos que tienen el sello del escritor norteamericano, por ello el ratio de juegos de calidad no es demasiado alto. Aunque los hay muy, muy buenos, el título que centra nuestra atención ahora mismo no pasará a ese selecto grupo de elegidos.

Ghost Recon: Predator es el mini aperitivo para los usuarios de PSP antes de que el año próximo llegue para las plataformas mayores Future Soldier, que tiene un aspecto fantástico. Quizás el haberse lanzado con prisas y las dificultades de control que ofrece la falta de un segundo stick en PSP hacen que nos encontremos ante un UMD bastante olvidable.

La trama nos sitúa en Sri Lanka, donde han sido atacados unos barcos norteamericanos. Para evitar una revuelta a gran escala, el grupo Ghost del ejército americano va a la zona a comprobar el porqué de la acometida y allí se encuentra una situación que podría poner fin a la paz mundial. Extremadamente original, ¿eh?

La saga Ghost Recon se ha caracterizado por ofrecer a sus títulos un alto componente táctico. La idea de Predator es la misma, pero es imposible llevarla a cabo por un sistema de control engorroso y un deleznable sistema de cobertura que hace que terminemos yendo "a saco" a por los enemigos, convirtiendo el título en un simple shooter en tercera persona sin ningún aporte estratégico.

Por otro lado, tampoco ayuda demasiado la escasa inteligencia artificial ni de los enemigos ni de los compañeros. Los primeros se exponen a nuestro fuego a pecho descubierto, sin apenas inmutarse ni mucho menos cubrirse, como si fueran simples mimos. Nuestros aliados, por su parte, nos estorban poniéndose en el mismo lugar donde estamos apostados y haciendo caso omiso a la práctica totalidad de nuestras órdenes, por lo que resulta más absurdo aun planear una estrategia para acabar con los milicianos.

Para darle algo más de brío, el título incluye un modo cooperativo para tres personas en red local que aporta un poco más de diversión y esconde las carencias de la IA amiga. Cada uno debe elegir su especialidad (fusilero, tirador o explorador) para afrontar la misión, al igual que en el modo de un jugador.

Los escenarios suelen ser amplios aunque excesivamente repetitivos. Pese a ello, el nivel visual del juego dista mucho de llamar la atención a simple vista y cumple sin más. Aunque viendo lo que puede dar de sí PSP es otra prueba más de que se trata de un juego hecho a contrarreloj. También la ausencia de un doblaje al castellano, algo raro en un título de Ubisoft. Eso sí, los textos están en la lengua de Cervantes.

Ghost Recon: Predator es un intento de juego táctico que desemboca en un shooter en tercera persona muy mal ejecutado. Una idea que podría haber llegado a ser resultona de haber tenido un desarrollo más paciente y haberse realizado con algo más de mimo.

4 / 10

Leer nuestra política sobre puntuaciones Tom Clancy's Ghost Recon Predator José L. Ortega Un mal plan. 2010-11-15T12:17:00+01:00 4 10

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!